Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Demolieron la casa del terrorista que asesinó a Esther Horgen

En una operación diurna las FDI demolieron la casa del asesino de Esther Horgen.

La acción se realizó una semana después de que el Tribunal Superior de Justicia diera luz verde a las Fuerzas de Defensa de Israel para destruir los dos pisos de un edificio en el que el sospechoso, Muhammad Mruh Kabha, vivía en la aldea de Tura al-Gharbiya, cerca de Jenin.

Las fuerzas de seguridad israelíes llevaron a cabo la demolición a la luz del día.
Esther Horgen, de 52 años, murió en un taque terrorista en Judea y Samaria, el 20 de diciembre de 2020 y su cuerpo fue encontrado en las primeras horas de la mañana siguiente, después de que su esposo, Benjamin, informara de su desaparición.
El miércoles por la tarde, las FDI dijeron que sus tropas, asistidas por la Policía de Fronteras, habían comenzado a destruir los dos pisos en los que Kabha vivía con su familia.

Es poco habitual que los militares realicen una demolición de viviendas durante el día, pues prefieren operar a altas horas de la noche o temprano en la mañana, cuando es menos probable que los residentes del área protesten o interfieran.
Las fotografías de la escena, que fueron compartidas en las redes sociales, mostraron a las tropas israelíes armadas repartidas por Tura al-Gharbiya para proteger a los ingenieros de combate que realizaban la demolición.

El ejército anunció por primera vez su intención de demoler los dos pisos donde vivía Kabha el mes pasado, pero su familia apeló al Tribunal Superior de Justicia para evitar la mudanza.

Un panel de tres jueces confirmó la decisión militar y dijo que, aunque aún no había sido condenado, Kabha había admitido haber cometido el crimen y había “pruebas sólidas, externas y objetivas” para corroborar su confesión.

Según la agencia de seguridad Shin Bet, se sospecha que Kabha llevó a cabo el ataque terrorista como una forma de venganza por la muerte de un prisionero de seguridad, Kamel Abu Waer, que murió de cáncer seis semanas antes.

Sin embargo, la jueza Anat Baron escribió una opinión minoritaria que decía que solo uno de los dos pisos podría ser destruido, debido a que destruir el segundo piso del edificio, donde viven la esposa de Kabha y sus tres hijos, sería desproporcionado, ya que no participaron en el ataque, no lo sabían y no mostraron ningún apoyo al asesinato después del evento.

 

 

Con información de Times of Israel.
Permitida la reproducción citando la fuente
MB/RJ

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni