Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR
EN VIVO

Semión Mogilévich, el mafioso ucraniano judío mas buscado del mundo

Semión Yúdkovich Mogilévich (Mogli) es un ucraniano judío, que nació el 30 de junio 1946.

A los 22 años se graduó como Licenciado en Economía, pero pronto se dedicó a actividades que consideró más lucrativas que asesorar a empresas o gobiernos, de modo que 2 años después se relacionó con un grupo criminal. Fue acusado de hurto, fraude y cumplió 2 penas de prisión por tráfico de dinero.

Luego dio sus primeros pasos en la estafa, cuando engañó a otros judíos, ucranianos y rusos, que emigraban a Israel. Les compró sus propiedades a precio vil con la promesa de revenderlas cuando los precios subieran y girarle los beneficios. Es obvio aclarar que los “olim” todavía están esperando las remesas. A principios de los 90, ya consolidado como mafioso, burló a miles de estadounidenses y canadienses mediante una estafa financiera que realizó a través de una compañía domiciliada en Pensilvania. La operación le reportó 150 millones de dólares.

Hoy en día el es considerado el “jefe de jefes” de la mayoría de los sindicatos mafiosos rusos en el mundo, propietario de un vasto imperio criminal. El FBI lo describe como “el mafioso más peligroso del mundo”. Los apodos de Mogilévich incluyen “Don Semyón” y “El Don Brainy” (debido a su visión para los negocios).

La simple mención del nombre de este hombre bajito, (mide 1,68) obeso (pesa 131 kilos), calvo y con la cara picada de viruela, (o de su otra identidad: Sergei Sneider) inspira terror. «Imagine un mafioso con la astucia de Lucky Luciano, la inteligencia de Meyer Lansky, la ferocidad de Vito Genovese y la enorme riqueza de Pablo Escobar. Un mafioso así no es producto de la inteligencia de ningún novelista. Existe: es Semion Mogilevich». Así se lo describe en el International Bussines Times, un diario on line estadounidense. «Mogilevich tiene capacidad de influir en la política de algunos gobiernos», agregó la publicación.

Los delitos por los cuales es acusado recorren el Código penal de cualquier país: fraude, lavado de dinero, robo, falsificación, prostitución, armas,  contrabando de drogas, rubro en el cual controla el tráfico de heroína procedente de Afganistán, al igual que el de material nuclear robado. Todos estas actividades están relacionadas con la delincuencia internacional y el crimen organizado.

En una entrevista de 2006, el ex-jefe de la administración de Clinton contra el crimen organizado Jon Winer dijo: “Puedo decirles que Semión Mogilevich es el criminal organizado más serio que he encontrado y estoy seguro de que es responsable de los asesinatos por encargo”. Se cree que Mogli pudo haber ordenado muchos asesinatos de sus enemigos por todo el mundo, incluyendo tanto tiroteos como coche-bombas.

Cuenta entre sus cuatro pasaportes con uno israelí. El capo ruso, en los últimos 20 años,  no es solo un objetivo de EEUU, sino también del Mossad y otras agencias de inteligencia europeas por sus vínculos con organizaciones radicales islámicas.

Su residencia principal está en Moscú (Rusia), un santuario en el que se sabe protegido. Tiene un pasaporte ruso, pero también posee pasaportes israelí, ucraniano y griego,

La llamada Operación Avispa lo situó, mediante escuchas telefónicas realizadas en octubre de 2006, en Marbella.

La policía española pudo haberlo detenido en agosto de 2001, pero fracasó debido a la falta de colaboración internacional. La CIA y el Mossad seguían la pista de un terrorista vinculado a Al Qaeda, que tomó un vuelo procedente de Melilla que se estrelló en Málaga poco antes de tomar tierra. El terrorista había concertado una entrevista con Mogilevich en Marbella,  pero no pudo llegar por el accidente.

Como vemos, ni su origen judío ni su pasaporte israelí le ponen límites a sus “negocios”.

Tras obtener la ciudadanía israelí se instaló en Budapest (su mujer es húngara), desde donde montó un imperio que lucró con el caos económico que generó el derrumbe de la Unión Soviética.

Además de pasaporte ruso e israelí, tiene también documentación ucraniana y griega. Pese a eso, solo habla ruso.

Semion Mogilevich Height

En Moscú fue detenido en el 2008 acusado, como Al Capone, de evasión fiscal; pero un año después fue liberado con el argumento de que las acusaciones contra él no eran graves. Pese a que, como veremos, es buscado en muchos países que pidieron su captura y sigue residiendo en Moscú, gracias a su buena relación con  las más altas esferas del país.

Según la web especializada en mafiosos Gangsterinc.com, «su actual imperio criminal se extiende por Rusia, Ucrania, Italia, la República Checa, Suiza, Rusia, EEUU, Israel y Gran Bretaña». Además, se le atribuyen contactos con los cárteles sudamericanos, el crimen organizado paquistaní y los yakuza.

Hoy uno de los negocios más rentables que tiene es  su participación en el comercio gasístico entre Rusia y la UE, señaló en un cable el embajador de EEUU en Ucrania. Según el mismo, la compañía que exporta el gas pertenece un 50% a Gazprom y el otro 50% al multimillonario Dmitry Firtash, quien confesó al embajador que solo era la fachada de Mogilevich, que era el dueño real de la empresa.

La operación Avispa interrumpió la acción de mafiosos rusos en la Costa del Sol. La policía supo de la presencia de importantes jefes de grupos criminales ligados a la ´Mafiya´ (mafia rusa) en Estepona y Marbella en octubre de 2006, cuando se detectaron contactos entre los principales dirigentes de los grupos Tambovskaya, Kazanskaya y Malyshevskaya, que estaban envueltos, en San Petersburgo, en una sangrienta espiral de violencia.

La muerte en abril de 2007 en Francia, en extrañas circunstancias, de uno de los jefes de Tambovskaya, Mijail Monastyrski (La Opinión, 28-20-07), permitió a la policía española retomar la investigación.

Los investigadores de la Udyco (Unidades de Droga y Crimen Organizado) recibieron la información que Mogilevich estaba en Marbella y que podría estar detrás del ´accidente´ de tráfico que sufrió Monastyrski.

También es dueño de numerosos negocios, visibles, entre ellos un banco, una compañía aérea y una fábrica de armas en Hungría.

La popular plataforma de streaming Netflix, estrenó este mes, la serie documental llamada “Los más buscados del mundo”, en la que se exponen los casos de cinco criminales, famosos por haber evadido a la justicia durante muchos años. Uno de los capítulos, está destinado a la figura de Mogilevich quien ya se transformó, además de un capomafia, en un digno personaje del cine policial.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni