-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai Donaciones recibidas: Radio Jai, Donaciones recibidas durante septiembre - A la memoria de Shmil Ben Moshé Z.L U$180 - Yejezkel Natán Ben Yehoshua Naftalí  U$26 - Esther Elisheva Bat Sará  U$18 - Raúl Sykuler Z.L y Mercedes Szalkowicz Z.L Ar$4000 - Ariel Cohen Sabban Ar$60.000 - Anónimo U$5 - Anónimo U$36 - Anónimo U$10 mensuales - Anónimo U$100 - A la memoria de Simón (Payo) Halac y Natalio Aidembaum Ar$29.000 - Anónimo U$10 mensuales - Rabino Shoshan Ghoori U$10 mensuales - Museo interactivo Judío de Chile U$10 mensuales - A la memoria de Tzipora Bat Leip Z.L U$180 - En memoria de Mirtha Raquel Kaplan de Werbin ZL U$180 - Gracias a todos por sus aportes, los mismos son fundamentales para sostener nuestra tarea -

Shlomo Ben Ami “El plan de paz es inaplicable”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó el esperado “Acuerdo del Siglo”, su plan de paz para resolver el conflicto en Medio Oriente.

Shlomo Ben Ami, ex canciller de Israel,  que participó activamente en las negociaciones de paz de Camp David, Oslo y otras, dialogó con Radio Jai y nos compartió su visión sobre lo presentado por la administración Norteamericana.

“Se trata de un proyecto de paz negociado sin la participación de las autoridades palestinas. Todo fue decidido entre Israel y Estados Unidos. La presentación realizada en la casa Blanca parecía una reunión del comité central del Likud”, comenzó expresando el catedrático respecto a su visión negativa del plan de paz propuesto y dando a entender la imposibilidad del éxito del mismo, por la falta de participación de una de las partes.

De este modo, las consecuencias resultan esperables y lógicas de acuerdo a su opinión. “Uno no puede esperar que este tipo de proyectos tenga ninguna recepción positiva por la parte palestina”. Ben Ami, recuerda que a diferencia de los proyectos de paz elaborados en los últimos años, los cuales fueron construidos con la participación palestina, aunque hayan fracasado, “tenían al menos alguna expectativa de éxito, por lo menos había un acercamiento de posturas que venían de negociaciones bilaterales”. Aquí, el experto considera que ningún Palestino querrá oír del tema si es una “imposición”.

 

Minutos después de la conferencia de prensa entre los lideres norteamericanos e israelíes, la Casa Blanca publicó lo que llamo como “la visión de Donald Trump”. Allí, se presentan las razones del acuerdo entre EE.UU. e Israel, con Benjamin Netanyahu a la cabeza del plan de paz. Ben Ami criticó duramente la posición del máximo mandatario israelí como así también de los estadounidenses: “Los americanos se tragaron la narrativa israelí nacional sobre los asentamientos y los derechos bíblicos de Israel en Judea y Samaria. Se tragaron absolutamente todo. Es como si hubiese sido escrito por el gobierno israelí. Y a los palestinos en este proyecto se les brinda un discurso bastante colonialista”.

El documento, centrado en algún capítulo en la parte económica, la cantidad de puestos de trabajo y el elevado nivel de inversiones, generó rechazo en Shlomo Ben Ami quien expresó indignado: “Parece el informe de una consultora económica que asesora compañías”.

El problema, según el experimentado negociador, consiste en que los movimientos nacionales “normalmente no se convencen por argumentos económicos. Uno nunca ha podido comprar con subvenciones económicas a un movimiento nacional auténtico”. De este modo, Ben Ami manifiesta que los palestinos están en una etapa en la que la economía se ubica en segundo plano. Para ellos, insiste, “la preocupación primordial es la narrativa nacional. Se centran en aspiraciones nacionales basadas en su historia”.

Para el político Israelí, el peor escenario posible sería que Israel convenza a Estados Unidos de que éste le de luz verde para implementar medidas unilaterales. En su opinión, una acción como tal produciría la muerte de la solución dos estados y sería la construcción de una realidad binacional, lo que el considera como “una realidad de apartheid porque la parte israelí judía poseería todos los controles”.

 

Otro punto importante que fue desarrollado tanto por Trump como por Netanyahu, durante la exposición en la Casa Blanca, es el hecho de que los palestinos no tengan el derecho al retorno de refugiados. Aquí Ben Ami manifiesta su acuerdo con la idea, sin embargo, también aclara que no pueden retornar al Estado Palestino. “Para volver al Estado Palestino estarían sujetos a monitoreo y control israelí, el cual determinará la capacidad de absorción de los refugiados. Normalmente cuando uno elabora estos planes de paz, hay una instancia internacional que es la que decide si se están cumpliendo los hitos que conducen a la paz. En este caso no hay tal cosa, sino que sería una instancia dirigida por autoridades americanas e israelíes. Estados Unidos e Israel se adjudican un mandato por sobre Palestina. Es por esto que el plan es inaplicable“.

Ante esta consideración de un proyecto imposible de aplicar, Shlomo Ben Ami se pregunta entonces ¿Cuál sería la solución justa para los palestinos y los israelíes? El tiene su respuesta: “Yo soy de los que creen que ha muerto la solución de dos estados hasta que no haya un cambio radical en el comportamiento de ambas partes. ¿Por qué digo de ambas partes? Porque aquella izquierda israelí que fue la que hizo esas propuestas ya no existe. Fue derrotada por el rechazo de los palestinos hacia la filosofía de paz de la izquierda israelí”.

Palestina como estado, “no le interesa a nadie, ni a los propios países árabes”, sentencia, ya que el mundo tiene otros problemas mas importantes, incluso los países de Medio Oriente. La “tragedia palestina”, como Ben Ami la llama, ya no es el epicentro de la política en Medio Oriente e incluso de interés para Europa. Este último tiene otros problemas como la inmigración masiva, el cambio climático y el Brexit, entre otros.

 

Mas allá de las criticas al Acuerdo del Siglo, el político y profesor reconoce que de parte del mundo árabe, solo se escuchan negación y protestas, pero nada que resulte productivo y propositivo: “Este proyecto de paz ha sido bastante bien recibido en Europa y en el mundo árabe. Incluso hubo tres embajadores árabes en la presentación del proyecto. Tanto Arabia Saudita como Egipto publicaron reacciones relativamente positivas sobre el proyecto. Esto se debe a que están cansados de la cuestión palestina. Y la culpa de este cansancio la tienen los propios palestinos, porque han rechazado uno tras otro los planes de paz”. Este cansancio, es el que ha llevado a muchos a pensar que, al igual que el pensamiento que expresa Ben Ami, “es un callejón sin salida”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni