Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Golda Meir, su legado a 122 años de su nacimiento

Nació el 3 de mayo de 1898 en Kiev, Ucrania y fue la primera mujer en ocupar el cargo de Primer Ministro de Israel.

Su nombre original fue Goldie Mabovitch, hija de Moshé y Bluma Mabovitch. En su autobiografía, ella relata cómo su padre colocaba trabas en las puertas de la casa durante el pogromo de Kiev de 1905. Ese año, la familia se trasladó a Milwakee, Wisconsin.

En los años 1916-1917, Golda asistió a la escuela secundaria y luego a la facultad, con oposición de sus padres que querían que ella se casara en lugar de tener una profesión. Cumplió con los deseos de ambas partes; obtuvo un certificado de docente y se casó con Morris Meyerson. También se unió al grupo sionista Poalei Tsión (Trabajadores de Tsión), que apoyaba el establecimiento de una patria judía en Palestina.

En 1921, Golda y Morris Meyerson emigraron a Palestina y se unieron al kibutz Merhavia. En 1924, la pareja se mudó a Jerusalem y pronto tuvieron un hijo y una hija, Menajem y Sarah. En 1956, ella oficialmente cambiaría su nombre de Meyerson a Meir para que resultara más cercano a su origen hebreo. Golda intensificó sus actividades políticas y representó a la Unión de Trabajadores (Histadrut) como delegada ante la Organización Sionista Mundial. Entre 1932 y 1934 trabajó como emisaria en los Estados Unidos y se desempeñó como secretaria de la organización de mujeres HeHalutz.

Años atrás, antes de la II Guerra Mundial, gran parte de Medio Oriente estaba bajo control de Francia y Gran Bretaña, según lo que se había prescripto en el Acuerdo Sykes-Picot, el pacto secreto de 1916 (oficialmente, el Acuerdo de Asia Menor de 1916). Funcionarios británicos habían realizado promesas sobre el establecimiento de una patria judía, pero eso nunca se materializó y el asunto quedó para la siguiente generación. El Libro Blanco Británico de 1939 solo proponía una patria judía, y no un estado judío, y se permitía a funcionarios árabes determinar la tasa de inmigración judía.

Durante la guerra, Golda Meir surgió como una vocera poderosa para el movimiento sionista y luchó muy duro contra dichas políticas argumentando que el aumento de la inmigración judía era crucial a la luz de las persecuciones que realizaba el régimen alemán nazi. Los británicos intensificaron el cumplimiento de las políticas del Libro Blanco al arrestar a varios activistas judíos e inmigrantes ilegales. Cuando Moshé Shertok-Sharett fue arrestado, Golda Meir lo reemplazó como interlocutora principal ante el Mandato Británico.

Meir más adelante organizó eventos de recaudación de fondos en los Estados Unidos para financiar un estado israelí independiente. Fue electa directora de la Agencia Judía y tuvo un rol muy activo en la recaudación de fondos en los Estados Unidos para ayudar a cubrir los costos de la Guerra de la Independencia de Israel.

En 1948, David Ben-Gurión designó a Golda Meir miembro del Gobierno Provisorio. Unos días antes de la Declaración de la Independencia, Ben-Gurión la envió encubierta como árabe en una peligrosa misión para convencer al Rey Abdalá de Jordania de abstenerse de invadir a Israel. Pero el mandatario ya había tomado su decisión, y su ejército atacaría al estado judío tan pronto como los británicos se retirasen.

En los años siguientes Meir fue nombrada Embajadora de Israel para la Unión Soviética, congresista de la Knesset (parlamento israelí), Ministra de Trabajo y Seguridad Social y en junio de 1956 ocupó el cargo de Canciller, puesto que mantuvo hasta enero de 1966. En ese cargo, Meir fue arquitecta del intento de Israel por crear puentes con los países emergentes independientes de África. También procuró cimentar las relaciones con los Estados Unidos y tuvo éxito en la generación de numerosos vínculos bilaterales con países de América Latina.

Cuando el Primer Ministro Levi Eshkol murió inesperadamente a principios de 1969, Golda Meir, ya con 71 años de edad, asumió el cargo, y fue la tercera mujer en el mundo en convertirse en Primera Ministra (luego de Sirimavo Bandaranaike de Sri Lanka e Indira Gandhi de India).

El evento principal de su gestión fue la Guerra de Iom Kipur, que estalló contra Israel con ataques coordinados por parte de Egipto y Siria el 6 de octubre de 1973. Los países atacantes intentaban ganar los territorios del Sinaí y los Altos del Golán, entre otros propósitos. El 25 de octubre se pactó un alto el fuego que terminó con la guerra y evidenció la impresionante capacidad táctica y operativa de Israel.

Posteriormente, a pesar de haber ganado las elecciones, Golda Meir renunció en 1974 para dar paso a Itzjak Rabin como Primer Ministro. Ella se retiró y pasó sus últimos años en la casa de su hija en un kibutz.

Falleció el 8 de diciembre de 1978 y fue enterrada en el Monte Hertzl, en Jerusalem. Golda Meir fue luego recordada como «la mujer de hierro» por su lucha inquebrantable. Sin embargo, también se destacó su piedad y búsqueda de la paz, como reflejó en sus dichos: «El hecho de ser abuela me da la certeza de que la paz llegará algún día al Medio Oriente: sé que también hay abuelas en Egipto, Jordania y Siria, que quieren que sus nietos vivan».

 

Traducido por Natalia Plavnick para Radio Jai con información de The Jewish Virtual Library y Biography.com

Reproducción autorizada citando la fuente.

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni