Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La Amia brinda un panorama del estado que atraviesa la comunidad judeo-Argentina

El Presidente de Amia, Ariel Eichbaum dialogó con Radio Jai, y brindó un panorama de la situación que  atraviesan las instituciones judías argentinas en estos momentos de pandemia.

El titular de la Mutual señaló que el escenario es muy complejo y que aún no saben cuál será el saldo final en esta situación inédita, tanto en salud pública como las consecuencias que el aislamiento tendrá en la economía argentina en general. Desde la Amia la primera medida fue apuntar al tema de la vulnerabilidad, la de garantizar la asistencia y alimento a las familias judías con necesidades. La entidad aun con sus instalaciones cerrada logró que los programas sociales se continuaran desarrollando con normalidad y que aun más, incrementaron ampliamente la demanda: “Si teníamos cuarenta ‘altas’ promedio mensualmente de programas sociales, en el primer mes de la cuarentena, pasamos a tener quinientas”, indicó.

Las actividades de Amia, tales como cursos, talleres y espectáculos, mutaron en plataformas digitales y se realizan normalmente, como modo de acompañar a la población. También el servicio de Sepelios continúa, con las limitaciones que el aislamiento impone.

Luego del primer mes, en el que se enfocaron en la asistencia social, comenzaron a tener contacto con “lo que tiene que seguir con atención” que es la escolaridad judía. Se reunieron con presidentes de escuelas, en el marco de la Federación de Escuelas Judías Argentinas (FEJA) para tener una verdadera dimensión de la situación. “No podemos permitir perder matrícula escolar, tenemos solamente la mitad de los niños en la red escolar judía, lo que es poco”, afirmó Eichbaum y señaló que esta pandemia ha desnudado una profunda desigualdad en lo que tiene que ver con los recursos tecnológicos que demanda la educación a distancia, más allá de la implicancia de que muchos padres no estén trabajando y con ello no puedan afrontar el pago de los aranceles.

En estos momentos Amia y FEJA están ultimando detalles de planes de trabajo conjunto que  ayuden a paliar la difícil situación económica de las escuelas, que hoy posee una caída de los ingresos por aranceles, entre el cuarenta y el sesenta por ciento,  y “que puede ser mucho peor con el paso del tiempo”. Confía en que con el trabajo y con la posible aplicación del régimen que dispuso el Estado que habilitaría una reducción de salarios de los trabajadores a partir de hacerse cargo del 50 por ciento de los mismos (de la que no sabe con seguridad a qué escuelas beneficiaría), se podría remontar en algo la situación.

La Economía está afectada mundialmente y con ello difiere de la posible ayuda externa, como ocurrió en otros momentos de crisis, sin embargo, afirmó Eichbaum que “van a apelar de alguna manera a fondos públicos de Israel, porque lo ven como un compromiso de parte del Estado de Israel de garantizar la continuidad de la educación judía en la Diáspora, con el agravante de que la crisis económica de la Argentina por la pandemia, se agrega a la que ya existía. Además de apelar a la ayuda de Israel, consideró indispensable hacer una campaña local,  “el compromiso de muchos que fuimos a un shule,  y que no deberíamos permitir el cierre de una escuela judía”.

Señaló que Amia se encuentra trabajando con otras instituciones centrales a modo de buscar diferentes alternativas de mejoramiento de la situación.

Respecto de los templos, hoy cerrados  y de la posible suspensión de los servicios de Iamim Noraim “Altas Fiestas”, consideró aventurado que a cinco meses que falta para eso, se pueda opinar –como muchas versiones que circulan lo pronostican- sobre la no realización de los servicios. El presidente de Amia, dijo que quiere ser prudente con este tema y ver cómo se van desarrollando los acontecimientos, según se comiencen a flexibilizar algunas actividades a partir del 10 de mayo. “Tenemos contacto permanente con el Gobierno de la Ciudad, y con las Secretarías de Culto, tanto de la Ciudad como de la Nación para ver qué áreas se van a comenzar a habilitar”. señaló “No hay ningún motivo hoy para pronosticar que esta situación se vaya a prolongar por cinco meses” declaró con firmeza y opinó que la vida social, institucional y religiosa va a experimentar cambios, a los que nos iremos adaptando: Con distanciamiento social, protocolos de higiene, protocolos de controles de ingreso.

Respecto de los clubes, Eichbaum consideró que deben de estar en dificultades (confesó “no ser conocedor de los clubes”) porque esta es una crisis que nos afecta a todos, pero que tendrán herramientas para afrontarlos. Insistió en que los esfuerzos hoy se centran en la asistencia social. “Nos encontramos trabajando en red con Tzedaka, Jabad y le Dor vaDor en todos los temas de vulnerabilidad. “Tenemos la obligación de atenderlos”, declaró. Lo segundo es la educación formal, “la más complicada y la más urgente”, subrayó y que realizan gestiones posibles para que la vida institucional judía en todas sus formas siga funcionando.

Finalmente, el Presidente de Amia se refirió a la reciente reunión que sostuvo con expresidentes de la institución, (que no es la primera vez que las realiza) y señaló que fue encuentro muy positivo, en la que cada uno compartió los diferentes momentos críticos que tuvieronque atravesar en sus gestiones, y que fue muy rico escuchar y poder tomar como enseñanza muchas de las experiencias. Los expresidentes se pusieron a disposición para colaborar y van a continuar con este tipo de reuniones. “Hoy no es momento de hacer política comunitaria” “El que piensa que es un momento de hacer política comunitaria está muy equivocado”, declaró.

 

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni