-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

Berlín: capital del antisemitismo europeo

Berlín ha superado a Malmö como la capital de Europa del antisemitismo, mostrando una amplia variedad de actitudes anti-judías y anti-Israel. Incluyen docenas de casos de agresión física contra judíos, incluidos rabinos. Los alumnos judíos han tenido que abandonar las escuelas públicas. El treinta y cinco por ciento de los berlineses ven a los israelíes como análogos a los nazis. Anualmente se lleva a cabo una marcha del Día de Al-Quds que llama a la destrucción de Israel. Tanto el municipio como el gobierno federal demuestran tener doble cara sobre el problema del antisemitismo.

Durante años, los expertos vieron a Malmö, la tercera ciudad más grande de Suecia, como la capital del antisemitismo en Europa. Los incidentes de odio antijudío ocurrieron allí regularmente. El alcalde Ilmar Reepalu, ex socialista, era antisemita. Se arrojó una bomba contra una sinagoga local. Las quejas presentadas por los judíos fueron ignoradas por los jueces. El Centro Simon Wiesenthal (SWC) emitió una advertencia respecto a viajar a esa ciudad.

El antisemitismo en Malmö no se ha debilitado significativamente, pero incluso una mirada superficial a la escala del antisemitismo clásico y anti-Israel en Berlín muestra que supera con creces a Malmö. Hay tantas facetas del antisemitismo en la capital alemana que cualquier resumen permanece incompleto.

Con 3.5 millones de habitantes, Berlín es una ciudad mucho más grande que Malmö, cuya población es menor de 350.000. Berlín tiene 40.000 ciudadanos judíos y hay aproximadamente 500 en Malmö. Un informe publicado por Research and  Information Center on Antisemitism (RIAS) de Berlín registró 1.083 incidentes antisemitas en 2018 en comparación con 951 durante 2017. Esto es solo una fracción del total, ya que muchos incidentes no fueron informados.

Un caso muy publicitado entre muchos ocurrió en julio de 2019, cuando le escupieron al rabino de Berlín Yehuda Teichtal y fue insultado por árabe-parlantes en el momento que se dirigía a su casa con su hijo, de regreso de la sinagoga. En agosto, le escupieron al rabino Jan Aaron Hammel y fue agresivamente empujado y abusado verbalmente en árabe. Después del ataque fue llevado al hospital y luego tuvo que caminar con muletas.

En 2012, el rabino Daniel Alter fue severamente golpeado en una calle de Berlín en presencia de su hija de siete años por cuatro jóvenes de aspecto árabe. El miembro de la junta local de Berlín contra el antisemitismo, Lorenz Korgel, quien fuera nombrada en mayo de 2019, advirtió que los judíos que usan una kipá en público podrían experimentar ataques frecuentes.

Gideon Joffe, presidente de la comunidad judía de Berlín, dijo que un tercio de los alumnos de la Escuela Superior Judía de Berlín habían sufrido acoso en escuelas públicas no judías. “En 2019 nuestra escuela secundaria está llena de refugiados judíos”, dijo. Los presuntos autores son a menudo hijos de inmigrantes musulmanes.

El caso más publicitado de antisemitismo ocurrió en 2017 en una escuela pública. Se refería a un niño judío cuyo primer nombre fue cambiado en los medios a Oscar Michalski. Sus atormentadores eran alumnos de ascendencia árabe y turca. Un estudiante mayor le disparó al niño con una pistola de parecía real y lo estranguló hasta que quedó inconsciente.

En agosto de 2019, tumbas de un gran cementerio judío de soldados judíos asesinados en la Primera Guerra Mundial fueron destruidas. Ese mismo mes, una mujer judía de Berlín recibió una carta que contenía cenizas.

El 25 de septiembre de 2019, tuvo lugar una manifestación pro-palestina en la Puerta de Brandenburgo. Solo unas horas antes, el Senador del Interior de Berlín, Andreas Geisel (SPD), había prohibido la participación de dos raperos, Shadi al-Bourini y Shadi al-Najja, una de cuyas canciones incluye las líneas: “Burn Tel Aviv down (Quemen Tel Aviv) ” y, sobre los judíos:” Quiero pisotearlos bajo mis pies “.

En una manifestación en Berlín en 2017, se llevaron pancartas exigiendo la destrucción de Israel y se prendió fuego a una bandera israelí, un incidente que atrajo la atención internacional.

Estos son solo algunos ejemplos de los incidentes más graves hasta la fecha. La evaluación oficial – disputada – apoyada por RIAS es que los principales autores de incidentes antisemitas en Berlín son alemanes y no provienen de los 300.000 miembros de la comunidad musulmana. Sin embargo, RIAS agrega que el 49% de los perpetradores son “desconocidos”. Geisel (SPD) ha prometido analizar mejor los motivos detrás de los delitos antisemitas, diciendo: “Obviamente es injustificable atribuir como motivo de extremismo de derecha a cada uno de estos crímenes sin resolver”.

Los incidentes antisemitas son solo una parte del antisemitismo de Berlín. El año 2019 marcó la publicación del primer Berlín Monitor, que proporciona información sobre las opiniones de los habitantes de la ciudad sobre los temas principales. El Monitor descubrió que el antisemitismo relacionado con Israel está prosperando en Berlín. El 28% de los habitantes sin antecedentes migrantes considera que el establecimiento de Israel es una mala idea y el 35% considera que el comportamiento de los israelíes es comparable al de los nazis bajo Hitler. Hasta un 55% de los berlineses con antecedentes migratorios está de acuerdo con estas declaraciones.

En este ambiente, donde el odio a Israel está muy extendido, el Museo Judío de Berlín ha sido severamente criticado por varios programas antiisraelíes a lo largo de los años. Finalmente, dieron lugar a la renuncia del director, el profesor Peter Schäfer, en junio de 2019. Aunque era un erudito reconocido, evidentemente carecía de las capacidades de gestión necesarias para evitar múltiples escándalos.

En 2009, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín, fundada en 1971, pasó a llamarse Christian Peter Wilhelm Beuth (1781-1853), estadista prusiano y antisemita virulento. Beuth pidió el asesinato de judíos y, entre otras cosas, abrazó las acusaciones de difamación de sangre.

La marcha en el Día de Al-Quds, que llama a la destrucción de Israel, es un evento anual en Berlín. También hay una mezquita de simpatizantes de Hezbolá. El gobierno alemán se niega a prohibir las agencias locales de esta organización terrorista genocida.

Otro problema es la actitud del gobierno local. El alcalde Michael Müller (SPD) se ha negado a oponerse públicamente a los eventos anti-Israel de alto perfil en Berlín. Fue criticado nuevamente este verano cuando recibió al alcalde de Teherán. La Secretaria de Estado de Berlín para Asuntos Federales, Sawan Chebli (SPD), es la iniciadora del Círculo de Trabajo del Senado de Berlín para combatir el antisemitismo, pero en junio de 2019 compartió el podio con un partidario judío pro-BDS en un evento en Berlín.

Finalmente, está la actitud de doble cara del gobierno alemán, que se encuentra en Berlín. El presidente Frank-Walter Steinmeier (SPD) visitó al rabino Teichtal después de ser atacado, pero también felicitó al gobierno iraní, que habla abiertamente sobre el genocidio contra Israel. La canciller Angela Merkel, una demócrata cristiana, habla regularmente contra el antisemitismo, pero su política de asilo ha traído a Alemania a cientos de miles de antisemitas de países musulmanes. También ha expresado su solidaridad con los miembros antisemitas del Congreso demócrata estadounidense Ilhan Omar y Rashida Tlaib.

FM Heiko Maas (SPD) asistió a un servicio de oración solidaria con el rabino Teichtal en una sinagoga en Berlín, pero bajo su autoridad, Alemania apoya una gran cantidad de resoluciones anti-Israel en la Asamblea General de la ONU. El diputado antiisraelí FM Niels Annen (SPD) realizó una visita de felicitación a la embajada iraní en Berlín para celebrar el 40 aniversario de la revolución.

En Berlín, existen tres comisionados activos de antisemitismo. Hay planes detallados para combatir el antisemitismo. Sin embargo, mientras las dos caras sean prominentes en los niveles más altos del municipio y del gobierno, uno solo puede preguntarse por las perspectivas de la lucha contra antisemitismo en Berlín y en toda Alemania, ya sea en sus formas clásicas y anti-Israel.

 

El Dr. Manfred Gerstenfeld es investigador asociado senior en el Centro BESA y ex presidente del Comité Directivo del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén. Se especializa en relaciones entre Israel y Europa occidental, antisemitismo y antisionismo, y es el autor de La guerra de un millón de cortes.

 

Traducción de Alicia Weiss para Radio Jai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni