Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Fuertes lluvias revelan restos del cementerio judío rumano destruido por fascistas

Las fuertes lluvias en el noreste de Rumania dejaron al descubierto una cámara subterránea llena de lápidas de un cementerio judío que fuera destruido en 1943.

La cueva fue expuesta la semana pasada en el parque Tatarasi en la ciudad de Iasi, que está cerca del sitio donde los aliados de los nazis robaron miles de lápidas del antiguo cementerio judío de la calle Ciurchi.

El aguacero hizo que el techo del escondite se derrumbara, exponiendo fragmentos de docenas de lápidas ornamentadas. Las tumbas documentadas más antiguas en el cementerio datan de 1467, escribió el historiador Adrian Cioflancc en Facebook el domingo.

El cementerio, que tenía más de 20.000 tumbas, fue demolido por orden de Ion Antonescu, el primer ministro rumano en tiempos de guerra. A los judíos de Bucarest se les permitió trasladar miles de cuerpos a otro cementerio, pero miles más fueron profanados. Las lápidas retiradas se utilizaron como material de construcción por orden del alcalde de Iasi, Constantin Ifrim.

En 1941, Iasi fue el lugar de uno de los pogromos más infames del Holocausto, en el que murieron unos 15.000 judíos.

Por DF/RJ
Con información de JTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni