Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel limitaría los viajes aéreos para combatir las mutaciones del coronavirus

Las nuevas medidas, que deberían ser aprobadas por el gobierno, incluyen un PCR de quienes deseen ingresar al país, aislamientos ampliados para los israelíes que retornen y límites en los vuelos internacionales; aunque los expertos en salud recomiendan que el aeropuerto esté totalmente cerrado.

Las citadas medidas forman parte de un debate de emergencia convocado por el primer ministro Benjamin Netanyahu, debido a la propagación de cepas mutadas.

Al debate asistieron los ministros de Salud, Yuli Edelstein, el de Transporte, Miri Regev, el director general del Ministerio de Salud, profesor Hezi Levi; el asesor letrado, Avichai Mandelblit; y el asesor del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben-Shabbat.

Al mismo tiempo, la doctora Orly Greenfeld, directora médica del programa nacional de Israel para combatir el coronavirus, sugirió cerrar totalmente el aeropuerto Ben-Gurion, por un corto tiempo, para evitar la entrada a Israel de la variante sudafricana y otras.

Según el Ministerio de Salud, 20 personas han dado positivo a la cepa sudafricana, mientras que también se registraron docenas de casos de la variante británica. Se cree que ambos son más contagiosos que las variantes anteriores del virus.

“En términos de salud, hubiera sido mejor cerrar el aeropuerto Ben-Gurion”, dijo Greenfeld. “Cuanta más gente se quede, menos posibilidades hay de que nuevas variantes del virus lleguen a Israel”, sostuvo la médica, quien reconoció que esa acción “tiene consecuencias”.

Las declaraciones de Greenfeld tuvieron lugar luego de que Edelstein solicitara al asesor legal del ministerio el análisis de la posibilidad de cerrar los cielos.

“Esto es algo que debemos hacer lo antes posible para detener la propagación de la variante sudafricana” y agregó que “La variante británica ya está aquí, pues aparentemente el 20% de todos los casos verificados se deben a la misma”.

Continuó Greenfeld afirmando que: “Actualmente hay 20 pacientes afectados por la variante sudafricana. En los últimos dos días descubrimos que varios de ellos habían regresado recientemente de Dubai. Por ello todos los que regresen de los Emiratos Árabes Unidos y Brasil son, en el acto aislados en un hotel”.

Dijo que la única forma de que Israel escape de la pandemia era mediante la vacunación, e instó a los israelíes no vacunados a unirse a los más de dos millones de compatriotas que ya han sido vacunados lo antes posible.
“Al final, la única salida a la crisis es mediante la vacunación, por lo cual siempre le decimos al público que salga, se vacune y se adhiera a las restricciones tanto como sea posible”, sostuvo Greenfeld. “Estamos en medio de una lucha con el virus al que le ganaremos con la inoculación y con las restricciones, de lo contrario este tsunami de infecciones nunca se detendrá”, concluyó.

“Estamos orgullosos de nuestra campaña de vacunación, pero al mismo tiempo ahora tenemos una mutación cuya tasa de infección es el doble de lo que estamos acostumbrados. A ese ritmo tendremos 10.000 nuevos casos diarios. Los últimos casos de la mutación de Sudáfrica no se vieron en Sudáfrica, pero sí en Dubai”, dijo Edelstein.

La medida de evaluar a los que ingresen al país fue respaldada por el profesor Eran Segal del Instituto Weizmann, quien también es asesor del gobierno sobre la pandemia.

Segal afirmó que el hecho de que Israel tenga un solo puerto de entrada principal facilita exigir una prueba de coronavirus negativa a todos los que lleguen y que una aplicación más efectiva de la cuarentena en los hoteles administrados por el gobierno habría dado mejores resultados y mantenido más bajo el contagio. “Si estas medidas se hubieran tomado antes, hoy habríamos visto más contenido la propagación del virus”, dijo.

“Está claro para nosotros que no podemos reducir el número de vuelos a cero, porque siempre hay casos humanitarios y diplomáticos extranjeros. Pero la idea es probar lo que más reduce las salidas y entradas (al país)”, declaró Edelstein.

Edelstein también dijo que pedirá al gabinete del coronavirus que extienda el estricto cierre de Israel siete días adicionales, a las dos semanas decretadas en un inicio.

“Llevamos varios días seguidos en 9.000 nuevos casos diarios, mientras que la tasa de contagio oscila entre el 8 y el 9%. Espero que dentro de dos o tres días veamos una disminución”, sostuvo el ministro.

“Aunque hay una disminución en el valor R del virus (el número de personas a las que una persona infectada potencialmente le transmitirá el virus), las cifras han alcanzado un pico y tomará mucho tiempo bajarlas”, finalizó Edelstein.

Por MB/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni