-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

Fatah pide una tercera intifada contra Israel

Ya sea que el gobierno de Israel considere la posibilidad de llevar a cabo la anexión o decida en contra de ella, las facciones palestinas de todas las franjas parecen encontrar cualquier justificación para amenazar con la violencia contra el Estado judío.

Los palestinos que representan diferentes facciones y grupos terroristas formaron una nueva organización el domingo: El Liderazgo Nacional Unificado de Resistencia Popular, que se centra en librar una “lucha popular integral” contra Israel.

La declaración inaugural del grupo se refiere a Israel como “nuestro principal enemigo” y se compromete a librar “la revolución y la resistencia” contra el estado judío “hasta el establecimiento de un Estado palestino independiente con Jerusalén como su capital”.

La televisión oficial de la Autoridad Palestina (AP) emitió la declaración del grupo en múltiples ocasiones, señalando que la AP apoya sus objetivos. Fatah, que controla la AP y a menudo se presenta como un socio para la paz, también acogió con agrado la noticia al hacer un llamamiento a la violencia organizada contra los israelíes.

“Este es el comienzo de la Tercera Intifada”, dijo un funcionario de Fatah al Jerusalem Post el domingo, justificando un frente unido contra Israel como “la única forma en que el mundo nos escuchará (a los palestinos)”.

En el pasado, Fatah y la AP enmarcaron ambiguamente la “lucha popular” o la “resistencia” como amenazas implícitas de violencia. Sin embargo, los recientes llamamientos a una tercera intifada sugieren que las llamadas facciones palestinas moderadas están más en línea con las organizaciones terroristas designadas como Hamas y la Jihad Islámica Palestina (PIJ).

Hamas también elogió la nueva coalición palestina y reconoció que surgió en el contexto de los recientes anuncios de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin.

La coalición “Resistencia Popular” convocó a protestas el martes, cuando Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin firmaron acuerdos para establecer formalmente relaciones con el Estado judío. Los Estados del Golfo reconocieron a Israel en parte a cambio de que Israel dejara de lado sus planes de anexionar partes de Judea y Samaria.

Sin embargo, Fatah y la AP siguen pidiendo un levantamiento armado.

Un asesor del presidente de la AP Mahmoud Abbas amenazó inicialmente a Israel en julio con una tercera intifada si el Estado judío seguía adelante con los planes de extender la soberanía en judea y Samaria.

“Cuando las cosas se enciendan y se convierta en una Intifada de pleno derecho, veremos una combinación de fuerzas entre Gaza y Cisjordania”, dijo Nabil Shaath a la versión en árabe de France 24.

En una conferencia conjunta ese mes, Fatah se unió a Hamas en su llamamiento a “utilizar todas las formas de lucha y resistencia contra el proyecto de anexión”.

Un alto funcionario de Fatah hizo un llamamiento a la “resistencia popular” durante la conferencia y amenazó con que “todas las opciones están abiertas si los israelíes comienzan la anexión”, incluido el terrorismo.

Irónicamente, Fatah depende en gran medida de Israel para frustrar los complots de Hamás para desencadenar una tercera intifada en Judea y Samaria y llevar a cabo un golpe de Estado para derrocar a la AP. Sin embargo, Fatah sigue aceptando compartir un escenario con una organización terrorista dedicada a expandir su presencia en Judea y Samaria a expensas de Fatah.

El apoyo de Fatah a una tercera intifada en julio se enmarcó como un intento de disuadir a Israel de llevar a cabo planes de anexión. La AP llegó a cortar casi todos los lazos bilaterales con el Estado judío en julio, en gran parte en detrimento de los palestinos.

Pero ahora que Israel ha desechado los planes de anexión, los llamamientos de Fatah para una campaña terrorista están explícitamente arraigados en su desdén por el Estado judío, independientemente de las decisiones del gobierno. Fatah también está tratando de dar una señal de fuerza a su electorado, ya que trata de mantener las preocupaciones relevantes de los palestinos, mientras que Israel asegura importantes acuerdos diplomáticos.

La posición de Fatah y la AP no es sorprendente, dado que elogian sistemáticamente a los terroristas que matan a israelíes y utilizan las instituciones palestinas, como los medios de comunicación y el material educativo, para alentar a las generaciones futuras a llevar a cabo ataques.

Según un informe reciente del Centro de Inteligencia e Información sobre el Terrorismo de Meir Amit, los libros de texto palestinos elaborados entre 2013 y 2019 satanizan sistemáticamente a Israel y al pueblo judío como “el enemigo sionista”, niegan el derecho de Israel a existir y hacen un llamamiento activo a la violencia para destruir el Estado judío.

Ninguno de los libros de texto y guías para maestros publicados por la AP aboga por la coexistencia con el Estado judío o por una solución pacífica del conflicto.

El reconocimiento de Israel por otros gobiernos árabes parece ser una justificación más para la incitación violenta de los líderes palestinos. Al amenazar abiertamente a Israel con el terrorismo, la retórica de Fatah y la AP es ahora en gran medida indistinguible de los grupos islamistas como Hamas y el PIJ. En lugar de utilizar los recientes avances diplomáticos como oportunidades para negociar la paz, los líderes palestinos siguen dando prioridad a su lucha contra Israel sobre el bienestar de su población.

Steven Emerson es el Director Ejecutivo del Proyecto de Investigación sobre el Terrorismo, donde este artículo apareció por primera vez.

Fuente: Algemeiner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni