Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Rabinos israelíes instan a nuevas inmigrantes a no enrolarse en las FDI

La lucha por el lugar de las mujeres en el Ejército se expande y atraviesa las fronteras de Israel. La organización Jotam, que se opone al reclutamiento de jóvenes mujeres, lanzó una campaña de información con el fin de instar a nuevas inmigrantes y a extranjeras que quieren ir a Israel para brindar su colaboración en el país, a buscar una exención por razones religiosas y ofrecerse como voluntarias solo para el servicio civil nacional y no en el Ejército.

Durante años, Jotam, encabezada por importantes rabinos del ala conservadora del sionismo religioso (incluidos el rabino Yaakov Ariel, el rabino Yehoshua Shapira y el rabino Elyakim Levanon), ha afirmado que las FDI han dificultado que las jóvenes observantes declaren sobre su estilo de vida religioso y realiza investigaciones prohibidas contra ellas, con el fin de socavar su credibilidad y propiciar su reclutamiento.

Ahora, la organización acusa al Ejército de invertir muchos esfuerzos en influir sobre nuevas inmigrantes y jóvenes mujeres de la diáspora que quieren ser voluntarias en Israel, para alentarlas a enrolarse en las FDI, algo que según los rabinos se hace “en contra de su voluntad”. Por este motivo, la organización religiosa comenzó una lucha por el corazón de las jóvenes para intentar convencerlas de que incluso dentro del servicio nacional existe la posibilidad de una realizar una “contribución significativa”.

“Brechas de lenguaje y de mentalidad”

Según Chotam, muchas jóvenes en el extranjero observan la tradición y desconocen sus derechos y los “métodos utilizados por los militares” para reclutarlas, por lo que la organización lanzó un folleto en varios idiomas con información esencial para ellas e instrucciones sobre cómo lidiar con situaciones complejas que podrían suceder en el centro de reclutamiento.

El jefe de políticas públicas de Chotam, Avner Porat, estimó que hay cientos de nuevas inmigrantes en edad de ser reclutadas y muchas otras jóvenes que llegan desde el exterior para ofrecerse como voluntarias. Porat señaló que padecen una triple dificultad en comparación con las israelíes nativas: brechas lingüísticas, falta de orientación sobre el asunto en las instituciones educativas y normas religiosas diferentes.

Porat explicó que en muchas familias judías de la diáspora es costumbre que las jóvenes no se adhieran necesariamente a los códigos de vestimenta y la modestia habituales entre las personas observantes en Israel, y algunas incluso asisten a escuelas “públicas” no religiosas (o no judías). “Para ellos, esto no contradice su fuerte esencia religiosa y su modo de vida en asuntos como el shabat o alimentación kosher, pero para los militares, esto automáticamente genera sospechas respecto de su declaración sobre su observación de las tradiciones judías”, sostuvo.

“Debido a que vienen con un sentido de misión y contribución al país, la motivación de las FDI crece”, argumentó Porat. “Es fácil para el Ejército instarlas a enrolarse con el fin de ‘mejorar’ los datos sobre religiosidad en sus filas. No es ningún secreto que las fuerzas tienen objetivos definidos para esto y quieren alcanzar una cantidad significativa de religiosos en las FDI”.

“Investigación invasiva”

El director de la organización Chotam, Amital Barali, expresó: “Las autoridades de reclutamiento se están aprovechando de la inocencia de algunas de las nuevas inmigrantes y las están presionando para que se enrolen en las FDI y no hagan el servicio nacional, aunque eso vaya en contra de su modo de vida”. Y añadió: “Estas mujeres, que provienen de orígenes religiosos, están interesadas en hacer una contribución significativa a la sociedad y al Estado dentro del servicio nacional, pero son interrogadas sobre religión en un ambiente estresante y hostil, en conversaciones en las que se las presiona para que renuncien a ser voluntarias en el servicio nacional”.

Por DF/RJ
Con información de YNET.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni