Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Bernie Sanders le niega el veto al BDS

Dos de los miembros judíos más prominentes del Senado advierten que la “Ley contra el boicot de Israel” dañará la libertad de expresión en los Estados Unidos.

Los senadores Bernie Sanders y Dianne Feinstein enviaron una carta el jueves a los líderes del Senado para que no promuevan una legislación controvertida que penalizará los boicots contra Israel y los asentamientos israelíes en Cisjordania.

“Si bien no apoyamos el movimiento de boicot, desinversión y saneamiento (BDS), seguimos resueltos a nuestro juramento constitucional de defender el derecho de cada estadounidense a expresar sus opiniones pacíficamente sin temor al castigo real del gobierno”, dijeron Sanders, republicano y Feinstein, demócrata, en una carta que fue enviada al líder de la minoría demócrata Chuck Schumer y al líder de la mayoría republicana Mitch McConnell.

Tanto Schumer como McConell apoyan el proyecto de ley contra el boicot, que está siendo promovido por el grupo pro israelí AIPAC.

La legislación se ha encontrado con la oposición de los principales grupos de derechos civiles, incluida la American Civil Liberties Union, por la preocupación de que limitará la libertad de expresión de los ciudadanos estadounidenses.

AIPAC y los senadores clave que patrocinan la legislación han rechazado estas preocupaciones al afirmar que el proyecto de ley solo castigará a las empresas de gran escala que se unan al boicot de Israel liderado internacionalmente, y no perjudicará a los ciudadanos privados que elijan boicotear el país.

Sin embargo, la ACLU advirtió que el proyecto de ley podría usarse para castigar a los ciudadanos privados, y alentaría a los estados de los Estados Unidos que han aprobado leyes similares contra el BDS, para procesar a individuos por sus opiniones políticas sobre Israel.

Las cortes federales en Kansas y Arizona han dictaminado que dos leyes de este tipo son inconstitucionales durante el año pasado, como lo señalaron Sanders y Feinstein en su carta.

“El razonamiento de los tribunales en ambos casos se aplica con igual fuerza” a la ley nacional contra el boicot, dijeron.

Sanders y Feinstein también advirtieron que la legislación creará un apoyo estadounidense de facto para los asentamientos, al castigar a los ciudadanos que deciden boicotearlos.

“En un momento en que el gobierno de Netanyahu está siguiendo políticas claramente orientadas a cerrar la solución de dos estados, es profundamente decepcionante que el Congreso considere la posibilidad de penalizar las críticas a esas políticas”, escribieron.

El impulso para la carta es un intento de varios senadores, incluido el demócrata de Maryland Ben Cardin, de incluir el controvertido “acto contra el boicot” en un proyecto de ley de presupuesto más amplio que debe aprobarse antes de fines de 2018.
Si la ley contra el boicot no está incluida en ese proyecto de ley, tendrá que volver a presentarse la próxima vez que el Congreso se reúna en enero.

Desde la victoria de Donald Trump en las elecciones de 2016, Sanders, quien se postuló para presidente hace dos años pero perdió ante Hillary Clinton en las primarias demócratas, se ha convertido en una de las voces más activas y prominentes de la política de Medio Oriente para el partido.

El mes pasado dirigió con éxito, junto con el senador demócrata Chris Murphy, una votación en contra de la política de la administración Trump en Yemen.
Sanders ha pedido en repetidas ocasiones a la administración que promueva una solución de dos estados para el conflicto palestino-israelí y que trabaje para resolver la crisis humanitaria en Gaza, que cree que representa un riesgo para la seguridad de Israel.

Los demócratas judíos están divididos sobre la legislación, con una brecha visible entre los demócratas judíos tradicionales y el capítulo más progresista de izquierda de la comunidad.

El Consejo Democrático Judío de América (JDCA) anunció su apoyo a la legislación desde el principio. “La Ley contra el boicot de Israel es consistente con la Plataforma del Partido Demócrata 2016 que afirma que los demócratas se oponen a cualquier esfuerzo para deslegitimar a Israel, incluso en las Naciones Unidas o a través del Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones”, y también está alineado con la plataforma de JDCA de oposición al BDS global “, dijo en un comunicado Halie Soifer, Directora Ejecutiva de JDCA.

La Liga Anti-Difamación también apoyó públicamente la ley, aunque en un memo de dos años recientemente revelado mostró que la organización ha debatido el tema internamente, con algunos de los líderes de ADL argumentando que las leyes anti-BDS son “ineficaces, inviables, inconstitucionales y malo para la comunidad judía”.

*Fuente: Haaretz.com

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni