Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel hace historia: Lanzó el satélite DIDO III al espacio

El miércoles por la noche, Israel lanzó al espacio un nano-satélite, Dido III, fabricado por la compañía israelí SpacePharma, al que se unió el Centro Médico Sheba de Israel, haciendo historia como uno de los primeros hospitales del mundo en lanzar un experimento médico en el espacio.

Este proyecto especial, es una colaboración entre la Agencia Espacial de Israel en el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Agencia Espacial Italiana, junto con el desarrollo de SpacePharma, una empresa centrada en el uso de la microgravedad para la investigación y el desarrollo. Es un avance significativo no solo en el campo del espacio civil sino también en el campo de la medicina.

El Centro Médico Sheba probará en esta misión espacial su teoría de que la microgravedad en el espacio reduce la adquisición de resistencia a los antibióticos, lo que con suerte ayudará a resolver el empeoramiento del problema global de la resistencia bacteriana a los antibióticos.

El satélite fue lanzado desde el puerto espacial en la Guayana Francesa y llegó a su destino en el espacio alrededor de las 4:51 de la mañana del jueves. El diminuto laboratorio, que tiene el tamaño de una caja de zapatos y pesa 2,3 kilos, llevará un total de 53 microsatélites y nano satélites de 13 países diferentes, que cubren observación de la Tierra, telecomunicaciones, ciencia, tecnología y educación.

Alrededor de las 11 de la mañana, hora de Israel, se espera que el satélite dé sus primeras señales, ya que los involucrados se mantienen altos en anticipación de señales positivas.

El director de la Agencia Espacial Israelí en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, Avi Blasberger, explicó que se trata de un “satélite en miniatura desarrollado por SpacePharma, que realiza experimentos de laboratorio en el espacio en condiciones de microgravedad”.

“Estos experimentos suelen ser realizados por astronautas, de ahí la importancia del lanzamiento”, explicó Blasberger, y agregó que “Space Pharma es actualmente la única empresa comercial, a excepción de la NASA, con un laboratorio de investigación espacial”.

El lanzamiento incluirá cuatro experimentos en los campos de la medicina, la biología y la química, y cada estudio estará dirigido por un investigador israelí y otro italiano. Los investigadores israelíes procederán del Technion, de la Universidad Hebrea de Jerusalem o del Centro Médico Sheba en Tel Hashomer.

El Ministerio de Ciencia explicó que la razón por la que el satélite fue al espacio en primer lugar es que el espacio es un entorno óptimo para realizar experimentos biológicos y químicos, porque bajo las condiciones ambientales especiales allí, las bacterias desarrollan una rápida resistencia a la droga.

El fundador SpacePharma, dijo que todos los experimentos se completarán en un período de dos meses según las estimaciones.

El éxito de esta prueba tiene el potencial de revertir la creciente amenaza de la resistencia a los antimicrobianos responsable de la muerte de 700 mil personas anualmente en todo el mundo.

Según el profesor Ohad Gal-Mor, jefe del Laboratorio de Investigación de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Sheba, los datos sugieren que existe un uso excesivo y inadecuado de antibióticos clínicamente, y más aún en la agricultura. “En el Centro Médico Sheba, ya tenemos datos preliminares que sugieren que la microgravedad reduce la adquisición de resistencia a los antibióticos a partir de experimentos que realizamos en el suelo usando un dispositivo especial que imita las condiciones de microgravedad hasta cierto punto”.

La falta de regulación sobre el uso veterinario y agrícola de antibióticos es una de las principales preocupaciones. “Ahora podemos repetir estos resultados en condiciones de microgravedad ‘reales’ y ver cómo las condiciones en el espacio afectan este proceso. Si entendemos por qué la microgravedad inhibe la conjugación, esperamos poder desarrollar nuevos enfoques para prevenir este fenómeno en la clínica del hospital y más allá ”.

“Comprender cómo la microgravedad y otras condiciones ambientales afectan la conjugación contribuirá en gran medida a ayudarnos a desarrollar nuevos tratamientos y enfoques para reducir la adquisición de resistencia a los antibióticos por parte de las bacterias”, concluyó el Prof. Gal-Mor.

Un informe de las Naciones Unidas de 2019 señaló la necesidad urgente de una solución eficaz a ese problema, sugiriendo que, a nivel mundial, 10 millones de personas podrían perder la vida para 2050 debido a la resistencia a los antibióticos. Además, el uso excesivo de antibióticos informado durante la pandemia de COVID-19 ha contribuido aún más a la creciente resistencia a los antibióticos a escala mundial. Esta resistencia podría representar una amenaza más preocupante a largo plazo que el propio coronavirus.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni