Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Pekín interviene para evitar escalada entre China e India

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, invitó a una videoconferencia a sus pares, Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China; y Subrahmanyam Jaishankar, de India, para poner paños fríos tras los enfrentamientos ocurridos hace algunos días en el Valle del Galwan en la frontera entre los dos gigantes asiáticos, que dejaron un saldo de 20 muertos por el lado indio y un numero incierto de decesos de la facción china, ya que, las autoridades locales, no brindaron cifras oficiales para evitar seguir generando tensión en el conflicto.

En declaraciones con la prensa, el ministro ruso Lavrov afirmó que funcionarios de China e India ya han entablado un vínculo para continuar con la solución el asunto. ¨Ambos se han mostrado con la voluntad de seguir negociando y encontrando puntos comunes. Esperamos que esta actitud continúe¨, sostuvo Lavrov.

China e India comparten una frontera de 3488km, siendo así una de las más extensas del mundo. Además, son los únicos dos países que superan el millón de habitantes. Entre ambos se concentra el 40% de la población mundial. Además, están entre los países que más crecieron en los últimos 10 años con un promedio de 6% anual.

El hecho ha tenido una fuerte repercusión en las redes sociales, y claro ha tenido su correlato en memes.

 

Antecendentes

Pocos conflictos mundiales tienen el potencial de destrucción de un eventual enfrentamiento a gran escala entre China e India. Además de estar en el selecto grupo de países que cuentan con armas nucleares en sus arsenales, entre los dos representan el 36% de la población mundial. Por eso, la más mínima escaramuza enciende las alarmas de la comunidad internacional.

La noticia de que tres soldados indios habían muerto el lunes tras un enfrentamiento con tropas chinas en la frontera del Himalaya era de por sí inquietante. Eran los primeros decesos en 45 años de relaciones tensas pero relativamente estables. La suba del total de bajas a 20 no hizo más que reforzar la gravedad de la crisis desatada.

Ambas partes se culparon mutuamente por el choque del lunes en el terreno rocoso del estratégico Valle de Galwan, entre el Tíbet, en China, y la región de Ladakh, en India. Es el punto crítico de una disputada frontera de 3.500 kilómetros de largo sobre cuyos límites nunca hubo acuerdo entre los países.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni