Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“La idea de que la pandemia en Perú va a ir disminuyendo es una esperanza, más que una certeza”

La pandemia de coronavirus se sigue expandiendo por todo el mundo. Perú es uno de los países más afectados y se encuentra en el puesto número cinco de mayor cantidad de infectados a nivel mundial. El rabino Guillermo Bronstein, en diálogo con Radio Jai, analizó la situación del país y cómo lo vive la comunidad.

“El gobierno de Perú se preparó muy bien durante el mes de febrero para la llegada de la pandemia. Aumento significativamente el número de camas para las personas asintomáticas o con pocos síntomas. También aumentó el número de camas de terapia intensiva y de respiradores. Sin embargo, una vez que llegó la pandemia, la población de Perú, que es un 70% económicamente informal no pudo sostener más de cuatro semanas de cuarentena, que en el principio fue muy estricta y funcionaba muy bien”, explicó el rabino.

Hasta ahora son más de 310 mil los infectados y casi 11 mil los fallecidos. “Hoy en día el gobierno ha aflojado muchísimas de las medidas, pero sí continuamos con algunas básicas como la higiene personal, el distanciamiento social, sobretodo en el transporte público, pero muchas de ellas lamentablemente no se cumplen dentro de las ciudades por la gran informalidad en la economía”, dijo Bronstein.

“Toda la comunidad judía, desde antes del inicio de la pandemia, realizó varias acciones solidarias como por ejemplo líneas y tratamientos de emergencia con psicólogos, maestros, médicos”.

La comunidad judía de Iquitos fue una de las más afectadas por la pandemia. “Si bien la comunidad es muy chica hemos tenido pocos casos de la enfermedad y casi ninguno estuvo muy grave. Si hemos tenido alguna sorpresa no muy agradable en la comunidad más pequeña de Iquitos en la selva, donde desde el principio veíamos que la pandemia no se estaba llevando con la prudencia lógica. Había mucho amontonamiento en los mercados. Algunas de las personas de la comunidad nos dijeron que les era imposible conseguir medicinas para el tratamiento y oxigeno, que se agotó enseguida. Entonces la comunidad de inmediato se puso en campaña y tuvimos la colaboración de personas e instituciones. También conseguimos vuelos de la fuerza aérea del Perú porque la única forma de llegar a Iquitos es por aire y así hicimos llegar las colaboraciones”.

Con respecto al futuro, el rabino dijo que “la idea de que la pandemia va a ir disminuyendo es una esperanza, no creo que sea una certeza. Si sigue subiendo el número de infectados y vemos que en algunas zonas no se cumplen las medidas, sobretodo donde el comercio ambulatorio es muy grande, no sabemos qué puede pasar. Creemos que el pico no ha llegado todavía. Mantenemos la esperanza de que estemos acercándonos a ese momento y no tener que experimentar una gran crisis”.

“La situación dentro de la comunidad es bastante tranquila en los barrios donde viven las personas de la comunidad se está bien, no hay gente por las calles y hay tranquilidad. Pero de esta situación uno no se salva solo, tiene que haber colaboración, cooperación y sobretodo solidaridad y en eso está la comunidad”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni