-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Exponen un cuadro robado en Francia durante la ocupación nazi para hallar a sus dueños

Después de 76 años de exilio en Alemania, un pequeño cuadro de Nicolas Rousseau robado en Francia bajo la ocupación nazi se expone el Centro Mundial de la Paz de Verdun, con la esperanza de encontrar a sus legítimos propietarios.

Desde hace unos diez días, el óleo sobre lienzo del pintor francés está colgado en el vestíbulo del Centro Mundial de la Paz, las Libertades y los Derechos Humanos, que recorren cada año 60 mil visitantes. “Si reconoce el paisaje o dispone de alguna información sobre este cuadro, le agradecemos informarlo”, está escrito al lado de la pintura.

“Queríamos que fuera accesible a los visitantes inmediatamente cuando entraban y gratuitamente. Hay orgullo y emoción, mucha felicidad, pero también una responsabilidad”, explicó el director del establecimiento, Philippe Hansch, que fue a recoger la obra a principios de agosto a Berlín.

Más que su valor comercial, el pequeño lienzo sin título de Nicolas Rousseau, pintado en el siglo XIX está estimado entre 3 mil y 5 mil euros, pero además tiene “un valor histórico inestimable”.

“El cuadro es un gran símbolo de la amistad franco-alemana y permite contar la historia de la Segunda Guerra Mundial con una mirada nueva del lado francés y del lado alemán”, contó el director.

En la primavera de 1944, Alfred Forner, suboficial de la Fuerza Aérea en Francia, fue encargado de llevar un cuadro a Berlín durante un permiso. Cuando el suboficial se presenta en la dirección indicada, el edificio estaba en ruinas. “De manera pragmática, vuelve a su casa, deja el cuadro allí y regresa al frente”, explicó Hansch.

En enero de 2019, el hijo de Alfred, Peter Forner, contacta a la Embajada de Francia en Berlín ya que desea devolver el cuadro y, sobre todo, encontrar a sus propietarios.

“Peter Forner tuvo un accidente de salud hace cuatro o cinco años con una larga estadía en el hospital. Hizo una lista de cosas por hacer y entre las primeras era devolver el cuadro”, cuenta Julien Acquatella, de la Comisión para la Indemnización de las Víctimas de Expoliación en Berlín. “Fue un gesto muy valiente y un acto natural para él ya que este cuadro no pertenecía a su familia. Era algo que debía pesar sobre su conciencia”.

La Misión de Investigación y Restitución de los bienes culturales expoliados entre 1933 y 1945, que depende del Ministerio francés de Cultura, buscan desde entonces, identificar a los propietarios o derechohabientes del cuadro.

“Es un caso muy difícil porque el cuadro no es de gran valor, por lo no está necesariamente catalogado. Es un campo de búsqueda vasto”, anotó Acquatella.

La exposición del cuadro, “un dispositivo inédito”, según él, pretende identificar a los propietarios, al mismo tiempo que se cumple la última voluntad de Forner, fallecido en mayo pasado a los 80 años: presentar la obra en un lugar que encarna la paz y la amistad franco-alemana para que se convierta en un objeto de pedagogía.

En octubre se organizará una ceremonia oficial de restitución en el Centro Mundial de la Paz, instalado en un antiguo palacio episcopal. La obra se unirá luego a una exposición sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, programada para finales de año.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni