Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Abdullah de Jordania y Erdogan de Turquía condenan a Israel por los enfrentamientos en el Monte del Templo

el Rey Abdullah y Erdogan condenaron a Israel por los enfrentamientos en el monte del Templo

El rey hachemita pide a Jerusalén que respete el ‘statu quo histórico y legal’ en el lugar sagrado; El líder turco critica la “intervención contra los fieles en la mezquita de Al-Aqsa”

Jordania, actúa como custodio de la mezquita de Al-Aqsa, condenó específicamente a las autoridades israelíes por permitir la entrada a visitantes judíos al complejo del Monte del Templo.

Según los acuerdos alcanzados hace tiempo, los judíos pueden visitar el sitio sagrado sin rezar allí.

El rey Abdullah II de Jordania y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condenaron el domingo a Israel en medio de enfrentamientos entre palestinos y la policía israelí en el Monte del Templo de Jerusalén.

Recep Erdogan utilizó una serie de tuits para comunicar: “Hoy tuvimos una conversación telefónica con el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Antonio Guterres. En nuestra reunión, discutimos los desarrollos regionales, especialmente los eventos en Jerusalén.  Expresé que encontramos inaceptables y condenamos enérgicamente las intervenciones israelíes contra la Mezquita Al-Aqsa y las provocaciones, discutimos los pasos conjuntos que se pueden tomar para la paz en la región con el Sr. Guterres”.

Abdullah criticó a Israel por permitir que los peregrinos judíos ingresaran al sitio y le pidió que respetara “el statu quo histórico y legal” allí, según un comunicado de la Corte Real Hachemita.

“Su Majestad el Rey Abdullah II ordena al gobierno que continúe los esfuerzos regionales e internacionales para detener la escalada israelí y presionar por una posición internacional que ejerza presión sobre Israel”, dijo el comunicado.

La policía ingresó al complejo del Monte del Templo el domingo por la mañana, mientras cientos de palestinos supuestamente intentaban impedir que los visitantes judíos visitaran el lugar sagrado en la Ciudad Vieja, solo dos días después de una ronda previa de enfrentamientos allí.

También el domingo por la mañana, palestinos que arrojaron piedras atacaron varios autobuses Egged en las afueras de la Ciudad Vieja en ruta hacia el Muro Occidental, rompiendo ventanas y dejando a varios pasajeros con heridas leves, incluida una niña de 13 años. Según los informes, diez autobuses fueron atacados durante un período de dos horas.

Según la policía, cientos de jóvenes palestinos, muchos de ellos enmascarados, acumularon rocas en el complejo de Al-Aqsa que planeaban usar junto con barras de hierro y barricadas improvisadas para provocar disturbios y tratar de evitar que los no musulmanes visitaran el complejo.

Se ve a policías israelíes durante los enfrentamientos fuera del Monte del Templo en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 17 de abril de 2022. (Yonatan Sindel/Flash90)
Se ve a policías israelíes durante los enfrentamientos fuera del Monte del Templo en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 17 de abril de 2022. (Yonatan Sindel/Flash90)

Según la Media Luna Roja, 17 palestinos fueron atendidos por heridas sufridas en enfrentamientos con la policía en el lugar el domingo por la mañana, cinco de los cuales fueron trasladados al hospital. La policía dijo que nueve palestinos fueron arrestados.

La policía dijo que los oficiales trabajaron para distanciar a los palestinos para permitir que las visitas al Monte del Templo continuaran, y luego se vio a visitantes judíos recorriendo el sitio.

Jordania ha sostenido durante mucho tiempo que sus tratados con Israel le otorgan la custodia de los lugares sagrados cristianos y musulmanes de Jerusalén; Si bien Israel nunca ha aceptado este reclamo, otorga la administración diaria del Monte del Templo al Waqf financiado por Jordania.

Muchos judíos se dirigen al Muro Occidental y la Ciudad Vieja durante la semana de Pesaj, que comenzó el viernes por la noche. Los no musulmanes solo pueden visitar el Monte del Templo durante ciertas horas y tienen prohibido rezar en el sitio, que se considera el más sagrado del judaísmo y el tercero más sagrado del Islam.

El primer ministro Naftali Bennett dijo el domingo que las fuerzas israelíes tienen “rienda suelta” para continuar las operaciones para mantener la seguridad, al tiempo que subrayó que los funcionarios estaban trabajando para restablecer la calma.

Luego de una evaluación de la situación con los funcionarios y ministros de defensa, Bennett dijo que se debe hacer un esfuerzo para permitir que los miembros de todas las religiones celebren sus festividades en Jerusalem, mientras que al mismo tiempo “continúan tratando con los alborotadores que violan el orden público”.

Antes de la declaración de la corte de Abdullah, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Jordania dijo en un comunicado que “las medidas de Israel para cambiar el statu quo en el Monte son una escalada peligrosa. Israel tiene toda la responsabilidad por las consecuencias de la escalada actual que está frustrando los esfuerzos invertidos para lograr la calma”.

“La policía de Israel no tiene derecho a organizar visitas de no musulmanes allí. Solo el Waqf musulmán lo hace”, agregó el ministerio.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, pidió a Estados Unidos que interviniera en el asunto.

“La administración [estadounidense] debe romper su silencio ante esta agresión que amenaza con quemar la región”, se lee en un comunicado de su oficina. “La comunidad internacional debe intervenir de inmediato para brindar protección al pueblo palestino”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habló con Abbas el domingo y condenó la “intervención contra los fieles en la mezquita de Al-Aqsa” de Israel y sus “provocaciones”. El líder turco agregó en un tuit que su país “siempre permanecerá del lado de los palestinos”.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (der.), posa con Mahmoud Abbas (izq.), presidente de la Autoridad Palestina en Estambul, el 10 de julio de 2021. (Piscina del Servicio de Prensa Presidencial vía AP)

Israel y Turquía, que alguna vez fueron fuertes aliados regionales, han visto cómo sus lazos se deshilachaban durante el mandato de Erdogan, ya que el presidente turco ha criticado abiertamente las políticas de Israel hacia los palestinos.

Israel ha estado molesto por las cálidas relaciones de Erdogan con Hamas, el grupo terrorista que controla la Franja de Gaza.

Los países retiraron recíprocamente a sus embajadores en 2010, después de que las fuerzas israelíes fueran atacadas cuando abordaron una flotilla con destino a Gaza que transportaba ayuda humanitaria para los palestinos y mataron a 10 ciudadanos turcos en el tumulto que siguió.

Las relaciones mejoraron lentamente, pero se rompieron nuevamente en 2018, después de que Turquía, enojada porque Estados Unidos mudó su embajada a Jerusalén, una vez más retiró a su enviado de Israel, lo que llevó a Israel a corresponder.

En la última señal de los intentos de restaurar los lazos, el presidente Isaac Herzog visitó Turquía el mes pasado para una visita histórica de 24 horas.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN