Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Los destinos israelíes que atraerán a turistas de los Emiratos

En Israel existen numerosos sitios de interés para musulmanes y cristianos que atraerán a numerosos emiratíes. Atractivos en el norte, en el sur y, por supuesto, en Jerusalem.

El acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos generará, entre otras buenas noticias, un flujo de turistas emiratíes a través de las rutas aéreas directas que muy pronto conectarán a ambos países.
Ya sea como paso previo hacia Europa o como destino definitivo, se espera que muchos emiratíes aterricen en los próximos meses en el aeropuerto internacional Ben Gurión. ¿Y qué tiene para ofrecer Israel a estos turistas?
Más allá de las playas y el desierto, que en el país árabe abundan, hay numerosos sitios importantes del islam y el cristianismo que podrían despertar interés. De sur a norte, y por supuesto también en Jerusalem, la oferta turística es variada.

Jerusalem, siempre Jerusalem

Sin dudas la capital israelí despierta curiosidad entre los emiratíes. Se trata de la tercera ciudad más importante del Islam, solo detrás de La Meca y Medina, ya que según las principales corrientes musulmanas el profeta Mahoma ascendió al cielo en el Monte del Tempo.

La mezquita Al Aqsa, ubicada en el Monte del Templo, data del año 705 y es una de las más grandes e importantes del mundo musulmán. En la misma explanada se erigen la Cúpula de la Cadena y la Cúpula de la Roca, un lugar de culto que también es relevante para la religión judía ya que allí comenzaron las construcciones del primer y segundo templo.

Los musulmanes consideran a Jesús como un profeta que precedió a Mahoma, por lo cual también los sitios sagrados del cristianismo despertarán interés en los turistas emiratíes. En ese sentido la Ciudad Vieja de Jerusalem ofrece la Vía Dolorosa, el camino que recorrió Jesus cargando su cruz, que finaliza en la Iglesia del Santo Sepulcro donde la fe cristiana asegura que Jesús fue enterrado.

La única pregunta abierta es cómo serán recibidos los turistas por parte de los palestinos, que tienen la administración de gran parte del Monte del Templo. El acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos generó fuertes condenas desde la dirigencia palestina y en el pasado ya hubo incidentes con turistas que fueron expulsados bajo insultos y agresiones.

El desierto del Negev, al sur de Israel, podrá resultar poco atractivo para turistas del Golfo Pérsico que cuentan con sus propios e impresionantes paisajes desérticos. Pero entre las dunas del Negev se esconden historias muy relevantes para la tradición musulmana.
Uno de ellos es “La Ciudad Perdida”, un sitio cerca de Sde Boker en el que se pueden ver rastros históricos de una comunidad árabe que vivió allí. Pinturas rupestres en árabe y los restos de una mezquita del Siglo VII así lo atestiguan.

Lo que hoy es el sur israelí también fue parte de la Ruta del Incienso y las Especias, declarada Patrimonio de la Humanidad y que también atravesaba los actuales territorios de Emiratos Árabes Unidos, Omán e inclusive India.
En esa zona se encuentran Advat y Shivta, dos escalas importantes de la Ruta de las Especias, en donde se pueden observar antigüedades que datan del período bizantino. Se puede pasear entre restos de edificios antiguos de una tribu que habitó este lugar hasta el Siglo IX.

Hacia el este, cerca del Mar Muerto, está la tumba de Nabi Musa. Según la fe islámica en la mezquita de este lugar fue enterrado Moises y todos los años, en la primavera, hay peregrinaciones masivas hacia un complejo que cuenta con 120 habitaciones a lo largo de 5 mil metros cuadrados.

Finalmente en Beer Sheva, considerada la “capital del Negev”, hay una Ciudad Vieja con mucha influencia de la cultura otomana. Allí resulta atractiva la Gran Mezquita de Beer Sheva construida en 1906, la más grande de la ciudad. El Museo de Arte y Cultura Islámica del Negev destaca por hallazgos arqueológicos que datan del período de dominio musulmán en Israel. Y el Pozo de Abraham es un centro turístico que ilustra, con medios tecnológicos avanzados, la vida del patriarca común del judaísmo y el islam.

El norte y su convivencia

Nazaret es considerado un destino central para el turismo cristiano, pero no muchos conocen toda la historia musulmana que expresan sus calles: la Mezquita Blanca, la más grande de la localidad, fue construida entre 1785 y 1815. Lleva ese nombre en honor a la pureza y la paz entre las religiones que inspira la zona. Ubicada en el corazón de la Ciudad Vieja, ofrece un pequeño museo con documentos exóticos.

La Mezquita de la Paz es más nueva: fue construida en 1963, al este de la Ciudad Vieja, en un área donde todas las construcciones son de piedra. Es considerada una de las mezquitas centrales de una ciudad de numerosa población árabe.

Fuentes de la Oficina de Turismo de Israel confían en que la naturaleza de la región también será codiciada por turistas de los Emiratos. El pico Cuernos de Hattin, cerca del Monte Arbel, es un volcán apagado. Además de sus maravillosos paisajes, en ese lugar en 1187 el ejército del líder musulmán Saladino venció a los cruzados, en su camino a la reconquista de la Tierra de Israel.

Acre también es un destino obligado para el turismo musulmán. Además de la belleza de su Ciudad Vieja y sus edificios con vista al mar, en esta ciudad se levantaron las mezquitas de Jezzar Pasha y Sinan Basha, a orillas del mar y en medio de un colorido mercado.

La ciudad de Haifa también destaca por su mezcla religiosa y cultural. En la parte occidental se encuentra la Cueva de Elías, un sitio sagrado para el cristianismo, el islam, el judaísmo e inclusive los drusos.

Por DF/RJ
Con información de YNET.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni