Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

“Bergoglio siempre defendió la apertura de los archivos secretos del Vaticano”

“La Iglesia no teme a la historia. Al contrario, la ama”. Con esta declaración, el 3 de marzo del año pasado, el papa Francisco explicó su decisión de abrir de manera acelerada para su consulta la documentación relativa al pontificado de Eugenio Pacelli. Dialogamos con el periodista Henrique Cymerman acerca del significado e importancia de éste evento.

“Jorge Bergoglio mucho antes de pensar que sería Papa, anunció, defendió y escribió sobre la apertura de los archivos, pensando que era lo justo, que es lo que hay que hacer”, comenzó relatando Cymerman.

El periodista israelí nacido en Portugal indicó que “todo lo que tiene que ver con Eugenio Pacelli (Pio XII) abre una serie de interrogantes acerca de su actitud durante la segunda guerra mundial, en relación a los judíos y a las responsabilidades relativas a la Shoá”.

Cymerman relató que “poco después de haber sido electo Papa y al verlo en el Vaticano, le preguntó por éstos archivos y su apertura, y Francisco respondió que lo iba a hacer pero que podía tardar un poco de tiempo. Ya en ocasión de su visita a Jerusalem repitió que se abrirían pero que existía un problema técnico legal con el gobierno de Italia, y de repente llegó el anuncio de hace un año de que se abrirían en Marzo de 2020”.

“El tema del Holocausto es un tema muy próximo al Papa, y recuerdo que cuando estuve con él en Yad Vashem (El museo de la Shoá de Jerusalem), vi su actitud y su emoción en relación a los sobrevivientes de la Shoá. Le dije que abrir los archivos le podía valer muchas críticas en el Vaticano, y el asintió pero dijo que no hay que temer a la historia y hay que asumir las responsabilidades”, expresó Cymerman.

En junio de 2013, Henrique Cymerman tuvo un encuentro con el papa Francisco en el que le propuso que viajara a Tierra Santa y el mismo tuvo lugar del 24 al 26 de mayo de 2014. Henrique Cymerman, quien se convirtió en admirador de las dotes de liderazgo del papa Francisco, fue quien le sugirió también el encuentro entre Mahmud Abbás y Shimon Peres, que el papa Francisco propuso como «encuentro de oración» a realizarse en «su casa», en el Vaticano​ y que ambos líderes aceptaron.

Pio XII había llegado al papado en marzo de 1939, unos meses antes del inicio de la guerra. Era un reconocido cardenal conservador y anticomunista que había trabajado muchos años en Alemania, a donde llegó como nuncio (embajador) en 1917.

Pero cuando ya era Papa, y mientras millones de judíos morían en las cámaras de gas y otros tantos sufrían todo tipo de vejámenes en los campos de concentración, prefirió mantener una actitud neutral y no solo siguió teniendo relaciones con Alemania (que él mismo había establecido antes de ser Pontífice al firmar el concordato), sino que más allá de algunas declaraciones vagas y de críticas medidas contra el asesinato y las masacres injustificadas, nunca se pronunció de manera concreta en contra del Holocausto judío.

Centenares de historiadores se han anotado para comenzar a estudiar dichos documentos desclasificados, y tratar de dilucidar la incógnita acerca del verdadero papel de Pio XII y la iglesia católica durante los años del nazismo. De ésta manera se podrá estar más cerca de saber si es correcta “la perspectiva judía que de alguna manera sospecha que el Papa no hizo lo suficiente para salvarlos porque entre otras cosas le preocupaba el futuro de los católicos en Europa, lo cuál conlleva una serie de crímenes por no haber usado todo su poder para salvar a millones de judíos. Hay también quien piensa y recuerda que hasta Golda Meir escribió una carta de agradecimiento a Pacelli al momento de su fallecimiento en 1958, y que hay informes de que el Papa salvó a alguno judíos en conventos. Todo ésto se podrá saber pero llevará un poco de tiempo”, expresó Cymerman desde Israel.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni