-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Hemos logrado llevar un bálsamo a las familias”

El Ministerio de Salud del Gobierno porteño aprobó los protocolos desarrollados por el área de Jevrá Kadishá de la AMIA que permitirá que se cumplan las normas judías que aplican cuando una persona fallece, hasta su entierro, asegurando las normas de bioseguridad en tiempos de pandemia. El director de sepelios de AMIA, Salvador Auday, explicó cómo fue el proceso de homologación y cómo funciona, en diálogo con Radio Jai.

“Desde los inicios de la pandemia nosotros vislumbrábamos que podía existir la posibilidad de propuestas de cremación compulsivas. Entonces lo primero que hicimos fue abocarnos a encontrar la ley sobre esta cuestión, y el problema fue solucionado a los 15 días de la pandemia, donde quedó claramente estipulado que la cremación no puede ser compulsiva”, explicó Auday.

la búsqueda permanente por mantener y superar

En todo el territorio argentino la posibilidad de la inhumación, es decir, de sepultar en tierra a una persona, es una elección de la familia, que tiene que ser respetada y no se puede exigir otra cosa. “Esto fue lo primero que trabajamos. La cuestión que se aprobó ahora con el Ministerio de Salud tiene que ver con el tratamiento de los cuerpos. Nosotros trabajamos sobre las personas fallecidas con un ritual específico que es condición sine qua non para darle sepultura judía. Existen protocolos de manejo de fallecidos por COVID-19 dados por el Ministerio de Salud, tanto de Nación como Ciudad de Buenos Aires que limitaban nuestro accionar y nuestro trabajo, y siempre tuvimos los lineamientos de mantener las tradiciones sin apartarnos de lo que dice la ley”, contó el Director de sepelios de AMIA.

Desde la Dirección de Sepelios de AMIA, desarrollaron un protocolo de bioseguridad muy estricto para todos los intervinientes, que les permita poder desarrollar sus actividades exactamente igual, independientemente de si la persona falleció por COVID-19. Este protocolo está inspirado en los que usan comunidades como Inglaterra, Francia, Israel o Estados Unidos. Luego de un duro trabajo y una reunión muy productiva con el Gobierno la semana pasada, el protocolo fue homologado.

En cuanto a los tiempos de pandemia que estamos viviendo, la ley estipula que los cementerios deben estar cerrados para cualquier tipo de ceremonia salvo para un sepelio, en cuyo caso pueden asistir para acompañar, hasta cinco personas, independientemente del oficiante.

“El problema se empezó a dar también en qué pasa con la gente que tiene un ser querido que falleció hace un mes y tiene los treinta días o el aniversario. Para eso desarrollamos ceremonias virtuales de recordación que se hacen los días domingo, donde se nuclean muchas familias y se hace un encendido de velas en memoria, se nombra a todos los fallecidos y se dicen oraciones especiales. Hemos logrado llevar un bálsamo a las familias de esta forma”, contó Auday.

En el caso de producirse un fallecimiento, las personas deben tomar contacto con la cochería de AMIA que es desde donde se dispara toda la logística. Ahora no es presencial sino de manera remota por teléfono y luego la familia se acerca a las oficinas de AMIA en Pasteur donde termina de hacer los trámites. Salvo en los casos de fallecimiento por coronavirus, que se atiende a la familia telefónicamente  por recomendación del Ministerio de Salud.

Con respecto a los fallecimientos en shabat, el director dijo que “hace casi dos años en AMIA se dispuso no tener más cocherías externas que daban este soporte, sino que decidimos trabajar nosotros mismos sobre nuestros fallecidos, es una cuestión que tiene que ver con el kéver Israel. Los teléfonos están disponibles los siete días de la semana, los 365 días del años, las 24 horas y trabajamos durante shabat con una guardia que hace todos los tramites: Retiran al fallecido y lo llevan a nuestra cochería donde tenemos una cámara especial, acondicionada para eso, con lo cual el servicio está disponible todos los días independientemente de que sea shabat”.

“Lo importante es que la gente sepa que a pesar de todas estas angustias, en estos tiempos donde hay que reinventar todos los procedimientos, lo hemos hecho y seguimos trabajando como siempre, ayudando a todas las familias sin distinción del motivo por el cual haya fallecido una persona”, finalizó.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni