-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Rollos del Mar Muerto: La vida judía en Israel tres siglos antes de la era común

En Febrero de 1955, el entonces primer ministro de Israel Moshé Sharet, anunciaba la adquisición de 4 Rollos del Mar Muerto que habían sido sacados ilegalmente y llevados a Estados Unidos. Adolfo Roitman es argentino y tiene la responsabilidad de ser el curador de los mismos en el Santuario del libro del museo de Israel en Jerusalem.

“Los primeros rollos del Mar Muerto fueron hallados en la cueva número uno en el año 1947, por unos beduinos, y poco después esos primeros siete rollos se dividieron en dos. Tres de ellos fueron comprados por el profesor Sukenik de la Universidad Hebrea de Jerusalem, y los otros cuatro fueron vendidos al jefe de la iglesia sirio jacobita de Jerusalem Oriental. Son esos los que a fines de la década del 40 fueron llevado de contrabando a los Estados Unidos donde se los intentó vender”, explicó Roitman.

Relató el experto que “en una historia que parece haber sido sacada de Hollywood, Ygael Yadin por medio de un intermediario, compra esos cuatro rollos y los trae a Israel. Esos siete rollos forman la base de la colección de la que tengo el honor de ser responsable”.

Esos primeros rollos reflejan tres categorías diferentes de manuscritos: “Dos de ellos son copias del libro bíblico de Isaías entre los que está una copia completa (y es uno de los rollos adquiridos por Yadin), Un rollo apócrifo del Génesis de características parabíbicas (recuento de las historias del primer libro de la Torá), y otros tres rollos llamados `de carácter sectario´, ya que reflejan las ideas de un grupo que se ha separado del cuerpo central del pueblo de Israel y al que llamamos comúnmente `la comunidad del Mar Muerto´”, prosiguió explicando Roitman.

Adolfo Daniel Roitman nació en Buenos Aires, Argentina y es un arqueólogo y experto en religiones comparadas argentino e israelí. Desde 1994 es el curador de la colección de manuscritos del Mar Muerto y director del Santuario del Libro del Museo de Israel desde donde impulsó la plataforma que muestra los manuscritos en línea para todo el mundo.

Posteriormente se descubrieron más textos en la zona de Qumran al norte del Mar Muerto. ” Entre 1947 y 1956 se hallaron aproximadamente 25.000 fragmentos que al ser recontruidos dejaron mil manuscritos, algunos del siglo tercero antes de la era común” indicó.

Consultado acerca de si existe la posibilidad de que aún haya rollos por encontrar, Roitman aseguró que el es curador y no profeta. “Es imposible saber si no hay más, pero desde la década del 50 se ha seguido investigando en la cuenca del Mar Muerto con la esperanza de poder encontrar cuevas que no hayan sido excavadas hasta ahora. En enero de 2017 se encontró una cueva dónde se hallaron restos arqueológicos pero no restos de rollos. Por ser una zona de actividad sísmica muy probablemente haya cuevas cuyas entradas han quedado selladas pero que en un futuro puedan ser identificadas”, precisó.

Como curador, Roitman se encargó de cuidar la salud física de los manuscritos a su cargo y, además, de investigarlos, publicarlos y difundir su contenido por medio de publicaciones, exposiciones o proyectos educativos, desarrollando nuevas estrategias, como la producción de la película dramática sobre la comunidad del Mar Muerto, llamada “The Human Sanctuary” o una película de dibujos animados sobre los manuscritos para niños. The Human Sanctuary (Santuario Humano), está disponible en internet y, aunque no es documental, va mostrando en la pantalla información sobre el lugar y la época en la que vivió la comunidad que guardó los manuscritos del Mar Muerto. Su objetivo fue encontrar distintos lenguajes para distintos tipos de públicos, desarrollando programas formativos para alumnos de secundaria, o comisariando exposiciones, como la destinada a la divulgación de la nano Biblia, la Biblia más pequeña del mundo.

En relación a si los textos citados aclaran quienes vivían en esa zona y que religión practicaban, a la luz de las discusiones geopolíticas actuales donde hay grupos que se auto atribuyen la potestad sobre la zona, Roitman fue muy categórico: ” Estamos hablando de literatura judía que cubre un período aproximado que va desde el siglo tercero antes de la era común hasta el primero de la era común. La enorme mayoría de éstos textos están escritos en Hebreo y una minoría en arameo y griego, tenemos entre ellos los manuscritos de la biblia hebrea más antiguos del mundo y por lo tanto no cabe la menor duda de que estamos hablando de un patrimonio que le pertenece al pueblo de Israel. Son un reflejo físico y evidente de la vida judía en esos años, de los cuales los modernos judíos somos herederos de esa tradición”.

“Cabe aclarar que de ese grupo de judíos luego surgirá otro grupo de judíos que son los seguidores de Juan el Bautista y de Jesús y que finalmente va a convertirse en una iglesia universal. Al igual que con la biblia hebrea, que no hay nada más judío y universal que ella, los rollos del Mar Muerto son patrimonio del pueblo de Israel y al mismo tiempo patrimonio de la espiritualidad de la humanidad”, concluyó Adolfo Roitman.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni