Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El gobierno de España apoya la campaña del BDS

Un total de 58 ayuntamientos y entidades estatales españolas, todas vinculados a la alianza de gobierno conformada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos, han sellado acuerdos para unirse al polémico proyecto de boicot contra Israel, un movimiento que ha fomentado el antisemitismo en todo el mundo mediante acciones para cercenar los vínculos económicos con el país y discriminar a sus habitantes excusándose en una lucha por los derechos palestinos.

Varios ayuntamientos apoyados por el gobierno español se han unido al Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI), una parte de la organización internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones,  comúnmente llamada “BDS”, fundada en 2005 para oponerse a Israel, lo que significa que se comprometen a no contratar empresas israelíes, no comprar productos ni servicios israelíes, y exigir el reconocimiento de Palestina, entre otras medidas, de acuerdo a una lista develada el sábado en el sitio oficial de la organización.

La lista incluye espacios estatales en las regiones de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, País Vasco, Navarra, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, Madrid y Valencia, y en algunos casos la pertenencia al ELAI viene desde 2015.

Algunos de los ayuntamientos más importantes que se han sumado al ELAI son Cádiz, Badalona, Corvera y Santiago de Compostela, así como también la diputación provincial de Valencia. En tanto aunque Barcelona no se ha unido formalmente a la iniciativa, sí reconoce el derecho al boicot contra el estado judío.

Mapa de grupos afiliados al ELAI (Espacio Libre de Apartheid Israelí)

La mayoría de las alcaldías que apoyan la medida son controlados por miembros de Podemos e Izquierda Unida (juntos conforman la coalición Unidas Podemos), aunque algunos también están bajo el control del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e incluso de partidos más pequeños como Candidatura de Unidad Popular (CUP) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Relegada durante años como fuerza minoritaria de izquierda radical, Podemos accedió este año al gobierno de España al entrar en coalición con el PSOE, que no contaba con suficientes bancas en el parlamento para designar a Pedro Sánchez como presidente, por lo que debió sellar una alianza.

“Lejos de ser un caso aislado, sumar a las instituciones públicas que gobiernan al boicot contra Israel y los israelíes que impulsa el BDS ha sido una política habitual del partido del vicepresidente segundo del Gobierno de España”, expresó el lunes la asociación española Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), en referencia al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Iglesias ha criticado numerosas veces al estado de Israel, la última vez en 2018 cuando calificó al país de “criminal” e “ilegal” durante una entrevista en la cadena RTVE. En esa intervención también habló por primera vez de una presunta “política de apartheid”, similar a la utilizada en el pasado por Sudáfrica, que sería aplicada por Israel contra los palestinos, citando el lenguaje del BDS.

Los responsables de la versión española de la campaña BDS, una de las filiales más fuertes del movimiento, aseguran que con la medida buscan “apoyar la creación, en nuestros barrios, pueblos y ciudades, de espacios comerciales, culturales, políticos, deportivos, académicos y sociales del estado español que se niegan a colaborar con —o apoyar por pasiva— el sistema colonial y de apartheid israelí”.

“En el centro del problema está el sionismo: el proyecto político de construcción de un estado exclusivo para personas judías en Palestina que, desde sus inicios, se desarrolla mediante la ocupación y colonización de territorios palestinos, la separación de los colonos judíos de la población palestina autóctona, la expulsión de esta población fuera de Palestina, o bien su subyugación y su eliminación física”, continua el comunicado.

“El sionismo define a Israel como un estado que sirve a una parte de su ciudadanía (en contra de otra) y vincula de manera ilusoria y directa la construcción de Israel a la destrucción del pueblo palestino”, agrega.

En respuesta a estas medidas y estas definiciones, ACOM ha realizado numerosas denuncias por discriminación en tribunales españoles, recibiendo varias sentencias favorables

“Los juzgados nos han dado la razón y es que los textos son vinculantes, por lo que tienen efectos prácticos y son discriminatorios y vulneran el artículo 14 de la Constitución Española”, indicaron representantes de ACOM, en referencia al artículo que establece la igualdad de los españoles ante la ley

“Como en la mayoría de los casos, la moción para sumarse al boicot contra Israel había sido presentada por Podemos y recibió el voto a favor de sus socios del PSOE”, explicó ACOM en su página web.

Reproduccion autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni