Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Netanyahu sigue con ventaja mientras se terminan de contar los votos

El primer ministro Benjamin Netanyahu por poco podría formar un gobierno por séptima vez en su carrera política de tres décadas, según los resultados preliminares del 80% de los colegios electorales regulares informados por el Comité Central de Elecciones.
El Likud por ahora ganó 30 escaños, Yesh Atid 17, Shas 9, Yaadut Hatorah 8, Kajol Lavan 8, Yisrael Beytenu, Yamina y Avoda 7, Tikva Jadasha y el Tzionut Hadatit 6 y Meretz 5. Pero el conteo en el sector árabe fue especialmente incompleta, con la Lista Conjunta obteniendo solo seis escaños y el Partido Ra’am (Lista Árabe Unida) finalmente cruzó el umbral mínimo del 3.25% obteniendo 5 escaños.
Según los resultados, Netanyahu podría formar una mayoría gobernante con Yaadut Hatorah, Shas,  Tzionut Hadatit  y Yamina de Naftali Bennett.

Las encuestas a boca de urna en su mayoría no fueron concluyentes durante la dramática noche postelectoral. Los tres principales canales de televisión, inicialmente llamaron una victoria para el Likud de Netanyahu asumiendo que Bennett, quien inmediatamente dijo que haría lo correcto para el país, se una a la coalición.

El Comité Central de Elecciones comenzará a contar unos 450.000 sobres dobles, que son boletas de hospitales, residencias de ancianos, emisarios, soldados, presos y colegios electorales especiales para los retornados en el Aeropuerto Internacional Ben-Gurion y para los enfermos y en cuarentena del COVID. -19.

Netanyahu declaró que el Likud había ganado, en un discurso que pronunció en el Centro Internacional de Convenciones de Jerusalén a las 2:30 a.m. Prometió evitar una quinta elección y pidió a los políticos de todo el espectro que ingresen en un gobierno que tenía la intención de construir de inmediato.

Dijo que tiene un margen de más de dos dígitos, el mayor margen entre el primero y el segundo partido en décadas. “Israel es el campeón mundial de vacunas”, dijo Netanyahu. “Trajimos millones de vacunas para todos, al igual que hicimos acuerdos de paz para todos”.

“No descalifico a nadie para que se siente conmigo”, dijo, “porque el estado de Israel exige un gobierno estable”. Horas antes, Netanyahu declaró en Twitter que había ganado “una victoria gigante”. Fuentes del Likud dijeron que Netanyahu intentaría formar una coalición lo antes posible, pero los asociados de Bennett dijeron que “no estaban en el bolsillo de Netanyahu” y que unirse a su gobierno no era una conclusión inevitable.

Netanyahu llamó al líder de Yamina, Naftali Bennett, quien le dijo que estaba esperando los resultados finales y que “actuaría por el bien de todos los ciudadanos de Israel”. Netanyahu también llamó a los otros líderes de su campo político y les pidió que se unieran a un gobierno fuerte de derecha.

El líder de la oposición, Yair Lapid, se jactó de que “Netanyahu no tiene 61 escaños, pero el bloque de cambio sí”, en un discurso a los activistas de su Partido Yesh Atid. Llamó a los partidos del bloque anti-Netanyahu y prometió coordinar juntos sus próximos pasos.

La participación del 67,2% fue una caída del 4,3% desde las elecciones de marzo pasado en las que la participación fue del 71,5% y la más baja de las cuatro elecciones de los últimos dos años.

En un discurso a los activistas de su partido, Saar restó importancia a su derrota y pidió esperar los resultados finales. Prometió no ingresar en un gobierno liderado por Netanyahu, aunque los funcionarios del Likud dijeron que intentarían negociar con  los diputados de Tikva Jadasha.

Después de luchar durante toda la campaña, Meretz cruzó fácilmente el umbral electoral del 3,25%, según las encuestas a boca de urna y la Lista Árabe Unida ganó 9 escaños. Sin embargo, el Partido Ra’am (Lista Árabe Unida) no cruzó el umbral según las encuestas.

Gantz agradeció a sus seguidores por demostrar su confianza en él. “A partir de mañana, haré todo lo posible para unir el bloque pro-cambio”, dijo. “Y si nos vemos obligados a enfrentar una quinta ronda de elecciones, protegeré atentamente nuestra democracia, el estado de derecho y la seguridad, porque Israel es lo primero”.
Las encuestas a boca de urna se produjeron tras un tenso día de luchas internas entre los campos políticos. Yamina luchó por escaños con Tzionut Hadatit, mientras que Gantz acusó a Lapid de enviar declaraciones falsas sobre Kajol Lavan y otros partidos satélites.

Sivan Gobrin desde Israel

Permitida su reproducción por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni