-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Si una persona mantiene constantemente su mente concentrada en hacer obras de bien, estará libre de pensamientos que lo conduzcan a la tristeza "   Rabí Pinjas de Koretz

PSOE y MÉS rechazan en Mallorca una moción en recuerdo de las víctimas del Holocausto

La presidenta del Consell de Mallorca y varios diputados se rieron de los representantes de Vox cuando decidieron abandonar el pleno tras la votación

El tripartito que gobierna en el Consell de Mallorca rechazó este jueves una moción que había presentado Vox «en recuerdo y honra a las víctimas del Holocausto». El PSOE y MÉS votaron en contra de dicha moción sólo porque la había presentado Vox, según reconocieron, no porque estuvieran en desacuerdo con su contenido. Por su parte, Unidas Podemos, que también desestimó la iniciativa, vio algunos puntos positivos en la moción, aunque los consideró insuficientes.

La propuesta constaba de dos puntos. En el primero, se instaba al Consell a «recordar a todas las personas que sufrieron persecución en campos de concentración y exterminio nazis; en especial a la comunidad judía, a los católicos, disidentes políticos, personas de etnia gitana y homosexuales objeto de persecución y muerte». En el segundo punto se instaba a la institución insular a expresar su «reconocimiento y recuerdo para todos aquellos que supieron ver la barbarie y con sus limitados medios lucharon por proteger a los judíos perseguidos o por su liberación, aun asumiendo enormes riesgos personales».

La moción había sido defendida por el portavoz de Vox, Pedro Bestard, quien tras las críticas recibidas anunció justo después de la votación que su partido había decidido abandonar el pleno. «Después de ver que nosotros somos los “radicales”, nos levantamos y nos vamos del pleno», señaló Bestard. En ese momento, la presidenta del Consell, la socialista Catalina Cladera, afirmó, en tono irónico: «Lo que consideréis oportuno, es una manera de acabar pronto el pleno». Mientras eso sucedía, la vicepresidenta de la institución insular, Bel Busquets, de MÉS, y otros diputados del tripartito se burlaron de esa marcha.

El portavoz de MÉS, Guillem Balboa, indicó que «el mismo partido» que «se alimenta de individuos» de entidades «protofascistas y neonazis» tiene «las narices de venir hoy con esta moción y esperar que nos la traguemos». Balboa calificó a Vox de «extrema derecha» y recalcó que «desde nuestro punto de vista, votar a favor de esta moción es un insulto a la memoria de los 11 millones de víctimas del nazismo». Citando al sindicalista anarquista Buenaventura Durruti, apostilló que «al fascismo no se le discute, se le destruye». En la misma línea se expresó la representante del PSOE Lorena Oliver, quien acusó a Vox de «un cinismo que pensamos que no tiene límites» y de querer hacer «chantaje emocional» a los diputados insulares con su moción. «No nos creemos lo que dicen, no son creíbles», concluyó.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos, Magdalena Gelabert, lamentó que Vox no hubiera intentado buscar un acuerdo previo con el resto de formaciones para presentar una declaración institucional conjunta. «Me parece bien que, a diferencia de sus compañeros de otras regiones, acepten la inclusión de las víctimas homosexuales, a pesar de que deberían referirse a este colectivo como víctimas LGTBI», indicó. Gelabert añadió que también había echado en falta en la moción una referencia explícita a «los 4.427 españoles que murieron en los campos de concentración». En cualquier caso, invitó a Vox a intentar buscar un acuerdo consensuado en un futuro. «Si son sinceros, siempre nos encontrarán con la mano tendida», apostilló.

Desde la oposición, Oswaldo Cifre, de Cs, señaló que votaría a favor de la moción de Vox, aunque «con cierta incomodidad», porque a su juicio suponía «una maniobra de lavado de cara que están llevando a cabo después de que algunos de sus compañeros, en particular los del Ayuntamiento de Valencia, se pusieran más estupendos de lo que nos tienen ya acostumbrados». Posteriormente, el portavoz del PP, Llorenç Galmés, anunció que también votaría «sí» a la citada moción. Al mismo tiempo, propuso que con vistas ya al próximo pleno, se intente aprobar una declaración institucional por parte de todos los partidos en memoria de las víctimas del Holocausto. Por lo que respecta al partido nacionalista de centro Proposta per les Illes (PI), que no intervino en el debate, se abstuvo en la votación.

Fuente: ABC

 

Mostrar más