Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

“Espero traer más productos de Israel, soy un fanático del país”

Joseph Sued es un joven de 16 años con un gran espíritu emprendedor. En medio de la pandemia de coronavirus, empezó a importar barbijos con una tecnología autoesterilizante desde Israel, y ya los comercia en Argentina. En diálogo con Radio Jai contó cómo fue el proceso y qué espera para su futuro.

“Siempre me interesaron los emprendimientos y los negocios. Este verano fui  a una convención de Startups, Israel; conocí mucha gente, hice muchos contactos y ahí salió el lazo para hacer lo de los barbijos. Cuando empezó la pandemia, una persona que conocí allá me escribió y me sugirió la idea. Me pareció un producto excelente y acepté. Los traje, y ahora los estamos comercializando”.

Con respecto a cómo fue comenzar con un emprendimiento, Joseph dijo que “la verdad es que no fue difícil. En Israel me hice muy amigo de este contacto, por lo que ellos confiaron en mí”.

“Lo bueno de estos barbijos es que a una presión muy alta, los impregnaron con un producto que les da la capacidad, en un año o 90 lavados, de matar a todas las bacterias o virus que lo toquen, incluyendo el coronavirus. También filtra un 98 por ciento de las bacterias, es decir, filtra más que un N95 y son de tela, son mucho más cómodos”.

“La diferencia entre estos y los N95, es que los segundos no son reutilizables y son mucho más incómodos. Estos son de tela, más cómodos y reutilizables. El barbijo tiene distintos tamaños, para hombres, mujeres y chicos”, explicó Joseph.

“Traje una cantidad muy chica, pero cuando quiera puedo traer más. Me los envían por avión y llegan en tres días. Armé un sitio web y desde ahí hago las ventas. También tengo unas personas que hacen delivery y para el interior de país lo mando por correo”.

Con respecto a cómo se ve en el futuro, dijo que “me imagino trayendo más productos de Israel, porque soy un fanático del país. A mi abuelo León le encanta Israel, la escuela y en mi familia siempre hubo un amor muy grande hacia el país. Cualquier negocio que aparezca y sea interesante, lo voy a intentar hacer”.
“Mi familia me ayudó un montón con la importación, sin ellos hubiera sido muy difícil. Es un producto caro, pero es barato si comparás con las cosas que hace”, finalizó Joseph.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni