Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

¿Se dirige Israel hacia una quinta elección?

Los estrategas de los partidos de todo el espectro político admitieron entre bastidores que, con el debido respeto a la carrera actual, en realidad ya se estaban enfocando en la próxima.

Las encuestas a boca de urna iniciales del martes por la noche indicaron que el bloque de Netanyahu había ganado 61 escaños junto con el Partido Yamina de Naftali Bennett y, por lo tanto, podría formar un gobierno. Pero los resultados finales podrían terminar siendo diferentes.

No importa si la quinta elección se llevará a cabo en octubre de 2021 o en 2025. Lo que sí les importa a las partes es que la carrera política de tres décadas del primer ministro Benjamin Netanyahu terminará finalmente, y eso cambiará todo.

Empecemos por Bennett. Si bien inicialmente parecía que seguiría siendo independiente en la carrera, en su lugar eligió tener cuidado de no abandonar la derecha, a pesar de que podría haberlo ayudado a ganar más escaños en esta elección.

Fuentes cercanas a Bennett dijeron que tenía en mente prepararse para las próximas elecciones en la era posterior a Netanyahu. Por eso, no podría ser él quien impida la formación de un gobierno de derecha.

El centro-izquierda miró de manera similar hacia el futuro. En lugar de desperdiciar a un candidato potencialmente más fuerte en una lucha  casi imposible de ganar contra Netanyahu, las principales figuras del campo dijeron que había llegado el momento de dirigir al líder de Yesh Atid, Yair Lapid, y “acabar con él” con una derrota.

La líder de Avoda, Merav Michaeli, ha hablado abiertamente sobre el uso de estas elecciones para fortalecerse y reconstruir el laborismo, a fin de estar preparada para la próxima.

Pero el mejor ejemplo fue el máximo potencial de cambio de juego para esta elección, Gadi Eizenkot. Vio lo que Netanyahu le hizo a su compañero exjefe de personal de las FDI, el líder de Kajol Lavan, Benny Gantz, y prefirió sentarse en esta carrera y esperar la era posterior a Netanyahu.

Los futuros candidatos al liderazgo del Likud, como Nir Barkat, por ejemplo, también han mantenido deliberadamente un perfil bajo.

La excepción a la regla es el líder de Tikva Jadasha, Gideon Saar. Verlo bajar de 21 escaños cuando la campaña comenzó,  a cinco o seis al desafiar a la potencia política de Netanyahu en estas elecciones, demostró a los estrategas de otros partidos que era mejor que se quedaran fuera de esta carrera.

Aún el resultado final es incierto. Pero si habrán quintas elecciones en octubre 2021, los líderes de los partidos llegarán fortalecidos y con estrategias para subir la cantidad de mandatos, no para rezar por pasar el umbral del 3.25%.

Sivan Gobrin desde Israel

Permitida su reproducción por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni