-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

“Tengo ansiedad de empezar con el ensayo clínico, espero que pronto termine el COVID porque es una pesadilla”

La carrera por encontrar la vacuna es está disputando en varios lugares del mundo a la vez. Todos quieren dar con lo que dará solución a la pandemia de coronavirus. En Argentina se está realizando un ensayo clínico para una de estas vacunas. Gloria Caviglia es voluntaria de esta investigación y contó en Radio Jai cómo es el proceso.

“Vi en la televisión que estaban por empezar los ensayos clínicos y que estaban reclutando voluntarios, así que me metí en internet, llené un formulario y me llamaron. El 23 de agosto me dieron un turno para participar activamente del ensayo”.

“No me pusieron ninguna condición para ingresar, me preguntaron si tenía enfermedades de base y si tomaba algún tipo de medicación. Como no tengo ninguna enfermedad ni tomo medicación me dijeron que estaba apta. El primer día que voy, los médicos me van a evaluar, estaré entre 4 y 5 horas en el hospital. También me harán el test de COVID para ver que no esté atravesando la enfermedad en este momento, porque eso es excluyente. Es para gente que no ha tenido la enfermedad y ahí evaluarán si estoy apta”, dijo Caviglia.

“El 23 me darían la primera dosis y luego de tres semanas se aplica la segunda. Lo que no sé es si me aplicarán el placebo o la vacuna. Puedo desistir en cualquier momento del ensayo. Yo trabajo desde mi casa, pero tengo contacto por mi hija y mi marido. Tengo un poco de susto, pero nada que evite que ese día vaya. Es un poco de ansiedad también”.

“Me dijeron que si no tengo un teléfono inteligente, ellos me proveen de un dispositivo para que día a día vaya anotando los síntomas que tenga. Hay un seguimiento permanente. Espero que pronto salgamos de esto porque es una pesadilla”.

“De alguna manera el gobierno nacional fue premiado con la posibilidad de hacer el ensayo en Argentina y esto nos posiciona muy bien en el futuro al momento de hacer las reservas de las vacunas y también fue un premio a nuestra gente de salud y ciencia”, finalizó Caviglia.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni