-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“El virus no va a dejar de circular hasta dentro de mucho tiempo”

El doctor Daniel Colodenco, especialista en enfermedades respiratorias y Director de la especialidad de neumonología de la UBA, brindó precisiones sobre la pandemia del Covid-19 y de las estrategias para combatirla.

“En esta época en particular empiezan a aparecer muchas personas que tienen síntomas altos, o nasales, tiene manifestaciones como secreción de agua, le pican los ojos y puede llegar a tener un cuadro pseudo febril, o  tener tos,  una crisis de asma que se manifiesta como tos o como falta de aire. En esta época de coronavirus, alguien que estornuda o está tosiendo piensa que es un infectado”, explicó Colodenco consultado acerca del período estacional del principio del otoño en el hemisferio sur.

La pregunta es cómo proceder ante la aparición de estos síntomas entendiendo el temor que generan. “Abarrotar la guardia lo único que hace es hacer lento o dificultar el manejo de estos pacientes. Estos pacientes deben ser vistos, idealmente, a través de sistemas de tele medicina que pueden ser varios, aun por teléfono, o hasta una entrevista en video. Lo primero que uno tiene que saber es si la persona tiene fiebre o no. Cuando la fiebre supera los 37.5º, 38º grados, ahí sí debe hacer una consulta”, precisó.

¿Y por qué comenzamos a ver casos graves y fallecimientos en personas jóvenes? “Nosotros sabemos que lo que más afecta a las personas de edad es tener algunas enfermedades previas, y cuantas más de esas enfermedades asociadas, más aumenta el riesgo. Alta presión, insuficiencia cardíaca, algún trastorno del sistema vascular o de la inmunidad.En el caso de la gente joven no está claro el  porqué, pero puede ser que tengan una alta carga viral” indicó.

Respecto del tema inmunológico, brindó una explicación muy clara: “Hay dos tipos de inmunidad, una que es poco específica y que ataca primero, y se llama inmunidad innata. Después, está la inmunidad adaptativa, que es la que solamente le pega a los virus o bacterias que tiene identificados. Por ejemplo, si usted tiene la vacuna contra la polio, cada vez que el virus trata de meterse en el cuerpo, los anticuerpos lo atacan. “En este virus no hay defensas inmunológicas adaptativas, solamente hay innatas, entonces hay personas jóvenes a las cuales el virus les afecta  marcadamente la inmunidad innata, la sobrepasa y hace que todos los esfuerzos de del sistema inmune sea vanos”.

Una de las dudas que se escuchan frecuentemente tiene relación con los medicamentos para la hipertensión y su posible relación con el agravamiento de la enfermedad. Colodenco expresó que el virus se une al cuerpo a través de un receptor que tienen las células, y que las células tienen centenares de receptores para distintas acciones. Parecería ser que ese receptor por el cual al virus le permite entrar a la célula, es compartido por las drogas que tratan la hipertensión, que son de la familia de los `priles´. “Hay una advertencia hecha por algunos investigadores que dice que si yo estoy tomando este tipo de medicamentos, a lo mejor facilita el ingreso, pero no hay nada firme sobre eso”. Por el momento todos los médicos que tratan pacientes con hipertensión recomiendan no interrumpir los tratamientos.

Otro de los aspectos controvertidos, es la extensión de la cuarentena o su finalización. “El virus no va a dejar de circular hasta dentro de mucho tiempo, va a haber mucho problema con eso, y es muy probable que la salida de la cuarentena sea un fenómeno progresivo. No me parece que sea una buena medida cortar con la cuarentena de manera tajante el día 13 de abril. Usted no va a tener ningún tipo de espectáculo público hasta que no haya una vacuna o un tratamiento eficaz. ¿Cuándo va a ser eso? Dentro de un mes, dentro de un año o dos. Hasta que no haya eso, usted no va a ir a un teatro ni a un cine ni a un restaurante donde haya sentadas cien personas comiendo, no va a pasar porque es muy arriesgado”, reflexionó Colodenco.

El neumonólogo se refirió también al delicado equilibrio entre la salud pública y la actividad económica: “Evidentemente esto afecta a la actividad económica, pero es un tema de salud pública, además de imprevisto y desconocido. Nosotros no tenemos ninguna experiencia previa en esto, y hay que ser muy cautos. Creo que uno tiene que llevarle tranquilidad a la gente, explicarles por qué es importante el aislamiento, pero evitar lo que se llama toxicidad informativa. El manejo del asunto se está haciendo de manera impecable”.

El uso o no de tapabocas o barbijo divide aguas entre los profesionales de la salud. “Hay varias cosas que están en discusión hoy en día y de las que se sabe poco, y todavía no se puede afirmar con certeza si es sí o no. Hay una disputa por ahora entre nuestras sociedades médicas de si cuando uno no esta infectado ni tiene síntomas, debería usar barbijo. Hasta ahora, la mayoría de las sociedades médicas decían: Si usted no es contacto de nadie, no vino de una zona de contagio y no tiene síntomas, barbijo no debería usar; sí, usted debería usarlo, si se demuestra que está enfermo”.

“La OMS recientemente en función de un artículo que se publicó en estos días, propone ahora sí usarlo. Los médicos deberían usar barbijos de alta calidad de filtro, y para las personas que circulan en la calle, la OMS dice que usen un tapabocas o un barbijo no quirúrgico. No es una obligación en la Ciudad de Buenos Aires por ahora, pero en otros lugares del país sí”, concluyó.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni