Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Polémica convocatoria a marcha de la comunidad armenia hacia la Embajada de Israel en Argentina

La comunidad armenia de Argentina, país que mantuvo siempre una fuerte vinculación con su aliado Irán, convocada por IARA – Instituciones Armenias de la República Argentina realizará una marcha el próximo martes 27 de octubre a la Embajada de Israel. Según la publicación el objetivo será colocar claveles blancos en honor a los soldados armenios caídos en la guerra.

La causa de la convocatoria, parte de un estudio del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, que supuestamente expresa que Israel vendió el 61% de todas las importaciones de armas de Azerbaiyán durante el 2019. Desde la dirigencia comunitaria se enfatizó que la protesta es por la continua venta de armamento desde el comienzo de la guerra.

De acuerdo a informaciones, el interés de Tel Aviv para mantener “un buen vínculo con Azerbaiyán” proviene de los buenos precios del petróleo y de la frontera común con Irán, un país cuyo 23% de la población es de origen azerí, entre ellos el líder supremo Ali Jamenei. Israel, más allá de su aparente neutralidad, recibe el 40% de su suministro de petróleo desde Azerbaiyán, un país que también exporta gas. Aquella parece una razón comercial de peso, que se suma al equilibrio geopolítico que intenta mantener el gobierno de Tel Aviv en una región dividida por cuestiones étnicas, religiosas y estratégicas, exacerbadas por diferencias ancestrales.

Por su parte Irán, al comienzo de este nuevo conflicto bélico, en lugar de prestar ayuda a Azerbaiyán (país musulmán de mayoría chií), pero que eligió asociarse con los Estados Unidos, la república islámica se presentó (como lo hace desde 1992) como un gran aliado de Armenia y por ejemplo, le ha proporcionado, durante y luego de la guerra, una vía de abastecimiento a la pequeña república enclavada. Esa alianza privilegiada, que se desarrolla en particular en el campo energético (Teherán provee gas y Ereván, la electricidad producida por su central nuclear de Metsamor), suele ser destacada por los analistas como testimonio del pragmatismo de las autoridades iraníes, dispuestas a hacer primar el interés nacional por sobre la solidaridad islámica.

Los principales sistemas que la comunidad armenia acusa a Israel de vender son los IAI Harop, un vehículo aéreo no tripulado conocido popularmente como “drone suicida”, que se autodestruye al llegar al objetivo, como así también las bomba de racimo M095 DPICM, armamento que Amnistía Internacional denunció el 5 de octubre que se utilizó contra zonas civiles de Artsaj.

Este último está considerado ilegal por la Convención sobre Municiones en Racimo, que entró en vigor en 2008, un tratado que no fue firmado ni por Azerbaiyán, ni por Turquía, ni por Israel ni por la propia Armenia.

El 1º de octubre, la Cancillería de Armenia decidió llamar consultas a su embajador de Israel por este motivo.

El 13 de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de Israel rechazó una petición para prohibir la venta de armas a Azerbaiyán por carecer de pruebas para justificar una audiencia sobre si se utilizó para cometer crímenes de guerra. El pedido fue realizado por el activista Elie Joseph, quien inició una huelga de hambre para dar a conocer su protesta.

Los otros “comerciantes”

El Gobierno ruso, fue criticado en varias oportunidades por vender armas a Armenia y Azerbaiyán, enfrentados por el enclave de Nagorno Karabaj, sin embargo desde el país argumentaron que esto le permite controlar las capacidades armamentísticas de sus dos vecinos, a los que considera socios estratégicos de primer nivel.

Canadá mientras tanto, suspendió la exportación de armas a Turquía durante una investigación sobre el posible desvío de material militar canadiense a Azerbaiyán, en el marco del conflicto.

El Gobierno turco afirmó en varias oportunidades su apoyo a Azerbaiyán “en el terreno y en la mesa de negociaciones”, sin embargo a pesar del conocimiento de que vende armas al país, han negado su injerencia y han declarado que la mayor parte del armamento usado por las fuerzas azerbaiyanas es ruso.

Por JG/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

1 Comentario

  • ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN
    ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN

    Israel, como otros estados, comercializa armamentos, municiones y tecnologías, lo que no significa que pueda controlar si sus adquirentes las utilizan conforme a las reglas usuales de conflicto.
    En ese sentido, Armenia, país que como muchos otros que no ha suscripto la Convención sobre Municiones de Racimo, tiene derecho de adquirirlas y usarlas, pero también le cabe el padecerlas.
    En tales condiciones, no tiene mayor justificación la concentración organizada.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni