-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

Una de cada cinco personas inglesas cree que COVID-19 es una conspiración judía, según una encuesta

Una de cada cinco personas inglesas cree que los judíos crearon COVID-19 a fin de colapsar la economía para obtener ganancias financieras, reveló un estudio recientemente publicado por un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford.

El hallazgo se produjo como parte de una encuesta más amplia sobre las actitudes hacia el virus y las medidas tomadas para evitar su propagación, que encontró que dentro del público había una fuerte corriente de desconfianza sobre los consejos oficiales sobre el virus.

“Cada vez más, a medida que el encierro se ha convertido en signos de conspiración, la formación de creencias se ha vuelto mayor”, dijo el líder del estudio Daniel Freeman a The Jerusalem Post. “En el Reino Unido incluso se ha incendiado máscaras de teléfonos móviles vinculadas a una creencia particular de conspiración de coronavirus. Estábamos más interesados ​​en ver si las creencias de conspiración llevaron a las personas a ignorar las importantes medidas de salud pública para reducir la epidemia”.
Profesor de psicología clínica en Oxford, Freeman también es psicólogo clínico consultor en el Oxford Health NHS Foundation Trust.
La Encuesta de Explicaciones, Actitudes y Narrativas del Coronavirus de Oxford (Oxford Coronavirus Explanations, Attitudes and Narratives Survey -OCEANS), fue publicada en la revista Psychological Medicine el viernes. Se encuestó a 2.500 adultos que eran representativos de la población inglesa según su edad, género, región e ingresos, sobre sus actitudes hacia la narrativa del gobierno sobre el coronavirus y las teorías de conspiración relacionadas entre el 4 y el 11 de mayo.

Como se explica en el documento, se preguntó a los encuestados en qué medida estaban de acuerdo con 48 declaraciones de conspiración. Cubriendo temas como las teorías generales de conspiración sobre el origen y la propagación del virus y la respuesta del gobierno, las declaraciones fueron elaboradas en sitios convencionales y alternativos.

Presentado con la declaración “los judíos han creado el virus a fin de colapsar la economía para obtener ganancias financieras”, el 5.3% de los entrevistados “estuvo de acuerdo un poco”, el 6.8% “estuvo de acuerdo moderadamente”, el 4.6% “estuvo de acuerdo mucho” y el 2.4% “estuvo de acuerdo completamente “, mientras que alrededor del 80.8% no estuvo de acuerdo en absoluto.

Se registraron cifras similares para las teorías de conspiración que involucran a otros grupos: mientras que el 80.1% de los encuestados no estaba de acuerdo con la afirmación “Los musulmanes están propagando el virus como un ataque a los valores occidentales”, el 19.9% ​​lo hizo en cierta medida, incluido el 2.4% que estuvo completamente de acuerdo.

Más de una cuarta parte de los encuestados pensó que “a las celebridades se les paga para decir que tienen coronavirus”, y que los políticos, por ejemplo el primer ministro británico Boris Johnson, “han fingido tener coronavirus”. Casi la mitad (45,4%) creía en cierta medida que “el coronavirus es un arma biológica desarrollada por China para destruir a Occidente”.

“Las creencias de la conspiración variaron enormemente en contenido, a menudo se contradicen entre sí, pero si una persona creía en una idea, era más probable que respaldara otras”, destacó Freeman. “Si una persona culpaba a los judíos, también era más probable que culpara a los musulmanes, Bill Gates y las compañías farmacéuticas también. Lo que estamos observando es muy probablemente una mentalidad de conspiración: una forma de ver el mundo que está marcada por la antipatía hacia las cuentas oficiales o convencionales o hacia aquellos en posiciones de mayor estatus”.
Los investigadores también encontraron que aquellos que respaldan las teorías de conspiración también informaron una menor adherencia a las pautas de las autoridades para contener el brote de virus.

Con respecto a sus características demográficas, tendían a asociarse con “niveles más altos de religiosidad” y una “orientación política ligeramente más derechista”, como se explica en el documento.

“Es más probable que las creencias de conspiración del coronavirus se mantengan en los jóvenes, aquellos que se sienten marginados y aquellos en los extremos de la creencia política”, dijo el profesor. “Las creencias de conspiración del coronavirus también eran más probables en aquellos que ya creían en otras teorías de conspiración como que el cambio climático es un engaño o que los datos de vacunación se fabrican”.

“Las personas que obtuvieron la mayor parte de su información sobre el coronavirus de la BBC tuvieron niveles más bajos de pensamiento de conspiración de coronavirus. Las creencias de conspiración fueron más probables en aquellos que obtuvieron su información de coronavirus de amigos, redes sociales y YouTube”, agregó.

La encuesta se produce poco después de que la ONG Hope Not Hate publicara una encuesta propia similar, realizada entre febrero y abril de 2020, que encontró que el 13% de los británicos cree que los judíos tienen “control indebido de los bancos”, mientras que un 38% dice que ” no podía decir con certeza “o” no sabía”.

Además, a principios de abril, el Community Security Trust, una organización que trabaja para garantizar la protección física de los judíos británicos y monitorea los episodios antisemitas y el discurso, produjo un informe dedicado a “Coronavirus y la plaga del antisemitismo”, con varios ejemplos de amenazas o acusaciones contra judíos relacionadas con la pandemia que han aparecido en línea.

“Los hallazgos de nuestro estudio son ​​verdaderamente preocupantes. Las tasas de conspiración de coronavirus fueron más altas de lo que anticipamos. Solo la mitad de la población parece no verse afectada por tales ideas. Las ideas altamente perturbadoras fueron respaldadas por una minoría significativa”, dijo Freeman al Post.

“Parece que se expone una fractura en la sociedad, cuando necesitamos una respuesta colectiva para combatir el virus. Las teorías de la conspiración del coronavirus parecen haberse construido sobre prejuicios de larga data e ideas distorsionadas. La desconfianza parece haberse generalizado”, agregó el profesor, destacando que el hecho de que las ideas de conspiración, incluidas las sobre los judíos, tenían más probabilidades de ser mantenidas por los jóvenes, lo que también es un elemento preocupante.

Los científicos realizarán más investigaciones sobre el tema.

“Estamos planeando seguir con este trabajo, en particular para descubrir las mejores formas de reducir las creencias de conspiración del coronavirus y hacer que la información precisa sea más efectiva”, concluyó Freeman. “Eso tiene que estar en un contexto más amplio de generar confianza nuevamente en nuestras instituciones importantes y reducir la sensación de que muchas personas están al margen. De esta manera, cuando un individuo ve una teoría de conspiración, es más probable que retroceda y la evalúe correctamente”.

“El antisemitismo no está a punto de desaparecer del mundo, especialmente de Europa”, comentó el presidente de la JNF-UK, Samuel Hayek, en un comunicado al Post. “El antisemitismo está profundamente arraigado en Gran Bretaña e Inglaterra. Cada situación como la pandemia de la corona refuerza a los antisemitas en su visión básica de que los judíos son culpables de todos los problemas del mundo. Por lo tanto, no me sorprende que con el brote, el antisemitismo esté creciendo”.

“La comunidad judía en Gran Bretaña, y en toda Europa, necesita entender que el antisemitismo solo se intensificará como resultado del profundo cambio demográfico que está experimentando el continente. Por lo tanto, deben darse cuenta de que la única alternativa viable y segura es emigrar a Israel”, agregó.

Traducción: Alicia Weiss.

Fuente: TJP.

1 Comentario

  • Anónimo
    Anónimo

    LOS NAZIS TODAVÍA EXISTEN, PERO YA NO PODRÁN CAUSAR MAS DAÑO A LOS JUDIOS, AHORA EL HOLOCAUSTO SE LES HA REVERTIDO, Y JESUCRISTO VIENE NO PARA SER ABOFETEADO, NI AZOTADO, NI CRUCIFICADO, VIENE CON GRAN PODER Y GLORIA A DESTRUIR A LOS MALVADOS QUE HAN REVERTIDO LA DOCTRINA SANA, PARA SUS PROPIOS DELEITES, SODOMA Y GOMORRA QUEDARÁ EN RUINAS LO DICE LA BIBLIA. DIOS Y SU MISERICORDIA ES INFINITA.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni