-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Incluir la voz de la mujer es para sumar, no para mover de su lugar al hombre”

Llega la fiesta de Shavuot y con ella, costumbres y leyes que la rodean. Para aprender algo más sobre esta significativa festividad, y para conocer sobre una celebración especial desde Israel y desde distintos lugares del mundo, dialogamos con la reconocida educadora y Licenciada en Literatura Hebrea y Filosofía de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Ethel Barylka.

Ethel nos explica que Shavuot es una fiesta del calendario hebreo, que acontece siete semanas después de Pesaj, y es la finalización de la festividad. Las siete semanas que “están en medio”, son una suerte de intervalo entre las dos fechas. Es una de las tres fiestas de peregrinación en las que se ascendía a Jerusalem en época del Templo, y la festividad es muy interesante porque reviste una serie de dimensiones, que son tanto agrícolas, históricas, como espirituales.

En su aspecto espiritual, es la fiesta que marca la entrega de la Torá, en el histórico, es el pasaje de la salida de Egipto y la llegada a la tierra de Israel y en su aspecto agrícola, es el hecho de traer las Primicias al Templo. “Es una fiesta muy completa y muy interesante”, definió.

Acerca de la costumbre de comer lácteos, Ethel dijo que hay varias explicaciones “posibles” pero que ninguna es tajante. Algunos dicen que es porque nos recuerda cuando nos dirigimos a la “tierra de la que emana leche y miel”, otros para decir que como en el Monte Sinai, no teníamos aún utensilios para carne y para leche diferenciados, y según lo prescriben las leyes de cashrut,  ese día se comió lácteo. Otros lo vinculan con cuestiones más espirituales, como el alimento esencial. “No hay una sola explicación, unas se pueden sumar a otras, y es lo que lo hace interesante”, opinó.

 

Encuentro de mujeres

Junto al grupo que dirige a través de su plataforma “Mujeres y Judaísmo”, realizan lo que han en llamado “Shavuot, la previa”, una preparación para recibir la Torá. Ethel explicó que la costumbre indica que se debe quedar despiertos toda la noche para recibir la Torá, lo que se llama tikun de la noche de Shavuot y como por cuestiones halájicas (leyes judías) no pueden hacerlo por  Zoom, lo realizan una noche antes fuera de la festividad.

“La idea de estos encuentros es la de pluralidad”, señala Ethel,  y recalcó que siempre es importante el vínculo de la mujer con la Torá. Consideró que en general, la presencia femenina es poco destacada,  y que cree que es importante “la mujer con su lectura, con su estudio de la Torá”.

Bodas judías en Buenos Aires en cuarentena

Ethel Barilka analizó el tema de desobediencia de las leyes de aislamiento social, aclarando que no desea opinar sobre lo que acontece en un lugar en donde no vive. Dijo que esa misma situación ocurrió en Israel, en donde también se desobedecieron las órdenes. En lo personal opina que es un gravísimo error, una gravísima transgresión, que si hay normas -como en su momento impuso el Estado de Israel, para cuidarse y cuidar a los demás- es prioritario eso, cuidarse. Lo demás, declaró, es infringir la ley y las normas del país y citó: “Y cuidares vuestras almas y vuestras vidas” , es decir que somos responsables de la salud de todos. “Estamos tratando de cuidar lo que hay que cuidar, desatender las reglas de un país, es una transgresión que no tiene lugar, es una actitud irresponsable”, sentenció.

Ethel Barylka, se despidió deseando un “jag sameaj” y reiterando el mensaje  de “Mujer y judaísmo”: Incluir la voz de la mujer es para sumar,  no ese trata de mover de su lugar al hombre, es para hacerlo juntos y prepararnos para recibir la Torá todos juntos”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni