Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel: los primeros pacientes en probar una vacuna pasiva se recuperan de COVID

Los primeros tres pacientes tratados con una nueva “vacuna pasiva” contra el COVID-19 demostraron un beneficio clínico rápido y ya han sido dados de alta del hospital a sus hogares. La vacuna fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada.

“Desde hace tres meses, a pesar de la oposición inicial del exdirector general del Ministerio de Salud, Hadassah ha estado recolectando donaciones de plasma de pacientes con coronavirus”, dijo el profesor Zeev Rotstein, jefe del centro médico. El plasma fue recolectado con la ayuda de la organización haredí Yad Avraham y la comunidad haredí. Se solicitó que donaran a los pacientes que tuvieron el virus, luego dieron negativo dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en la sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluído el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas antivirus especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre en Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

Kamada utilizó el plasma para producir lo que llama su “producto de inmunoglobulina derivada del plasma anti-SARS-CoV-2”. La inmunización pasiva es cuando se le administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando le inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña a su sistema inmunológico haciéndole creer que usted tiene la enfermedad y su sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerlo.

Jerusalem, donde se encuentra el hospital Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país.

El jefe de Hadassah explicó que la vacuna, que también podría llamarse medicamento, está dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación está empeorando y necesitan un refuerzo para combatir la enfermedad. Sin embargo, también se puede utilizar de forma profiláctica en los casos en que un paciente de alto riesgo contraiga coronavirus y el hospital quiera detener la progresión de la enfermedad.

“Es evidente que el equipo de Hadassah está muy satisfecho con la investigación clínica”, dijo la Dra. Ada Kessler, médica de la unidad de coronavirus del hospital. Dijo que el plasma se está distribuyendo a los pacientes con COVID-19 que desarrollan neumonía y “por ahora, estamos muy animados”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni