Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“La policía aplicó ‘mano dura’ contra los ultraortodoxos”

El doctor en Ciencias Políticas Mario Sznajder , desde Israel, conversó con Radio Jai sobre la situación sanitaria, política y social que se vive en su país.

Antes de abordar el tema, Sznajder comentó sobre el impacto que tuvo en Israel la reciente desaparición de Quino:”La gente estaba muy triste con su muerte”, expresó. Y contó que Mafalda y Quino fueron muy populares allí, y que a pesar de la diferencia entre los dos países, de las culturas distintas, la gente se identificaba mucho con la crítica social, económica y política que Mafalda representaba.

Dicho esto, se refirió entonces a la situación en Israel: “Los ánimos están muy caldeados” Hay mucha tensión en el aire, porque el intento del gobierno de confinar a la gente, no de la manera más estricta, (como lo que podría ser el toque de queda) pero con todas las limitaciones impuestas, no ha logrado evitar las aglomeraciones, que son gran fuente de contagio. Dichas aglomeraciones provienen de dos direcciones opuestas y contrarias: La del sector de los religiosos ortodoxos que se niegan a cerrar las sinagogas, donde los jóvenes ultraortodoxos atacan a la policía, les arrojan objetos de todo tipo, los escupen, para evitar que cumplan con la orden del gobierno. Y, por otro lado, la de los manifestantes que salen a protestar contra Netanyahu por los casos de corrupción, y hoy también por el mal manejo de la crisis del covid, lo que produjo muchos incidentes callejeros, reprimidos por la policía.

Las manifestaciones son pequeñas, explica Sznajder porque, de acuerdo con las normas vigentes de emergencia sanitaria, la gente no puede alejarse a más de un kilómetro de su casa, ni estar en un grupo de más de veinte personas, respetando la distancia social de dos metros. Sin embargo, esto no sucede así; la gente, fuera del uso de mascarilla, no cumple con las demás normas. Y entonces, “la policía ha cambiado su política y ha aplicado ‘mano dura’ contra los ultraortodoxos y contra los manifestantes”, expresó. Y agregó lo que definió como “singular” y es que, desde hace casi dos años, la Policía no tiene un comandante estable, y que actualmente, se ha desatado la carrera para ser nombrado Comandante en Jefe de la Policía de Israel, y que dentro de los varios altos oficiales, candidatos al cargo, se vislumbra una competencia sobre quién aplicaría mejor las órdenes del Ministro de Seguridad Interna, de aplacar mejor las aglomeraciones, especialmente aquellas contra en Primer Ministro.

Sobre el comportamiento social y el rol del Estado en este difícil escenario de pandemia, el doctor Sznajder explicó que desde el comienzo de la crisis sanitaria no se nombró a un vocero único, que fuera la voz oficial del gobierno. Entonces, ocurre que los ministros declaran en los medios, los expertos, hacen lo propio, y se producen opiniones encontradas entre que los que ven bien el confinamiento y entre los que piensan que ello no dará ningún resultado. “Eso provoca mucha confusión en una opinión pública muy dedicada a los medios, especialmente a las redes sociales”, aseguró, Y explicó que entonces aparece “un pantano de informaciones encontradas, una ensalada increíble” de la que no se puede extraer un mensaje claro. Sin embargo, explicó que también lo de la vocería única, es un tema complicado, porque las resoluciones desde el gobierno van cambiando todo el tiempo, porque lo aprobado allí, debe pasar a aprobación del Parlamento, y la Comisión parlamentaria dedicada a este tema, está presidida por una diputada contraria al gobierno, que desvaloriza cada medida tomada. Por ello, cada uno interpreta las medidas a su favor. “Eso crea confusión, es verdad, pero no le quita responsabilidad a los ciudadanos” Y señaló que basta con recorrer las calles para ver que hay lugares en donde la gente no respeta ni siquiera el uso de mascarilla, ni la distancia social. Por ello, no se puede señalar a un único culpable, opinó. Y dijo “Hay como un caos, algo muy desordenado, que creo que parte de que no hay orden en el sistema de toma de decisiones por parte del gobierno y su transmisión a toda la población”.

Citó como ejemplo, el caso de la Ministra de Medio Ambiente, quien ha tomado la decisión de confinamiento para Iom kipur, y violó la norma, viajando a Tiberia a la casa de sus suegros, a 150 k de su domicilio. Esto la gente lo ve y recuerda que lo mismo pasó en Pesaj cuando el mismo Netanyahu invitó a su hijo al Seder cuando estaba prohibido agregar personas por fuera de los cohabitantes, o cuando el Presidente de Israel recibió a su hija en su casa. “¿Cómo me puede pedir una ministra de gobierno que yo me confine cuando ella hace lo contrario?” “Suena a mentalidad de sultanato, y esto no funciona en un Estado democrático y moderno”.

Sobre si se podría profundizar una suerte de fractura entre los ciudadanos de diferentes sectores, Sznaider explicó que dentro de los diferentes sectores de la sociedad, hay muchas divisiones, y que ese “multifaccionalismo que es muy desventajoso para tomar decisiones estratégicas, es ventajoso para evitar situaciones de estallido, de guerra civil, de dos bandos polarizados”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Jorge
    Jorge

    Muy interesante el relato del profesor.

    Sin duda algunos modelos de gobernabilidad que parecen adecuados, enfrentados a situaciones inéditas, se ven soprepasados.

    El caso israelí y la deficitaria gestión de una pandemia es un buen ejemplo: la crisis parece solo incrementar los impulsos de deterioro de la cohesión social. Una cohesión previamente puesta en mucha tensión.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.