Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Ortodoxos pedófilos huyen a Israel

Un reciente informe del medio de comunicación norteamericano, CBS, revela que decenas de pedófilos se aprovecharon de la Ley del Retorno y huyeron a Israel.

Según la nueva investigación de la CBS estadounidense, docenas de delincuentes sexuales han logrado evadir a las autoridades e inmigrar a Israel sin interrupción, con el objetivo de evadir el enjuiciamiento. “Un fenómeno inquietante y generalizado. Desde 2014 más de 60 delincuentes han huido del país”.

Yosef Haim Karov es un delincuente sexual muy buscado que incluso ha sido identificado por tener un riesgo particularmente alto. Después de que fue acusado de agredir sexualmente a una niña de 9 años en Oregon, EE.UU. en el año 2000, escapó a Israel, antes de que las autoridades locales pudieran poner sus manos sobre él o entender adónde iba. Recientemente, Interpol puso una alerta roja de advertencia a su nombre, pero eso tampoco ayudó. Hace ya casi dos décadas que el prófugo logra evitar a las autoridades con un éxito sorprendente. El problema es que él no es el único.

Según la investigación, docenas de delincuentes sexuales estadounidenses se están aprovechando de la Ley de Retorno, legislación que habilita a todo judío a nacionalizarse como israelí, y encuentran espacio en Israel.

Algunos, incluido Karov, se toparon con el sistema judicial israelí, pero después de cumplir su condena fueron liberados nuevamente. Dos años después de emigrar a Israel, Karov fue condenado por el tribunal israelí en otro caso de pedofilia, cumpliendo una sentencia de prisión. Recientemente, otra demandante afirma haber sido acosada por él durante años, comenzando cuando ella solo tenía 5 años.

Según el Director General de JCW (organización dedicada a la ayuda de víctimas de abuso sexual) Meir Seewald, “lo que está sucediendo en la Iglesia Católica en este momento en todo el mundo, es como lo que está sucediendo en nuestra comunidad. Las historias de portada son las mismas y la vergüenza es la misma”.

Seewald explica que debido a la naturaleza cerrada de las comunidades judías en los Estados Unidos, especialmente los ultraortodoxos, muchos casos de pedofilia permanecen sin respuesta y sin el tratamiento adecuado a pesar de que los acusados se comprometan a someterse a terapia. Se encargan de transferir al acusado a otra comunidad, pero unos años más tarde también hace lo mismo allí. Las víctimas se niegan a quejarse cuando ven cómo van las cosas”.

El rabino Yehuda Oppenheimer sabe muy bien con qué facilidad un pedófilo judío puede encontrar refugio en Israel. En 2000, él fue quien ayudó al propio Karov a escapar sin que nadie lo notara. El acusado estaba muy determinado a emigrar a Israel lo antes posible.

“Me dijo: ‘Voy a ir a Israel, tengo que ir mucho más rápido de lo que pensé que debería’. Dijo que algo sucedió cuando era joven pero que no pasó nada desde entonces. Sentí que podía contar con él. Así que le escribí una carta, compró un boleto y se fue”.

Oppenheimer vinculó a Karov con su familia y amigos en Israel, quienes lo ayudaron en el proceso de absorción allí. Contó que un día recibió una llamada telefónica de un amigo cercano en Israel que le comentó que Karov había sido arrestado por la policía. “Todavía no sé qué pasó, pero fue algo sobre delitos sexuales graves … algo que le sucedió a su hija y por eso Karov se detuvo. Se sintió como un golpe en el estómago. Fue muy doloroso”.

Mandy Hawk, padre de dos hijos, tenía solo 8 años cuando comenzó a sufrir graves abusos sexuales por parte de su maestro de hebreo en la escuela judía ortodoxa donde estudió en Los Ángeles. “Había una celebración de cumpleaños para un compañero y él trajo una bandeja de galletas. Quería tomar una galleta, pero la maestra me dijo que esperara hasta el final de la clase y que luego podría ir a buscar una para mí”. Pero me agarró del pelo y me aseguró: “Está bien, puedes acercarte. No te lastimaré. No hay nada de malo en eso”. Huck recuerda que luego lo volvió a hacer.

Según él, el maestro, Mordechai Yom Tov, continuó abusando de él durante todo un año hasta que, en 2001, fue arrestado por la policía bajo sospecha de cometer actos similares con otros tres estudiantes, de 8 a 10 años. Fue acusado de pedofilia, encarcelado y sentenciado a libertad condicional. Pero pronto violó los términos de su liberación y huyó a Israel a través de México.

JCW explica que la mayoría de los casos, como los de Karov y Mordechai Yom Tov, ocurren dentro de vecindarios o comunidades judías ultraortodoxas en los Estados Unidos.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni