-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Ni quietas ni calladas, avanzadas

La Organización Sionista Mundial de mujeres WIZO cumplió cien años y los celebró con un gran evento en Israel. Radio Jai dialogó con la ex presidente de OSFA, Argentina, Nicole Kovalivker quien recibió una distinción por su tarea y liderazgo.

Las mujeres de la comunidad judía no esperaron a que la cuestión de género sea un objetivo del milenio, tampoco las difíciles condiciones previas al nacimiento del Estado de Israel permitían dilatar la acción, no había tiempo para pensar necesidades, estaban a la vista y urgía poner manos a la obra.

Nicole Kovalivker comenta que la organización surgió como una reacción al hecho de que, cien años hacia atrás, no había representantes femeninas en el comité de la Organización Sionista Mundial. Tuvieron que soplar muchos vientos a favor (como el movimiento de las sufragistas) y enfrentar muchos en contra, pero la tarea fue evolucionando con el tiempo y ya sesenta generaciones de mujeres se sucedieron paulatinamente en la organización.

Al día de hoy contamos doscientas cincuenta mil socias relata Nicole sin disimular su satisfacción.

Cómo no habría de hacerlo si a la conferencia de los cien años que se celebró entre el 19 y el 23 de Enero, asistieron unas mil mujeres representantes de WIZO, provenientes de diferentes lugares del mundo para reunirse todas en Israel, ya que hoy es su organización social más grande y dedicada a promover la promoción, la educación e incrementar el bienestar de las poblaciones desfavorecidas.

“Llegar a la cima es fantástico, pero la escalada también es una aventura”.

Bien que lo habrá sabido Ada Yonath, la primera israelí en alcanzar el Nobel debido a sus investigaciones de la estructura del ribosoma.

Y justamente como una gran estructura a nivel mundial de mujeres muy capaces, “con polenta, con convicción” como dice Nicole y que, en los albores de la historia de Israel vio las necesidades imperiosas de las mujeres pioneras y contribuyó a construir junto a otros, inclusive hombres de la talla de Chaim Weizman, una escuela donde se impartían conocimientos de agricultura, de higiene y de economía doméstica,  para darle “un toque de hogar, al futuro hogar judío que fue Israel”.

En Argentina, OSFA (organización sionista femenina de Argentina) tiene sedes en Buenos Aires y además regionales en Córdoba, Tucumán, Mendoza, Rosario y cada una trata de componer un discurso contra el antisemitismo y multiplicar la luz de Israel. “En WIZO tenemos una pulsión privilegiada para loar la luz de Israel”, dice Kovalivker.

En Córdoba trabajan con escuelas de sordo-mudos, se trabaja asimismo con la escuela Montessori, en Tucumán con el instituto materno infantil. En Buenos Aires se ayuda a la orquesta infanto-juvenil Retiro, compuesta por doscientos chicos y se otorgan becas, se donan instrumentos musicales,  además de organizarse conciertos.

Se le pregunta a Nicole Kovalivker desde su calidad de vocal en la comisión directiva de la DAIA, por qué no hay muchas mujeres dirigentes en las instituciones judías. Nicole asegura que hay mujeres con fuerte compromiso ideológico, con deseos de participar y donar tiempo y energía pero quizás no lo suficiente y se necesitan más con esas características. También asume que falta “Deber de Género”, como suele decirlo “Lilita” Carrió a quien cita Kovalivker, explicando que las mujeres que ocupan espacios de poder y de representación deben impulsar a la unión de todas las demás para poder imponerse en las conquistas.

Para cerrar, la dirigente hace hincapié en la diversidad de actividades culturales y sociales que realiza la OSFA e invita a todos, mujeres y hombres, sean o no de la colectividad judía a acercarse a la institución para disfrutar de las mismas.

Para contactarse con OSFA-WIZO, pueden hacerlo a través de Internet, por email o a través de la página de Facebook.

La WIZO representa la organización social más grande de Israel, que trabaja para promover la condición de la mujer, educar a los niños y los jóvenes y mejorar el bienestar de las poblaciones desfavorecidas.

Por Gabriela Fernández Rosman para Radio Jai.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni