Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los que caminan junto a Hamas

Eduardo Kohn

El cambio de gobierno en Israel el domingo pasado no sólo trajo cambios históricos en la historia del Estado judío, sino que permitió conocer cómo se veía esta nueva era política en el exterior. Más allá de declaraciones formales habituales, es importante conocer la reacción de los vecinos de la región. Los países que han establecido relaciones diplomáticas con Israel en el último año no fueron más allá de lo políticamente correcto, y tampoco era dable esperar mucho más que eso. Había curiosidad sí por lo que pudieran decir los vecinos más cercanos a Israel.

Riyad Al- Maliki, Ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina emitió un comunicado:” Se formó un gobierno en Israel sin Netanyahu. Sin embargo no se puede decir que es un gobierno de cambio, salvo que Netanyahu no lo integra. No sólo creemos que las políticas no se modificarán, sino que pueden ser peores”.

El Primer Ministro de la Autoridad Palestina Mohammed Shtayyeh dijo que “el alejamiento de Netanyahu cierra un capítulo de uno de los peores períodos del conflicto y no tengo ninguna ilusión que el nuevo gobierno quiera avanzar en un acuerdo de paz”.

Los terroristas de Hamas que gobiernan Gaza también reaccionaron con la brutal honestidad que suelen tener en cuanto a que nadie dude lo que piensan, aunque haya gobiernos y partidos políticos por Occidente y Oriente que los apoyan por acción y por omisión. El vocero de Hamas Fawzi Barhoum fue muy claro: ”Cualquier gobierno de Israel es una entidad ocupante que debe ser combatida por todas las vías, fundamentalmente la lucha armada. Lo que haga este gobierno determinará lo que hagamos nosotros”.

Bennett, que fue Presidente de Yesha, el Consejo Central de asentamientos, es visto con animosidad por los palestinos. Siempre ha sido muy contundente sobre el terrorismo de Hamas y el doble discurso de la Autoridad Palestina. Las reacciones de ambos confirman que ese pasado permanece en el presente, ya que la Autoridad Palestina cierra la puerta antes de empezar el gobierno de la nueva coalición y Hamas no hace sino confirmar que su objetivo es hacer desaparecer a Israel, no importa quien gobierne. La impunidad terrorista de Hamas la da el comportamiento de Naciones Unidas y las oprobiosas complicidades en más de un continente, aceptando que le lleguen armamentos y apoyo logístico desembozado desde Irán.

Pero quizás más importante que las opiniones de quienes conducen Hamas y la Autoridad Palestina cuyos discursos, amenazas y odios no los modifican desde que nacieron, resulta conocer qué opina la gente palestina, la que tiene que salir a la calle todos los días y no vive en mansiones o en el lujo que ofrece Qatar.

Se ha hecho pública esta semana una encuesta del Centro Palestino de Investigación Política, en la cual el 75% cree que Hamas derrotó a Israel en el enfrentamiento de hace unas semanas, y no sólo lo derrotó sino que defendió Jerusalem y sus lugares sagrados. No importa si los encuestadores preguntaron sesgado porque en este caso lo que sí interesa es como la calle palestina ve a Hamas, y por otro lado, como lo marca la encuesta, cómo ve a Mahmoud Abbas. Resultado, Hamas gana mucho espacio, y Abbas es muy mal visto. El 53% cree que Hamas debe representar a los palestinos y sólo un 14% apoya a Abbas.

El Director del centro de encuestas Khalil Shikaki viene haciendo esta tarea desde el año 2000. Considera que estas cifras son un giro bastante llamativo a pesar que generalmente Hamas aumenta su popularidad cada vez que tiene una confrontación con Israel, pero que esta vez el apoyo es el mayor que Hamas ha podido lograr. A pesar que habitualmente el respaldo popular a Hamas baja a los seis o siete meses de un estallido, Shikaki cree que esta vez no parece que fuera a suceder tan claramente. Esta encuesta que se hizo tanto en Cisjordania como en Gaza, demuestra que el descontento de la gente por la decisión de Mahmoud Abbas de posponer las elecciones con la excusa que Israel no dejaba votar en Jerusalem, ha dañado la imagen de Abbas más que nunca. Los encuestados sienten que Abbas mintió, ya que Israel nunca dijo nada sobre votar o no en Jerusalem, y más aún, están convencidos que el único motivo real para la suspensión, es la certeza de Abbas y su grupo de que perderían avasallantemente las elecciones a manos de Hamas.

Shikaki cree que Abbas puede revertir su situación de impopularidad si muestra un plan de mejora en la calidad de vida de los palestinos y se aleja de su imagen de corrupción y autoritarismo. “No tiene estrategia ni plan”, dice Shikaki, y agrega: ”no queda claro qué pretende y eso la gente no sólo lo siente sino que lo sufre”.

Hamas no va a ser más o menos terrorista por una encuesta. El apoyo popular ayuda a sostener su impunidad terrorista. 48 horas después que el nuevo gobierno de Israel se instalara en sus cargos, lanzó balones incendiarios contra territorio israelí, causó 20 incendios y una gran destrucción en plantíos, y se jactó de hacerlo porque rechaza la celebración del Día de Jerusalem que se festejaba ese día ya que la guerra con Hamas había pospuesto dichos festejos. Ni Hamas ni nadie puede cuestionar el derecho de Israel a sus celebraciones nacionales. Pero de eso no se habla. El titular de los medios europeos difundido al mundo fue que Israel bombardeó Gaza. Hamas puede practicar terrorismo. Allí, no hay noticias. Israel debe defender a sus ciudadanos. Allí sí hay noticias, pero a contramano. Hamas volvió a lanzar balones incendiarios al día siguiente. Sabe que el gobierno de Israel responderá. Pero no debe preocuparse. La Alta Comisionada de DDHH de la ONU nada va a decir, el Consejo de DDHH menos, salvo que Israel decida contestar la agresión como lo haría cualquier país agredido por el terrorismo, y no sólo destruyendo instalaciones que guardan cohetes de largo alcance.

En el desfile de banderas en los festejos del Día de Jerusalem hubo desbordes verbales por parte de algunos israelíes que allí participaban que no sólo son inaceptables y repudiables, sino que no representan al pueblo judío. Al terrorismo y a sus cómplices políticos no se los enfrenta con expresiones de odio que incitan a violencia civil. Israel es un país democrático, y como tal defiende sus derechos de frente. En este contexto, nosotros no aceptamos confusiones ni distracciones. Cuando Israel defiende a sus ciudadanos de Hamas, de Hezbollah, de Irán, está defendiendo la libertad y la democracia y su derecho a vivir en paz. Ya lo han entendido en Medio Oriente y formalmente, Egipto, Jordania, Emiratos Árabes, Bahrein, Sudán y Marruecos. ¿Tendrán voluntad política de entenderlo y aceptarlo los que alegremente condenaron a Israel en el Consejo de DDHH mientras se les nublaba la mente y olvidaban sin impudicia la agresión de Hamas?. La realidad en el terreno es más contundente que cualquier respuesta a la pregunta.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni