Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

“La primera vez que visitamos el templo, fue algo muy fuerte verlo profanado”

Una antigua sinagoga de La Boca fue recuperada por la comunidad judía tras 20 años de estar intrusada. Se trata del edificio de Magallanes 1265 que fue testigo de la llegada de los primeros inmigrantes judíos de Europa, quienes se asentaron originariamente en los barrios de La Boca y Barracas. Sobre la recuperación conversamos con el arquitecto Kevin Dahab, que junto con el arquitecto Salama tiene a su cargo la reconstrucción de la sinagoga.

“El templo sufrió una profanación y un deterioro muy grande. La entrada original del predio está casi derrumbada, por lo que el sector se va a tener que demoler y reconstruir. Tiene en el fondo lo que nosotros creemos que es el mayor valor del templo. La construcción tiene casi cien años, con el palco de damas, una doble altura y molduras; que son muy interesantes desde el punto de vista arquitectónico. Se va hacer una reconstrucción avalada por Patrimonio Histórico de la Ciudad”, dijo el profesional.

La idea, es preservar la historia del lugar, recuperar varios espacios y mobiliario original. Mucha gente está vinculada sentimentalmente, tiene muchos recuerdos del templo, de los diferentes eventos, casamientos y ceremonias de bar mitzvá, que se realizaron en el lugar. “La idea es hacer un templo pero que también sea una especie de museo que relate su historia”, afirmó Dahab asegurando que esperan que se convierta en un centro cultural de la comunidad.

Respecto de la parte estructural dijo el Arq. Dahab que “la fachada vamos a tener que mantenerla, porque es una de las condiciones que nos pone Patrimonio Urbano y también creemos que tiene mucho sentido que se mantenga. En el fondo, el palco de damas tiene algunos sectores muy deteriorados, que están apuntalados y se van a tener que sostener. En el sector de adelante, como en una especie de aula abandonada, se va a realizar una demolición. El programa es muy simple, la parte de adelante va a ser como un foyer qué funcionará como un hall para el templo del fondo y los diferentes eventos. En la planta alta van a estar las oficinas del rabinato y un lugar para recibir turistas o gente del interior que quiera pasar algunos días en Buenos Aires. Queremos darle esta multiplicidad de usos, para que el templo esté vivo todo el tiempo”.

Respecto del presupuesto, eso lo vienen trabajando hace más de un año y en estos momentos de incertidumbre, por momentos parecía que iba a ser de la mitad, después se acomodó y la realidad es que de acá en más va a ser difícil estimarlo. Si bien será una obra con pocos metros cuadrados, contará con elementos de gran calidad y de poco mantenimiento, para que perdure en el tiempo. “Los fondos, como siempre sucede estas obras, van a venir de donaciones”, agregó.

En cuanto al plazo de obra dijo el arquitecto que “la idea es realizarla el próximo año. Poder empezarla y terminarla, pero probablemente lleve un poco más porque la reconstrucción tiene una complejidad diferente al sector nuevo, pues son estructuras que hay que analizar”.

Dahab finalizó contando que “la primera vez que visitamos el templo fue algo muy fuerte, verlo profanado y destruido; nuestro país ha sufrido muchos actos de antisemitismo y este no es uno menor. Creemos que somos afortunados al ser los elegidos para realizar esta tarea, tenemos un buen equipo, y vamos a dar lo necesario realizarlo en tiempo, pero sobre todo de la mejor forma y manera”.

MB/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni