Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

El antisemitismo es una preocupación para todos los franceses

Cada año, el Ministerio del Interior publica el número de actos antisemitas registrados en Francia. Cada año, durante casi veinte años, la observación ha sido abrumadora: la violencia ha aumentado constantemente en nuestro país, sin caer nunca por debajo de la barra de 350 actos antisemitas por año desde principios de la década del 2000. Peor aún, el número de actos antisemitas (541) aumentó en un 73% en 2018, y en un 76% en la primera mitad de 2019 en comparación con la primera mitad de 2018.

 

Ante estas estadísticas preocupantes, que sin embargo subestiman la realidad, el número de quejas de las víctimas de un acto antisemita que representa solo la punta del iceberg, el American Jewish Committee (AJC) y la Foundation for Political Innovation (FPI) han diseñado y llevado a cabo conjuntamente la encuesta “Radiografía del antisemitismo en Francia “, administrado por IFOP. Esta encuesta sin precedentes se basa en la observación de dos muestras: la primera, representativa de personas francesas de fe o cultura judía de 18 años o más (505 personas); el segundo, representante de la población nacional de 18 años y más (1.027 personas).

Según nuestro estudio, casi las tres cuartas partes (70%) de los judíos franceses informan haber sido víctimas de al menos un acto antisemita. Los jóvenes son los más afectados: el 84% de los jóvenes de entre 18 y 24 años han experimentado al menos un acto antisemita. Este miedo a la vida cotidiana no solo se explica por el asesinato de Ilan Halimi en 2006, por el asesinato de la escuela Ozar Hatorah en Toulouse por Mohammed Merah en 2012, o por el Hiper Cacher de la puerta de Vincennes en 2015, o incluso por la profanación de los cementerios judíos. La otra realidad es que el antisemitismo ataca en todas partes y en cualquier momento: en la calle (el 59% de las víctimas afirman haber sido atacadas allí), en las escuelas (54%) o en el lugar de trabajo (46%). Si bien los judíos franceses representan menos del 1 por ciento de la población francesa, solo ellos son el blanco de más del 50 por ciento de la violencia racista.

Con el regreso de los prejuicios odiosos, nuestros compatriotas judíos se han dado cuenta de que una amenaza se cierne sobre ellos casi permanentemente, lo que los lleva a adoptar estrategias para evitarlas o hacerlas invisibles. Por lo tanto, un tercio de ellos se abstiene de mostrar símbolos, como mezuzá (37% y 47% para judíos franceses que han sido víctimas de al menos un acto antisemita) o un estilo de vestimenta que expresa su pertenencia a la cultura judía (33% y 40%). El miedo a provocar animosidad si no violencia debido a la identidad de uno es tan generalizado que “uno prefiere ir de incógnito”.

Más allá de las manifestaciones materiales, varios judíos franceses, ya sean practicantes, tradicionalistas o incluso seculares, han adoptado ciertos comportamientos. Una cuarta parte (25%) de ellos dicen que ya se han abstenido de revelar su religión en el lugar de trabajo. Uno podría pensar que la religión no necesita ser mencionada en el lugar de trabajo, pero, aparte del hecho de que de hecho está presente, y probablemente cada vez más, la razón por la cual los judíos franceses ocultan su membresía es menos el deseo de discreción que el miedo a reacciones hostiles o incluso agresivas. También son estos jóvenes los que evitan ciertas conversaciones telefónicas en público o prefieren no responder ciertas preguntas de un transeúnte por temor a provocar una reacción hostil.

Pero nuestro estudio tiene al menos una nota positiva. Para el 73% de los franceses encuestados, y con todas las características tomadas en conjunto, el antisemitismo no se percibe como el problema de la comunidad judía sino como el problema de la sociedad francesa en su conjunto. La Fundación para la Innovación Política (FPI) y el Comité Judío Americano (AJC) han estado trabajando durante años para aumentar esa conciencia.

 

Esta última lección debe comprometer a nuestros líderes políticos a una acción más ambiciosa en términos de los recursos dedicados a esta lucha, a mayor escala para que todos los territorios estén involucrados y más firmes, de modo que la ley existente se aplique plenamente. El antisemitismo de extrema derecha no ha desaparecido y el antisemitismo en la extrema izquierda ha resurgido en los últimos 20 años, pero es el antisemitismo islamista el que se está afirmando con más fuerza. Además, los miembros de la comunidad judía lo perciben como la principal causa del antisemitismo en Francia. En la opinión general, solo es superada por los viejos prejuicios antisemitas que quedan. Este es un punto esencial que deben abordar los involucrados en la lucha contra el antisemitismo para llevar a cabo acciones específicas dirigidas a cada una de las fuentes de este flagelo. Todavía no es demasiado tarde.

Por Victor Delage y Anne-Sophie Sebban-Bécache

Victor Delage es jefe de estudios en la Fundación para la Innovación Política (FPI) y Anne-Sophie Sebban-Bécache es, Directora del Comité Judío Americano en Francia (AJC Paris.)

Traducido por Alicia Weiss para Radio Jai con información de AJC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni