Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Coronavirus en Chile: Entre el “desconfinamiento” y el estallido social

El Ministerio de Salud de Chile reportó este martes que durante la última jornada se registraron 1.566 casos confirmados de covid-19 y 39 muertes, elevando las cifras totales a 376.616 contagios y 10.178 defunciones.

El periodista Mario Solís, desde Chile, brindó un informe en Radio Jai sobre la situación de su país en medio de la pandemia.

Solís indicó que la situación está relativamente mejor, que han superado el pico de la pandemia que se había registrado en el mes de junio, cuando tenían siete mil casos por día, pero que sí han tenido que lamentar víctimas fatales, las que ya ascienden a diez mil, y según el DEIS (Departamento de Estadísticas e Información de la Salud), las muertes vinculadas con el coronavirus estarían superando las trece mil.

La diferencia entre las cifras radica en que, si una persona muere de un paro respiratorio y está contagiada por coronavirus, el Ministerio en la causa de la muerte, la informa como “muerte por paro cardio respiratorio, y así figura en el Acta de Defunción.

Lo cierto, señala Solís, es que hoy hay un respiro, porque hay camas y respiradores mecánicos disponibles, que están en un escenario totalmente opuesto a lo que vivían hace uno o dos meses, y que por ello, comenzó cierto desconfinamiento.

Dentro del plan de desconfinamiento que se elaborará en aproximadamente cinco pasos, que en algunas zonas, ya  comenzó, se permite la apertura de restaurantes, cafés, cines, en un 25 por ciento de su capacidad. En la zona metropolitana, ya pueden abrir sus puertas comercios considerados, “no esenciales”, pero aún no pueden funcionar los restaurantes. Pero en Punta Arenas, por ejemplo, en donde se había avanzado en el desconfinamiento, hubo un aumento en los casos y han debido retroceder, incluso a la cuarentena estricta. “Es un tema delicado”, opinó el periodista y dijo que en Providencia, una comuna del centro de Santiago, están en la etapa número dos del confinamiento, pero que nadie asegura que si en diez o catorce días aumentaran los casos, también se vean obligados a dar marcha atrás.

Respecto de las escuelas, dijo que algunos municipios han desestimado el retorno a las clases presenciales en 2020, y que aún no se ha determinado lo que pasará con el año escolar, y explicó que en muchos casos, hay niños que lamentablemente viven en zonas en las que no hay conectividad a internet, por lo cual las clases online no son una opción, además de que el acceso a la red, tiene un costo muy elevado, y citó como ejemplo que un plan básico de conexión, que incluso no alcanzaría para seguir una clase online, cuesta doce dólares, y eso provoca que muchos no puedan acceder. “Es un tema muy complejo”, expresó y aventuró: “Creo que metafóricamente hablando, van a tener que eliminar este año”, y piensa que las condiciones no están dadas para que los chicos puedan pasar al siguiente nivel de escolaridad.

Respecto de la próxima temporada de verano, teniendo en cuenta que el turismo representa una importante fuente de ingresos para Chile, Solís comentó que el subsecretario de Turismo informó que se deberá pensar en que estarán doce meses más conviviendo con el covid, por lo que supone que ciertos eventos no podrían realizarse, como el Festival de Viña del Mar, uno de los más masivos de Chile. El Consejo de Viña del Mar, aún no se ha pronunciado al respecto, pero se han evaluado opciones, como la de que el festival se realice sin público y emitido por televisión, pero que perdería sus características esenciales. También se habló de que tuviera mayor contenido de humor, para lo que convocaron al conocido humorista Coco Legrand, quien se negó a participar, argumentando que en estos momentos el país no está para festejos, ni por la pandemia ni por el estallido social que se viene manifestando en Chile.

Por todo ello, Solís opina que el verano no va a ser normal, que no sabe si van a cerrarse las puertas para el turismo, que espera que eso no suceda así, porque ya son muchas las empresas del rubro que han debido cerrar y que abrigan sus esperanzas en el verano, por lo que opinó que se ve un panorama muy difícil.

Respecto del estallido social, afirmó que la agenda no se ha detenido en esa cuestión, que continúan las manifestaciones, aún en el centro de Santiago, donde hace unos días, fue detenida la hija de Michelle Bachelet, pero indicó que esto no figura en los canales de televisión, ni en las radios, ni en la Prensa escrita, que no se habla mucho de eso, salvo en algunos medios independientes que tienen la autonomía para poder pronunciarse, pero afirmó que el estallido social continúa, que se siguen desarrollando actividades, fomentado por los mapuches del sur del país quienes plantean las injusticias que están viviendo.

El estallido puede haber bajado en intensidad o la convocatoria por el covid, dijo y que algo de esto se está percibiendo, que algunas escenas se vieron en el Exterior de protestas en los sectores más vulnerables, con gente organizando ollas populares, haciendo barricadas, manifestándose y denunciando el hambre, pero que solo les dieron segundos en los medios de comunicación.

“La sociedad se olvidó de que existían, pero esta gente continúa con los mismos problemas, sin saber, no solo si podrá comer estos días, sino si va a poder comer mañana”, finalizó con preocupación.

Por Cita Litvak.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni