Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Yesh Atid y el Likud se reúnen con Abbas en un esfuerzo por formar una coalición

El jefe de Ra’am (Lista Árabe Unida), Mansour Abbas, quien tiene la clave para la formación del próximo gobierno, se reunió  con el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, y el miembro del Likud, Ayoub Kara, ya que ambas partes intentaron cortejarlo para construir una coalición.

“El campo pragmático en el sector árabe dirigido por Mansour debe ser acogido y no rechazado con declaraciones dañinas”, dijo Kara, refiriéndose a aquellos en el Likud y sus aliados en el Partido Sionista Religioso (Tzionut Hadatit) que han vetado una coalición respaldada por Ra’am.

 

 

El campo político de Netanyahu tiene 59 escaños, incluido Yamina, sin Ra’am, dos menos que la mayoría. El llamado “bloque de cambio” tendría una mayoría de 61 diputados con Ra’am y sin Yamina. Lapid continuó sus esfuerzos durante el fin de semana para redactar 61 recomendaciones al presidente Reuven Rivlin para darle el mandato de formar el gobierno. Con ese fin, se reunió  con su ex aliado político, el líder Kajol Lavan, Benny Gantz, por primera vez desde que terminó su alianza hace más de un año.

Se reunirá esta semana con los jefes de la Lista Conjunta Ayman Odeh y Ahmad Tibi, pero se espera que el jefe de Balad, Sami Abu-Shehadeh, el tercer líder de la Lista Conjunta, apruebe una propuesta en el Consejo de Balad el lunes para no apoyar a ningún candidato al puesto de Primer Ministro.

Gantz no aceptó respaldar automáticamente a Lapid, como lo han hecho el líder de Israel Beitenu, Avigdor Liberman, la cabeza de Avodá, Merav Michaeli y el presidente de Meretz, Nitzan Horowitz. “Como dijimos anteriormente, recomendaremos al líder del partido del ‘bloque del cambio” con más mandatos como candidato para formar el gobierno”, escribió Liberman en una publicación de Facebook. Liberman abordó la compleja situación política en la que se ha encontrado Israel, habiendo celebrado cuatro rondas de elecciones en dos años, culpando al primer ministro Benjamin Netanyahu por llegar a este punto. Esta situación “es el resultado directo del plan político de supervivencia de una persona: Benjamín Netanyahu, que ha fracasado por cuarta vez en establecer un gobierno estable y funcional”, escribió.

“Cualquier persona que se preocupe por este país, habría llegado a la conclusión correcta hace mucho tiempo y habría entregado las riendas a otra persona”, agregó.
Refiriéndose al juicio penal en curso de Netanyahu, Liberman prometió a los votantes que después de la inauguración de Knesset N°24, su partido presentaría un proyecto de ley que obligaría a un primer ministro con una acusación pendiente a presentar su renuncia. Liberman señaló que en 2008 dicho proyecto de ley había pasado una lectura preliminar en la Knesset con el apoyo del Likud y Netanyahu, así como de los partidos haredi (ultraortodoxos).

También dijo que su partido presentaría un proyecto de ley para limitar el mandato de un primer ministro en funciones a solo dos mandatos, propuesta que Netanyahu también ha apoyado en el pasado.

Finalmente, Liberman hizo un llamado a todos los partidos políticos que se han alineado en el “bloque  del cambio” a dejar de lado sus egos y evitar una quinta ronda de elecciones, que actualmente parece ser el resultado más probable. “Superar este enredo político sucederá encontrando soluciones creativas y pensando con la mente abierta”, concluyó Liberman.

También expresando su deseo de cambio, el director de Tikva Jadasha, Gideon Saar, tuiteó  que “por cuarta vez en dos años, Netanyahu no ha logrado una mayoría de 61 en la Knesset. “Sin Netanyahu, es posible formar un gobierno rápida y fácilmente. Si Israel es más importante para Netanyahu que su control continuo, finalmente debe concluir la conclusión patriótica. Hago un llamado a Netanyahu: que se haga a un lado, libere a Israel y permita que el país para seguir adelante “. Lapid retuiteó el mensaje de Saar y agregó “escucha a Gideon”.

El Likud negó un informe del Canal 12  de que Netanyahu le ofreció a Saar una rotación en la que, si Saar se une a su gobierno, Netanyahu sería primer ministro durante un año y luego Saar se haría cargo.

Saar habló dos veces  con el jefe de Yamina, Naftali Bennett, quien está firmemente en contra de unirse a un gobierno liderado por Lapid. Bennett dijo el viernes que había hablado desde las elecciones con los jefes de Avoda, Likud, Yaadut Hatorah, Shas, Tzionut Hadatit, Tikva Jadasha, Yesh Atid, Kajol Lavan, Meretz e Israel Beitenu. En las conversaciones, Bennett enfatizó la necesidad de “actuar responsablemente para sacar a Israel del caos”.

Sivan Gobrin desde Israel

Permitida su reproducción por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni