-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" La cultura de la modernidad líquida ya no tiene un populacho que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir. "   Zygmunt Bauman

Thiago Felstinsky y su familia lograron reunir a un grupo de investigadores para tratar una extraña enfermedad

Una vez más, lo que lograrán Thiago Felstinsky y su familia es algo que hasta hace un año parecía imposible. En 2019 se volvió famosa campaña que había impulsado para lograr que se investigue la distrofia muscular del gen FHL1, una enfermedad extrañísima que tiene muy pocas personas en el mundo: entre ellas Thiago y su mamá Vanessa Reiner.

Esa campaña rompió todos los esquema y lo que era un cuadro completamente desconocido en el país pasó a significar algo para muchísimas personas. Desde Messi hasta la ex vice presidente de la Nación se preocuparon por Thiago, y en octubre la Legislatura Porteña lo nombró joven destacado de la Ciudad.

Todo eso lo logró Thiago desde su silla, en la que parece calmo y pequeño pero es todo lo contrario, un adolescente cuyo músculos poco representan a su enorme espíritu.

“Quise contarle a la gente lo que me pasó a mí para que pueda servir a alguien para mejorar. Cuando estás con bronca hay que aprender a esperar, estar tranquilo, recalcular y no quedarte con lo malo y amargarte. Así, todo el tiempo. Y con mi familia, que es un orgullo tenerlos siempre a mi lado”, dijo Thiago.

¿Qué es la distrofia muscular del gen FHL1? Es una enfermedad poco frecuente que va consumiendo los músculos y sacando fuerza al cuerpo. Se le llama también “la caja de Pandora” porque se manifiesta de manera distinta en cada paciente. A Vanessa por ejemplo solo le afectó un brazo mientras que a Thiago le perjudicó todo el cuerpo.

No es la única “enfermedad rara” del mundo. Las enfermedades poco frecuentes son aquellas que presentan menos de 1 persona afectada por cada 2.000 habitantes, constituyen en su conjunto la problemática de unos 3.000.000 de argentinos, 60.000.000 de europeos y norteamericanos y unos 300.000.000 de seres humanos de todo el Mundo (existen unas 7.000 a 8.000 enfermedades raras; la distrofia muscular del Gen FHL1 es una de ellas).

Thiago y su mamá, Vanessa, durante estas vacaciones en la playa. Gracias a los esfuerzos de toda la familia, y al espíritu alegre de Thiago, pueden llevar una vida llena de emociones.

A pesar de todo, lejos de ser una familia debilitada, los Felstinsky son un usina de energía inagotable. Hernán, el padre de Thiago, junto a su mujer y sus dos hijos, está ocupando cada minuto de su vida para ayudar a Thiago a lograr aquel imposible del que hablamos al principio: que la enfermedad se investigue.

Como son muy pocos los casos en el mundo, pareciera ser poco rentable dedicar recursos a estudiarla. Entonces decidieron que iban a ser ellos mismos los que promovieran las investigaciones. Aunque claro, por los costos es imposible que esto pueda estar al alcance de una familia. Por eso, este encuentro en marzo, que se realizará en Buenos Aires con los mejores investigadores del mundo, será una oportunidad histórica para empresas que estén comprometidas con la realidad y quieran aportar a descubrir una cura.

“¿Qué le diría a alguien que piensa que es lógico no investigar porque son muy pocos casos en el mundo? Que si le estuviera pasando a ella, lo entendería. Pero no tengo nada de rencor con ellos. Si piensan distinto, bueno, que piensen lo que quieran. Para mí hay que investigar las enfermedades de todos para que todos podamos estar bien, ¿no?”, así responde Thiago a la peor cara de la realidad. Pero no solo así: también decidió cambiar el juego.

Thiago Felstinski junto a Diego “El Peque” Schwartzmanm, después de una charla motivacional que dio en el Centro Cultural de la Ciencia.

Venían trabajando en esto desde hace mucho y lo lograron: armar un workshop en la Argentina donde participen los mejores especialistas del mundo en la materia y comparan conocimiento para motorizar nuevamente los estudios.

“Que investigadores y médicos vengan a debatir y buscar soluciones es algo extraordinario. Es la primera vez que ocurrirá algo de este estilo y significa un logro gigante”, dice el consultor Alejandro Melamed, que acompaña a la familia en su lucha.

El evento se llamará FHL1 INTERNATIONAL CONSORTIUM WORKSHOP, y se realizará los días 30 y 31 de Marzo del 2020. Los objetivos del encuentro son:

1. Hacer un profundo relevamiento sobre el estado actual del conocimiento sobre las enfermedades provocadas por mutaciones en el gen FHL1 y su función natural.

2. Consolidar base de datos de pacientes en un registro internacional con plataformas que permitan construir la historia natural de la enfermedad.

3. Hacer un relevamiento de las herramientas biológicas existentes para el estudio de estas mutaciones y sus posibles tratamientos y poner en marcha la creación de herramientas faltantes (modelos animales, modelos celulares, anticuerpos, etc.).

4. Discutir los posibles tratamientos de acuerdo a las características particulares del gen y experiencias terapéuticas ya avanzadas en otras enfermedades neuromusculares más frecuentes y mejor estudiadas. En base a ello, establecer un plan de acción para el testeo pre-clínico de las posibles terapias con potencial para un traslado a tratamientos reales para los individuos afectados por mutaciones del gen FHL1.

5. Involucrar la voz de los pacientes, que cobra una importancia altamente relevante y por ende, su participación en este workshop será fundamental.

El evento será en el Conicet en Buenos Aires y reunirá entre 9 y 12 integrantes del Consorcio Internacional para el estudio de las enfermedades por mutaciones del gen FHL1; y de 8 a 12 investigadores y médicos residentes en Argentina (quienes podrían integrarse al consorcio) y al menos 2 pacientes y/o familiares de los individuos afectados.

La gran dificultad, por supuesto, es económica. A pesar del esfuerzo permanente de Thiago y su familia, todavía necesitan apoyo de empresas, organismos o particulares que quieran aportar a la concreción del evento. Básicamente, gente que tenga la suficiente sensibilidad para apostar a una empresa titánica como es el estudiar algo que no dejará millones, pero salvará vidas.

Tal como expresan ellos: “Este workshop pretende desarrollar dicha cooperación internacional indispensable para investigar el gen FHL1. Pero además, teniendo en cuenta la ‘viralización’ mediática de este caso, esperamos pueda servir como ejemplo para otras enfermedades poco frecuentes y las millones de personas afectadas y atrapadas en esa sensación de aislamiento e incomprensión”.

Con información de Infobae.

Mostrar más