Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Nuevo aniversario de la llegada del presidente egipcio Anwar el-Sadat a Israel

Ayer se cumplieron 43 años del inicio de la histórica visita del presidente de Egipto, Anwar el-Sadat, al Estado de Israel que duró 3 días, e incluyó su paso por la ciudad de Jerusalem, un discurso pronunciado en el Parlamento Israelí, varias reuniones con el primer ministro de ese momento Menajem Beguin, rezar en la mezquita de Al-Aqsa y visitar Yad VaShem.

Cuando manifestó su deseo de visitar Israel, rápidamente los árabes repudiaron la decisión y muchos de ellos no solo lo criticaron, sino que conformaron un grupo de rechazo formado por los gobiernos de Libia, Siria, Irak y Argelia.

Por su parte, las autoridades israelíes por intermedio de Menajem Beguin le cursó la correspondiente invitación oficial 2 días después, que Sadat aceptó formalmente.

Estas estrechas relaciones se dieron luego de que ambos gobiernos mantuvieron arduas negociaciones en el momento en el que Beguin asumió como primer ministro y Moshé Dayan ocupó la cancillería israelí, en junio de 1977.

Cuando en mayo de ese año, Menajen Begui gana las elecciones, para los medios ya era un hecho de que por primera vez en la corta historia del Estado de Israel el partido Laborista sería reemplazado del Gobierno a la vez que preveían un endurecimiento en las relaciones con los palestinos y los estados árabes.

Luego del triunfo electoral, y desde el hospital producto de problemas cardíacos, nombró a Moshé Dayan como ministro de Relaciones Exteriores. Y las razones fueron porque este último mantenía buenas relaciones con los funcionarios del gobierno estadounidense que presidía Jimmy Carter, y el respeto de la oficialidad del ejército egipcio.

Tanto Beguin como Sadat tenían más que claro que uno de los objetivos de los Estados Unidos, aparte de lograr mantener el estatus quo en la región, era generar un acercamiento entre Egipto e Israel.

Esto los obligo a llevar a cabo negociaciones secretas, primeramente indirectas, y luego de forma directa.

El gabinete de Beguin estaba conformado por Dayan, el jefe del Estado Mayor de Tzahal, Motta Gur, el ministro de Defensa, Ezer Weizman y el responsable de los servicios de seguridad israelíes el mayor general retirado Shlomo Gazit y tenían como objetivo analizar las intenciones de Sadat. Tal es así, que llegaron a la conclusión de que las intenciones del presidente de Egipto de llegar a un acuerdo con Israel eran serias. De hecho, en un discurso en la Knesset, señaló: “Para ser absolutamente franco con ustedes, tomé esta decisión después de pensar mucho, a sabiendas de que constituye un grave riesgo para, si D’s Todopoderoso ha hecho que sea mi destino, asumir la responsabilidad en nombre del pueblo egipcio y participar en el destino -determinar la responsabilidad de la nación árabe y el pueblo palestino, el principal deber dictado por esta responsabilidad es agotar todos y cada uno de los medios en un intento por salvar a mi pueblo árabe de Egipto y de toda la nación árabe de los horrores de la nueva, sorprendente y destructiva guerra, las dimensiones de la que se han previsto por nada menos que Dios mismo”.

El 19 de junio de 1977 el presidente de Egipto arribó al aeropuerto Ben Gurion en motze Shabaty, y fue recibido formalmente, a pesar de que oficialmente Israel y Egipto estaban en guerra. Luego se trasladó a la ciudad de Jerusalem, donde al otro día realizó un discurso ante el Parlamento Israelí, que sin duda fue el inicio oficial del proceso que culminó en Camp David, con los acuerdos de paz que establecieron ambos países.

Por GS/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni