-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" En cada generación uno debe verse asimismo como si estuviera saliendo de Egipto "   

“Tenemos una tradición lamentable en el tema inflacionario”

Apenas superado por las monedas de Venezuela (200.000%) y de Zimbabwe (161,8%), el peso argentino es el billete que perdió más poder adquisitivo en el mundo el año pasado, tras conocerse que la inflación fue del 53,8% en 2019. El economista Alexis Dritsos comentó sobre la situación de Argentina:

“Tenemos una tradición lamentable en el tema inflacionario. Países con ideologías distintas, han podido consensuar medidas concretas para terminar con la inflación. En Argentina no sucede”, explicó Dritsos y agregó que hay múltiples causas que generan la permanente inflación. “No es solo monetario tal como planteaba el gobierno anterior”.

Argentina vive con las “recetas equivocadas”, ilustra el economista. Las condiciones siempre son atípicas para la región lo cual, sumado a que a lo largo de toda la historia argentina hubo devaluaciones furiosas, llevaron a la desconfianza en la moneda local y analizar todo desde el dolar. “Incluso los comerciantes pequeños miden ganancias en dolares”, se alarma Dritsos. “Cuando el dolar escala por las devaluaciones, empuja todos los precios de la economía. Esto no ocurre en otros países. Ademas, en Argentina tenemos expectativas inflacionarias. Como hay expectativas inflacionarias, tanto productores como consumidores, nos comportamos de tal manera que se retroalimenta el fenómeno inflacionario”.

Por último, el especialista en economía considera que “la altísima concentración de pocas empresas, principalmente de alimentos y productos de primera necesidad, como supermercados, que concentran el mercado, resulta en poca competencia, poca información. Los factores se conjugan de una manera negativa con gobiernos muy poco proclives en ser prolijos en el manejo de lo fiscal con emisión monetaria descontrolada”.

Considerando todos estos puntos, es inevitable que los rankings nos ubiquen constantemente en el podio de la alta inflación.

Ahora, ¿qué tiene el ADN argentino para que siempre caigamos en el mismo proceso cíclico de inflación?
Dritsos es claro: “Hay poco intento de consensuar políticas de estado entre los distintos sectores económicos. Creo que es central que en la arena política se deberían llegar a acuerdos, medidas que vayan en la misma dirección. Otros países lo han logrado”. Aunque pueda sonar utópico, es fundamental que los dirigentes políticos, de cualquier partido que sean, puedan sentarse a delinear puntos que perduren a a lo largo del tiempo. Este consenso apunta específicamente a alinear las distintas variables económicas para que confluyan en algo coherente.

Tomando de referencia el ranking, Argentina esta peor que países como Sudán con su crisis humanitaria o Irán con el bloqueo. La pregunta que surge ante cada nuevo gobierno es si logrará que Argentina salga de ese pésimo rendimiento. “Creo que el gobierno ha tomado medidas con la idea de frenar la inercia inflacionaria que venimos atravesando. Veremos qué resultados obtiene, porque si bien los precios siguen subiendo en enero, hay que ver al final del primer semestre”.

Argentina necesita un cambio estructural. No basta con medidas que frenen el problema actual y no brinden soluciones a futuro. “El congelamiento apunta a frenar la locura. Precios Cuidados es un punto de partida, pero es necesario llegar a acuerdos mayores”, sentencia Dritsos y alerta que “el gabinete actual está compuesto por CFK y Kicillof, quienes en su momento llevaron al país a una gran devaluación. Es curioso q los actores sean los mismos”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más