-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

La crisis de legitimidad de Hezbolláh en el Líbano

Los manifestantes antigubernamentales continuaron con las marchas y protestas en las calles de Beirut durante el fin de semana, expresando su desconfianza en el nuevo primer ministro del país, Hassan Diab, y su gabinete.

El movimiento Hezbolláh, respaldado por Irán, es el mayor patrocinador del nuevo gobierno, lo cual está afectando su popularidad y su legitimidad como movimiento de resistencia.

“El gobierno fracasó antes de empezar”, dijo Ali Amin, analista y periodista libanés explicando que la gente se rebelaba contra todo un sistema político, y que la respuesta a aquel reclamo no fue otra cosa que un nuevo gobierno con la misma plataforma y los mismos poderes políticos.

“Hezbolláh es un partido clave en la formación de este nuevo gobierno y es quizás su principal patrocinador, ya que [el gobierno] nunca podría haberse formado sin el apoyo de Hezbolláh a su líder y sus miembros”, dijo. “La batalla en curso aquí es entre el nuevo gobierno y la calle, que lo rechaza y lo expresa a través de protestas”.

Las protestas han tenido lugar desde mediados de octubre, cuando la gente se levantó contra un nuevo impuesto sobre el uso de programas de comunicación por Internet como Whatsapp. Las protestas se ampliaron para expresar un profundo descontento frente al fracaso en la gestión económica, la corrupción y el sectarismo.

Bajo una presión implacable, el Primer Ministro Saad al-Hariri renunció el 29 de octubre. Pero desde el principio, los manifestantes se comprometieron con evitar la continuidad de las protestas hasta que se forme un gobierno de políticos profesionales y no representantes de las élites étnicas y religiosas del país, ese gobierno ideal nunca alcanzó a realizarse.

Amin añade que se espera que el Líbano sea testigo de una ola de nuevas manifestaciones el martes, cuando el parlamento se reúna para votar por la confianza en el nuevo gobierno, señalando que la mayoría de los legisladores están influenciados por Hezbolláh y sus aliados.

Raneem al-Ahmar, un activista político libanés que participa regularmente en las manifestaciones antigubernamentales dijo que Hezbolláh ha perdido el apoyo popular que alguna vez lo caracterizó.

“No confiamos en Hezbolláh, ya que es un socio del actual juego político”, dijo Ahmar. “Nos han manipulado”.

Asad Bishara, que fue asesor del ex ministro de justicia Ashraf Rifi, dijo a The Media Line que el gobierno de Diab representa el mismo sistema que llevó al país al colapso, añadiendo que esto está perjudicando a Hezbolláh.

“Hezbolláh patrocina la mayoría del nuevo gobierno. Su imagen como movimiento de resistencia [contra Israel y las potencias occidentales] ha sufrido”, dijo y agregó que el movimiento chiíta también operó como patrocinador del gabinete anterior.

“La formación del nuevo gobierno es una señal de fracaso y de un mayor colapso”, continuó Bishara. “La plataforma ministerial es amplia y no incluye un plan económico claro, un plan para detener la corrupción o trabajar en las relaciones regionales e internacionales del Líbano. Es el mismo viejo enfoque, sólo que con un nuevo gobierno”, aseguró.

“Obviamente, Hezbolláh está trabajando para frustrar la revolución para proteger un sistema corrupto”, sentenció.

Charles Jabour, periodista y jefe de medios y comunicaciones de las Fuerzas Libanesas, partido cristiano y enemigo de Hezbolláh, dijo que las conversaciones serían llevadas a cabo solamente si el nuevo gobierno logra rescatar al país de su profunda deuda externa.

“Difícilmente puede lograrlo”, dijo y prosiguió: “No tiene el apoyo de la calle libanesa. Se enfrenta a la oposición política en el país y no tiene apoyo de los países árabes, lo que significa que no hay dinero de ayuda. Además, la comunidad internacional no ofrecerá ninguna ayuda sin un plan cohesivo [para la recuperación económica]”.

En cuanto a Hezbolláh, un grupo que ha encontrado apoyo desde hace mucho tiempo debido a su resistencia contra Israel, vecino sureño del Líbano, Jabour añade que nadie habla mucho de la resistencia hoy en día.

“La gente está ocupada enfrentando la pobreza”, concluyó.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni