Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“El talón de Aquiles del sistema electoral y del gobierno israelí es la debilidad de las coaliciones”

A pesar de ser acusado por corrupción, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se encamina a una victoria en las elecciones legislativas, quedando en posición de fuerza para formar el próximo gobierno y encarar su proceso. Mario Sznajder es doctor en Ciencia Política y profesor emérito de la Universidad Hebrea de Jerusalem y analizó las elecciones de este lunes.

“Hay que tener en cuenta ahora que para la constitución del futuro gobierno importa la composición de los posibles bloques o coaliciones del gobierno”, comentó Sznajder por lo que otorgó la mayor importancia del análisis a que ninguno de los dos partidos preponderantes, Likud y Kajol Lavan pueden constituir un gobierno por sí solos ni la capacidad de frenar solo al otro bloque porque ninguno tiene los 61 escaños necesarios, todo queda en manos del partido Israel Beiteinu, presidido por Avigdor Lieberman, que ha declarado que no habrá otra elección pero que puede alinearse con uno u otro bloque con muchísimas dificultades en ambos casos.

Los escenarios posibles son un compromiso político complejo en una u otra dirección -expresa el doctor en ciencia política-. Este estadio de la política son las declaraciones preelectorales, otro estadio muy diferente de la política son las negociaciones de coalición. Las negociaciones de coalición -considera Sznajder- se tejen alrededor de un intercambio entre las diferentes partes, en las cuales cada uno intenta lograr los mayores beneficios posibles para su propio partido y su propia persona. “En ese sentido Lieberman se encuentra en una situación ideal, pues lo que él tiene que hacer es simplemente sentarse a esperar las ofertas y probablemente quien le ofrezca más será aquel que logre adherirlo a su coalición”, manifestó Sznajder.

Avigdor Lieberman, jefe de la formación nacionalista laica, Israel Beitenu, dijo que cumpliría con su promesa de campaña de no sumarse a una coalición con partidos religiosos,  y Sznajder lo remarca: “Lieberman ha dicho, muy claramente que él, de ninguna manera, participará en una coalición con los partidos nacionalistas-religiosos, pese a que él es nacionalista,  pero muy antirreligioso, y que por otro lado no participará en una coalición en la que tenga que ver con lo que él llama ‘elementos terroristas’, que sería la Lista Árabe Unificada. Sobre la Lista Árabe Unificada hay que agregar otro punto, en ningún momento, ninguna de las partes, ni la Lista Árabe Unificada ni el partido Kajol Lavan concibieron la idea de que la Lista Árabe Unificada se vaya a integrar o a formar parte del gobierno, sino que su apoyo posible seria desde fuera de él”. Por rebuscada que suene la trama de la novela política israelí, así de compleja viene siendo y las tres elecciones lo han demostrado.

El formato de elecciones en Israel se limita, a nivel nacional, a la elección de la Knéset, el Parlamento israelí. La Knéset tiene 120 miembros elegidos cada cuatro años por un sistema de representación proporcional en listas cerradas de partidos políticos. ¿Es el ideal? Sznajder brinda su opinión:
“El mayor talón de Aquiles del sistema electoral y del gobierno israelí, es la debilidad de las coaliciones. Hay fórmulas para superar las debilidades y una de las formulas es un fuerte liderazgo. Benjamín Netanyahu es un líder sumamente hábil que ha demostrado una y otra vez su gran capacidad de maniobra y de recuperación, pero por otro lado no es un líder del estilo de David Ben-Gurión, quien era capaz de imponer sobre sus propias coaliciones de gobierno su voluntad, debido al respeto que se le tenía como líder político, figura fundacional y estratega”.

El profesor emérito de la Universidad Hebrea de Jerusalem asegura que Netanyahu no cuenta con este tipo de ventaja, él cuenta con la ventaja de la maniobra más de carácter populista, de saber utilizar muy bien los nuevos medios de comunicación digital. El uso de las noticias falsas, de las difamaciones, son una serie de trucos políticos que suceden aquí y en todo el mundo, pero que no acercan la imagen de Netanyahu a la imagen del estratega o del hombre de Estado de alto nivel, lo rebajan”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni