Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel se prepara para simulacro de guerra

A partir de hoy, Israel inaugura la “Semana del Frente Nacional” (Pikud Haoref),  lo que significa que se practicarán emergencias extremas, algunas sin precedentes, en un escenario que involucra la guerra contra Hezbollah junto al fuego iraní.

El ejercicio continuará a lo largo de la semana con la participación de miles de soldados e incluirá, entre otras cosas, una práctica de evacuar a los residentes de la línea de conflicto, dispersar disturbios, y practicar ciberataques y misiles que intercederán en la vida rutinaria. El miércoles sonarán alarmas en todo el país para practicar el ingreso a las áreas protegidas.

Como parte del ejercicio, y excepcionalmente, las fuerzas de emergencia enseñarán a los residentes de la frontera libanesa cómo lidiar con las bombas de humo y anestésicos, ya que se estima que en caso de una escalada en las ciudades en la frontera norte, los operativos de Hezbollah intentarán utilizar dichos materiales contra soldados y civiles.

Las FDI calculan que, en caso de guerra, Hezbollah centrará su fuego en las ciudades cercanos a la frontera y utilizará cohetes pesados ​​que transportan cientos de kilogramos de explosivos en el centro y el sur. Se desplegará un nuevo Batallón Civil de Pikud Haoref en localidades donde se interrumpirán los suministros básicos para los residentes, y los combatientes practicarán cómo lidiar con la dispersión de materiales peligrosos debido a daños en fábricas sensibles. Al mismo tiempo, se llevará a cabo una práctica en la fábrica de Kiryat Shmona.

En el punto álgido del ejercicio, el alcance se ampliará para incluir también las barreras antimisiles del este, con énfasis en las fuerzas iraníes y los ciberataques que pueden paralizar o interrumpir los centros médicos y los sistemas civiles, como el transporte público, semáforos, bancos y redes de comunicaciones. Las fuerzas también practicarán interrupciones en el suministro de electricidad y agua, como parte de la amenaza de Hezbollah de atacar sitios estratégicos, como plantas de energía y tanques de amoníaco, utilizando los misiles precisos a su disposición.

Además de la amenaza que proviene desde afuera, y como lección aprendida de la Operación “Guardián de los Muros”, las fuerzas de emergencia practicarán cómo lidiar con disturbios en territorio israelí y en las carreteras del país. Por primera vez, el ejercicio se llevará a cabo a través de una administración conjunta de Pikud Haoref y la Autoridad Nacional de Emergencias.

El jefe de Pikud Haoref, el general de brigada, Itzik Bar, dijo en una conversación con la prensa israelí, que está preocupado por los misiles precisos de Hezbollah, que pueden afectar la continuidad funcional de Israel durante la guerra, y por esta razón el tema será el foco del ejercicio. El segundo problema que se debe practicar, explicó Bar, es la tasa de disparos contra una organización terrorista que puede ser masiva. “Practicaremos el proceso de evacuación de heridos a hospitales del centro del país, desde la etapa de evacuación hasta la absorción”.

El temor es que en un estado de guerra y daños en los sitios de energía, Israel sufra un corte de energía de 24 horas en todo el país, o 72 horas en algunas áreas. “Me hubiese gustado implementar el plan de protección para las comunidades fronterizas en el norte ya en el año 2007, pero no me corresponde a mí”, dijo el jefe de la Autoridad Nacional de Emergencias, el general de brigada Yoram Lardo. Explicó que algunas de las interrupciones en el suministro de energía a practicar pertenecía a ataques con misiles y ciberataques.

Sivan Gobrin desde Israel

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.