Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Jordania cancela proyecto con Israel para unir el Mar Rojo y el Mar Muerto

Jordania ha decidido cancelar un proyecto conjunto muy promocionado con Israel y la Autoridad Palestina para construir un canal que uniera el Mar Rojo y el Mar Muerto, tras años de estancamiento del plan, informó el jueves la emisora pública Kan.

Según el informe, Ammán ha decidido finalmente cancelar el oleoducto conjunto, citando fuentes no identificadas que afirman que no había “ningún deseo real de Israel” de que el plan siguiera adelante.

 En su lugar, Jordania se concentrará en un posible proyecto interno en el que se bombeará agua del Mar Rojo y se desalinizará en una instalación de Aqaba.

Sin embargo, incluso si se encuentran donantes para financiar ese proyecto interno de suministro de agua, su construcción llevará tiempo y, en cualquier caso, el reino seguirá teniendo un déficit que requiere seguir comprando a Israel unos 50 millones de metros cúbicos de agua al año suministrados en virtud de los acuerdos de paz entre ambos países, dijo Kan.

El proyecto del canal Mar Rojo-Mar Muerto se ha retrasado durante mucho tiempo por los obstáculos burocráticos, las dificultades de financiación y las objeciones de los ecologistas, agravadas por la falta de un gobierno en funciones en Israel durante dos años.
Jordania cancela proyecto con Israel para unir el Mar Rojo y el Mar Muerto
Tierra seca en época de sequía, al norte del Mar Muerto de Israel.(ABIR SULTAN/Flash90)

El proyecto se ha visto aún más perjudicado por las tensiones diplomáticas entre Israel y Jordania, aunque el recién instalado ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, pareció intentar mejorar los lazos el lunes, elogiando al rey Abdullah como “un importante aliado estratégico” y prometiendo trabajar con él.

Tras años de conversaciones, en 2013 se firmó un acuerdo sobre el canal con el objetivo de ayudar a aliviar la grave escasez de agua de Jordania y, al mismo tiempo, contribuir a reponer el Mar Muerto, que se está reduciendo rápidamente.

Según el plan, una planta desalinizadora en Jordania proporcionaría el agua potable que tanto necesita la región, mientras que la salmuera sobrante se bombearía hacia el norte, al Mar Muerto, para reponer el lago que se está reduciendo rápidamente, al tiempo que se produciría energía verde mediante el uso de turbinas de agua.

Israel iba a obtener muy pocos beneficios económicos del proyecto del canal, que habría costado al país alrededor de 1.000 millones de dólares, pero además del impacto medioambiental en el Mar Muerto, también estaba el objetivo estratégico de que el oleoducto ayudara a mantener la estabilidad de Jordania.

Se atribuye a una devastadora sequía en Siria, de 2006 a 2011, el haber contribuido a alimentar la mortífera guerra civil en ese país, ya que los agricultores se trasladaron a las ciudades, donde el desempleo intensificó el descontento, que se agravó aún más por la escasez de alimentos.

Jordania es uno de los países con mayor escasez de agua del mundo. Obtiene casi el 60% de su agua de los acuíferos subterráneos, extrayéndola al doble del ritmo al que se puede renovar el agua subterránea. El resto procede de ríos y arroyos.

En la capital, Ammán, el agua se suministra a los depósitos de los tejados una vez a la semana; en otras zonas del país el suministro es aún menos frecuente.

Según una estimación, el agua de Jordania es suficiente para mantener a dos millones de personas, en un país que tiene cerca de diez millones, cifra que se ha visto incrementada en la última década por 1,5 millones de refugiados, la mayoría de ellos huyendo de la guerra civil en la vecina Siria.

 

Fuente: The Times of Israel
Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni