Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El embajador de EE.UU en Israel los detalles para la aplicación de la soberanía en Judea y Samaria

La administración Trump espera que Israel aplique la soberanía a partes de Judea y Samaria en cuestión de semanas, dice el embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, quien se manifestó a favor de la maniobra.

En una entrevista, Friedman dijo que la aplicación de la soberanía israelí a las zonas de Judea y Samaria designadas para Israel bajo el plan de paz de la administración Trump en el Medio Oriente podría ocurrir tan pronto como el proceso de mapeo se haya completado en las próximas semanas.

Friedman también expuso las condiciones de la administración Trump para aceptar la soberanía israelí, haciendo hincapié en que las condiciones seguían siendo las mismas que las señaladas en el plan de paz: el trazado de las zonas que se colocarán bajo soberanía, el compromiso de Israel de dejar la puerta abierta a negociaciones de buena fe con la Autoridad Palestina durante un período de cuatro años y la congelación parcial de la expansión de 15 ciudades israelíes fuera de los bloques principales.

“Una vez que se haya completado el proceso de cartografía, y una vez que el gobierno israelí acuerde congelar la construcción en aquellas partes de la Zona C que no están designadas para la soberanía, y una vez que el Primer Ministro haya acordado negociar con los palestinos sobre la base del plan Trump – y ya lo ha acordado este domingo – reconoceremos la soberanía israelí en las zonas que, según el plan Trump, pasarán a formar parte de Israel”.

“La parte más importante aquí es que el Estado de Israel necesita declarar su soberanía. No estamos declarando la soberanía – Israel lo hace, y después estaremos listos para reconocerla. Pero, como dijo el Secretario de Estado Mike Pompeo, es una decisión enteramente israelí, así que ustedes tienen que ser los que la inicien”.

Cuando se le preguntó si habría alguna otra condición estadounidense para reconocer la soberanía israelí, además de las tres ya enumeradas y mencionadas en el plan de paz de la administración Trump, Friedman respondió que “No”.

Friedman continuó diciendo que la tercera condición para el reconocimiento americano de la soberanía israelí sobre partes de Judea y Samaria, es decir, que Israel aceptara negociar con la Autoridad Palestina, no requería específicamente que Israel aceptara la condición de Estado palestino.

“En ese tema, la condición es que el primer ministro – y no me refiero a nadie en concreto, sólo a quien sea el primer ministro de Israel – acepte negociar con los palestinos, los invite a reuniones y deliberecon ellos en conversaciones abiertas y de buena fe por un período de cuatro años”.

“A partir de ahora, los palestinos no quieren venir a la mesa. Pero si cambian de opinión dentro de dos años y aceptan las negociaciones, el primer ministro estará obligado a mantener conversaciones con ellos. Es por un período de tiempo limitado, y queremos que la posibilidad de las conversaciones esté sobre la mesa durante cuatro años”.

Friedman también explicó el requisito estadounidense de congelar durante cuatro años la expansión de las ciudades israelíes fuera de los principales bloques que están destinados a la soberanía israelí, diciendo que la condición se aplica a las 15 ciudades israelíes que estarán en enclaves aislados de la soberanía israelí. También dijo que la restricción de la construcción en esas 15 ciudades era sólo parcial, lo que impedía a Israel ampliar las tierras utilizadas para las ciudades en cuestión.

“La gran mayoría de los asentamientos, que albergan a unas 400.000 personas, vivirán en las mismas condiciones que si estuvieran dentro de la Línea Verde. Para unas 10.000 a 15.000 personas estarán viviendo bajo la soberanía israelí pero sin posibilidad de expansión. Pero aun así podrán expandirse hacia arriba”.

“De mis conversaciones con israelíes de todas las clases sociales he aprendido que ellos piensan que este plan es el mejor para Israel. Si no escuchara eso, yo mismo no me sentiría tranquilo. Tenemos claro que, al igual que los estadounidenses nunca renunciaremos a la Estatua de la Libertad, aunque sea un área muy pequeña, tampoco renunciaremos a estos lugares”, dijo Friedman, citando lugares históricos como Hebrón y Beit El.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni