Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Este es el comienzo de la tercera ola”

El comisionado de coronavirus de Israel dijo que el país se encuentra en estado de emergencia, ya que los nuevos casos diarios superaron los 1200.

“Hay un aumento en la morbilidad junto con la sensación pública de que el coronavirus se ha ido”, dijo el profesor Nachman Ash . “Nos reuniremos para pensar qué pasos inmediatos deben tomarse como recomendación al gabinete del coronavirus”.

El martes, el Ministerio de Salud informó 1244 nuevos casos el día anterior, más 789 adicionales entre la medianoche y la hora de la publicación del martes. Unas 264 personas se encontraban en estado grave. El número de muertos llegó a 2877.

“Hoy, por primera vez en más de un mes, hemos superado el umbral verificado de 1200 por día”, dijo la jefa de Servicios de Salud Pública, Sharon Alroy-Preis , durante una sesión informativa el martes. “Durante la salida del encierro estábamos a menos de 600. La tasa de reproducción hoy es de 1,17 y aumenta continuamente. Ni siquiera sabemos cuál será el impacto después de todo lo que hemos abierto en los últimos días: comercio, quinto y sexto grados que regresan a la escuela. Estamos observando cuidadosamente la tasa de reproducción “.
“La tendencia a la infección en unas 90 localidades del Estado de Israel está empeorando. Disfrutamos mirando la parte verde del mapa, pero la parte naranja y roja está comenzando a subir. No nos engañemos que todo el país está en verde ”, dijo Alroy-Preis.

Actualmente hay 16 ciudades rojas y 27 naranjas, mostró Alroy-Preis.

“Los datos nos preocupan mucho”, continuó. “Ésto es una emergencia. Vemos un aumento significativo en la morbilidad y ya sabemos reconocer que este es el comienzo de la tercera ola ”.

Si bien dijo que la cantidad de casos diarios es menor que en agosto, la tasa de reproducción es aproximadamente la misma y “puede moverse rápido”. “Ya vemos que la disminución de pacientes gravemente enfermos se ha detenido. También lo ha hecho el número de muertes. Es muy posible que la ola de pacientes graves y muertos también comience a subir ”, agregó. “Cuando estamos en un estado de infección como este, no podemos abrir más”, enfatizó. “El Ministerio de Salud lo ha dejado claro”.

Más bien, se espera que el Ministerio de Salud presente sus ideas al gabinete del coronavirus en los próximos días, ideas que están destinadas a ayudar a detener la propagación de la infección que amenaza con arder en todo el país durante Hanukkah y Navidad.

Una idea que ofreció el martes el viceministro de Salud, Yoav Kisch, fue implementar un cierre nocturno durante el Festival de las Luces. Planteó la idea en una entrevista con N12. Pero Alroy-Preis dijo que no se tomó ninguna decisión al respecto.

“Aún se está discutiendo un toque de queda nocturno y aún no se ha decidido”, enfatizó. “No queremos llegar a un bloqueo general. No quisiéramos imponer restricciones de las que no estamos seguros de que ayudarán, pero que causarán angustia a los ciudadanos. Por lo tanto, consideraremos cuidadosamente si un toque de queda nocturno pueda ayudar.
“En Januka, puede haber recomendaciones de no realizar grandes reuniones y puede haber recomendaciones adicionales más allá de eso”, dijo.

A los ministros se les han presentado varias anuncios en los últimos días, incluido uno del Ministerio de Inteligencia que dijo que el próximo brote de coronavirus no se podría prevenir y que otro cierre o incluso más de uno, es inevitable.

“Estamos tratando de no cerrar durante las vacaciones”, dijo Alroy-Preis, aunque admitió que no puede predecir lo que será dentro de cinco días, y mucho menos en Januka, que comienza en diez días. El Gabinete también evaluará una recomendación del Ministerio de Salud de que Israel cierre cuando la tasa de reproducción alcance 1,3 o el número de casos diarios llegue a dos mil. Todavía no hay un día ni una fecha fijada para la próxima reunión, aunque se espera que los ministros se reúnan esta semana. Incluso si hay un bloqueo, el objetivo es permitir que el sistema educativo permanezca abierto, como lo discutió la Kneset el martes.

En las últimas semanas, el virus ha sido más dominante en el sector árabe, donde hasta hace poco alrededor del 46% de los casos nuevos provenían de esa comunidad. Sin embargo, Alroy-Preis informó el martes que ha habido un cambio. Actualmente, alrededor del 50% de la infección se encuentra dentro de la comunidad judía en general, el 41% entre el sector árabe y solo el 9% entre los ultraortodoxos.

No obstante, el ministro de Defensa, Benny Gantz, anunció el martes que se aprobó una operación de “Montaña Verde” que operará durante tres días en varias ciudades árabes, incluidas Ayn Kiniya, Bukata, Masada y Majdal Shams. Cientos de soldados del Comando del Frente Interior, junto con miembros del sistema de salud, serán desplegados en estas autoridades para realizar alrededor de 15 mil pruebas e investigaciones epidemiológicas. Gantz también instruyó que se incremente la aplicación de la ley para detener la entrada de civiles israelíes en los territorios palestinos, especialmente los fines de semana.

Además, las tasas de infección también han aumentado por los ciudadanos que regresan del extranjero y que no se ponen en cuarentena. Menos de un tercio de los viajeros israelíes se aíslan según sea necesario, dijo Alroy-Preis.
El Ministerio de Salud ahora está sopesando la opción de exigir que los repatriados se sometan a pruebas en el aeropuerto y luego unos días más tarde o exigir su cuarentena en un hotel estatal contra el coronavirus donde puedan ser monitoreados.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud está considerando etiquetar a los Emiratos Árabes Unidos como un país rojo, ya que aumenta el número de casos. Recordemos, las aerolíneas israelíes lanzaron el martes su primer vuelo directo a los Emiratos Árabes Unidos.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni