Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Paul Zbinden – Un  Salvador anónimo del Holocausto

La semana pasada, el canal de la televisión pública de Israel, KAN 11, transmitió la notable historia del pastor suizo Paul Zbinden, quien salvó a una familia judía y probablemente a varios otros niños judíos durante la Shoah.

El periodista, Yoav Krakovsky, nos presentó a este salvador entrevistando a su nieto, Luc Zbinder, un maestro y educador suizo que por casualidad, hace unos 10 años, se enteró de las hazañas de su abuelo.

Paul se mudó a Francia en la década de 1920 junto con su familia y estuvo a cargo de una pequeña iglesia evangélica en el pueblo de Saint-Jean-du-Gard.

En una conversación con su tía, Luc se enteró de que su abuelo había salvado a judíos en Francia, durante el Holocausto. Después de esta revelación, Luc comenzó un minucioso trabajo de detective, tratando de reconstruir la historia de su abuelo.

Su viaje al pasado llevó a Luc a la viuda de Peter Heller, quien era el hijo de la familia judía que fue protegida por Paul durante la guerra. La anciana vive en Estados Unidos, en el estado de Vermont. Luc también se puso en contacto con uno de los primos de Peter, en París, él mismo un superviviente de la Shoah.

Con la ayuda de este último, Luc trató de obtener para Paul el título de Justo entre las Naciones, un esfuerzo que aún no ha dado frutos. La negativa de Yad Vashem a otorgar dicho reconocimiento se debe al hecho de que ninguno de los miembros de la familia Heller (Hans, Ingrid y su hijo Peter) ha dejado un testimonio claro sobre las acciones de rescate del abuelo de Luc.

Luc no está amargado por la postura de Yad Vashem. Incluso lo entiende. En lo que a él respecta, lo más importante es inculcar la historia de Paul en el corazón y la mente de las generaciones jóvenes. Así es como se conectó con la escuela de francés  Mikve Israel en Holon y montó una exposición sobre su abuelo. Esta iniciativa educativa ganó el reconocimiento de la propia Yad Vashem.

Paul Zbinden visitó Israel en algún momento de la década de 1970 y un amigo judío que sobrevivió a la guerra como un niño escondido en Francia lo instó a ponerse en contacto con el entonces alcalde de Jerusalem Teddy Kollek, para tratar de persuadir a Yad Vashem de proclamar a Paul como Justo entre las Naciones. 

La respuesta de Paul fue categórica. Su sensación era que no hizo nada especial. Simplemente siguió su conciencia moral y, por lo tanto, no pensó que tuviera derecho a ningún reconocimiento especial.

Luc también le dice a Krakovsky que Paul probablemente estaba conectado a las redes de rescate francesas y, como tal, en 1942, trasladó a niños judíos de Francia a la frontera española.

Un giro interesante de esta  historia es que Hans Heller (un músico) era un pariente lejano de Albert Einstein. Luc descubrió que el renombrado físico había escrito dos cartas a las autoridades estadounidenses pidiendo ayuda para que los Heller pudieran llegar a Estados Unidos.

Si bien respeto el criterio de Yad Vashem cuando se trata de reconocer a los Justos entre las Naciones, creo que las acciones de Paul Zbiden hablan por sí mismas. He estado investigando a los salvadores del Holocausto durante las últimas tres décadas y puedo sentir cuándo una historia es genuina.

Oficialmente, Paul Zbiden probablemente seguirá siendo un héroe olvidado, pero en nuestros corazones, siempre será recordado.

También alabo a su nieto por su enfoque noble y modesto y, sobre todo, por sus esfuerzos por arrojar luz sobre las hazañas conmovedoras  de su heroico abuelo.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni