-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Hay quienes dudan que dentro de un año y medio haya rotación”

Israel comenzó a normalizarse tras la cuarentena, y si bien el gobierno quedó establecido y la economía vuelve a reactivarse, hay un tema no menor que estaba pautado para marzo, pero que se vio suspendido por el coronavirus: El juicio al primer ministro Benjamín Netanyahu. Para entender sobre esto, entrevistamos al periodista de I24 News, Carlos Gurovich.

Si bien no comenzó, la primera pregunta que Gurovich se realiza es ¿Cuándo terminará este juicio?
“Los especialistas más cautelosos, estiman que de un año y medio a dos años y medio, pues primero será acercarse a un primer veredicto, y luego probablemente, una apelación, que tomará otro tiempo similar, otro año y medio, dos años, hasta que un día, haya una sentencia firme”, analiza Carlos y concluye en que entre todo eso, pasarán cuatro o cinco años por lo menos, para que tengamos una perspectiva de hacia adónde va este juicio.

Pero el periodista plantea ahora pasar a la práctica. “El 24 de mayo, por primera vez en la historia del Estado de Israel, ocurrió que un Primer Ministro en funciones, se tuviera que sentar en el banquillo de los acusados; cosa que solo se supone, porque nadie de la Prensa lo vio, ya que Netanyahu esperó a que salieran todas las cámaras para sentarse. O sea, nadie tiene la foto de Netanyahu sentado en el banquillo de los acusados y en la sala de la Corte donde se le leyeron las acusaciones”.

Este fue el primer paso, digamos el puntapié inicial para este largo juicio, donde se tratarán tres causas de distintos tipos, de distinta envergadura y donde recién el 19 de julio, tendrá lugar la segunda audiencia. A partir de ahí, habrá que considerar si se acepta lo que la fiscalía solicita, de hacer una sesión semanal, ya que los jueces deberán decidir qué es lo más conveniente, siempre teniendo en cuenta que la persona que debe presentarse es nada más y nada menos que el Primer Ministro de Israel.

En una primera conclusión que Gurovich destaca, Netanyahu va a poder seguir como Primer Ministro, con seguridad, año y medio, pues probablemente en la rotación, todavía no haya una condena firme, o sea que este período presidencial del gobierno de emergencia, lo va a pasar sin sentencia firme.

Carlos ¿cómo imaginas el futuro político de Netanyahu? ¿crees que después de este proceso de gobierno con rotación, él persistirá en querer ser Primer Ministro nuevamente, o imaginas algún momento de retiro de la política de Netanyahu?

Netanyahu, el Primer Ministro más longevo en el cargo de la historia israelí, carga seguramente con un “cansancio” que no se le nota tras doce años. Gurovich, opina que es lo que se llamaría, un “animal político” y de los animales más poderosos que se conocen en los últimos diez años; pues la única estadista que le gana por un año en el gobierno, es Ángela Merkel, nada más y nada menos.

En Israel, hay quienes dudan incluso que, dentro de un año y medio, haya rotación con Gantz como está establecido. De hecho, se habla de condiciones para que un pequeño golpecito en el ala de este gobierno lo saque de circulación. Si creemos en las instituciones y en lo que los políticos dicen y firman, podemos pensar que dentro de un año y medio habrá rotación; pero si miramos la realidad de lo que los políticos dicen y firman, podríamos dudarlo y dentro un año y medio podremos encontrarnos con que hay elecciones y que Netanyahu vuelve a ganarlas, porque el bloque de la izquierda, esta diezmado en este momento.

Netanyahu carga con tres acusaciones. De los tres cargos, el primero es el de haber recibido prebenda de sus amigos lo que en Israel llaman “el San Pan y los Pilardos”. Gurovich considera que como mucho le van a sacar una “tarjeta amarilla” por decirlo de alguna manera. Por el cargo de intentar conseguir una prédica favorable en uno de los dos diarios más importantes del país, sacaran la “tarjeta naranja”. Pero la tarjeta roja puede venir -opina Carlos Gurovich-, de la causa en donde se entiende que él favoreció a un amigo suyo, que es el dueño de la empresa de telecomunicaciones de Israel, desde que quiso incorporar a su empresa al proveedor de satélite,  y de esa manera, beneficiarse con ochocientos millones de shekels, que son más o menos unos doscientos cincuenta millones de dólares.

Ahí, hay mucha información entrecruzada, muchos personajes que han estado involucrados, directores generales, secretarios generales del ministerio de comunicación; hay mucha gente que tiene mucho para decir.

Los cargos, las acusaciones, se han denominado mil, dos mil y cuatro mil, y ese va a ser el orden en el que se va a dilucidar. Cada una se irá dando correlativamente estima el periodista, pues en los primeros dos cargos, Netanyahu va a salir parado, como jugador que se cae al piso y en el momento que se levante sale corriendo. El caso cuatro mil, puede haber “expulsión”, que sería dentro de dos años tras la rotación, elecciones o lo que el futuro depare.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni